20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En una entrevista sobre su última película, el director aseguró que "a nadie le va a extrañar que haya drogas y mafiosos" en esta zona de Mallorca

La hostelería de Calviá indignada por las palabras del cineasta Hèctor Hernández sobre Magaluf

Hèctor Hernández.
Hèctor Hernández.
La nueva apuesta cinematográfica del director y guionista mallorquín Hèctor Hernández Vicens ha suscitado la indignación de la Asociación de Empresarios y Trabajadores de Calviá, que considera que el filme, que se acaba de rodar, "daña la imagen del municipio y de los locales, sin el permiso de los propietarios" y que las palabras del cineasta, que indicó en una entrevista que "en Magaluf a nadie le va a extrañar que haya drogas y mafiosos", son una ofensa para el sector.

Magaluf, fiesta, mafia, drogas y una historia de amistad. Son los ingredientes de la nueva apuesta cinematográfica de Hèctor Hernández Vicens, el director y guionista mallorquín que acaba de finalizar el rodaje de su segundo largometraje, Beach House. Una cinta que cuenta con Alberto Carbó, Francesc Colomer y Martí Atance en el reparto y que, pese a que todavía se encuentra en fase de postproducción, ya cuenta con sus primeros detractores. 

En concreto, la Asociación de Empresarios y Trabajadores de Calviá, EMYTRA, que ha manifestado a través de un comunicado su "hartazgo" ante lo que ellos consideran "una ofensa permanente por parte de personalidades y comentaristas sobre la localidad turística de Magaluf".

Diego Belmonte, presidente de la Asociación, considera que "el Ayuntamiento no debió facilitar el rodaje de una película donde se machaca la imagen de este destino y contribuye a una leyenda negra que choca contra la realidad y el esfuerzo de todos los que trabajamos en la oferta complementaria".

Una conclusión difícil de sacar teniendo en cuenta que el contenido de la película todavía no ha visto la luz. No obstante, según se extrae del comunicado de EMYTRA, han sido las palabras del director del largometraje en el diario Última Hora lo que ha generado la indignación del sector, y es que Hèctor Hernández ha asegurado que "en Magaluf a nadie le va a extrañar que haya drogas y mafiosos".

Fotograma de 'Beach Club'.

Por ello, desde esta asociación recuerdan que "no es la primera vez que hay un trato denigrante hacia esta zona, como en la primavera pasada cuando los medios hablaban de un 'Madrid convertido en Magaluf' como sinónimo de un lugar degradado y marginal" y solicitan que el alcalde "se posicione sobre estas declaraciones de Hèctor Hernández y que defienda la imagen de una marca que es muy importante para la economía de la zona" y que "no podrá remontar si siguen las continuas campañas de deterioro de la imagen del destino".

Asimismo, los empresarios y trabajadores de Calviá piden explicaciones al Consistorio por "permitir dañar la imagen del municipio y de los locales sin el permiso de los propietarios. Tendrían que haber presentado un proyecto de rodaje". A este respecto, los integrantes de EMYTRA aseguran que se estudiará lo sucedido y que los trabajadores de esta zona "tienen familia y principios y no pueden ser pisoteados sistemáticamente".

"Modelo enfocado al turismo de borrachera"

 

Beach House cuenta la historia de Xavi, un joven que pasa el verano de su vida en Mallorca con dos de sus mejores amigos, Isaac y Manu. Sin embargo, una vez allí, un viaje que prometía fiesta y diversión se acaba convirtiendo en su peor pesadilla, cuando se enamora de Natasha, una turista que resulta ser la novia de un mafioso ruso.

Tal y como ha explicado Hèctor Hernández en declaraciones a mundoplus.tv, la cinta, además, "trata temas como la falta de valor que se le da a la intimidad en las redes sociales y la falsa felicidad que se vende en ellas, en las que todo el mundo parece vivir dentro de un anuncio publicitario. También trata sobre la destrucción de la costa del Mediterráneo, con un modelo de negocio enfocado al turismo de borrachera, que ha convertido muchas de nuestras localidades en auténticos centros de ocio para hooligans descerebrados. Sin embargo, la película no pretende aleccionar a nadie, sino dar libertad a los personajes protagonistas para que tejan su propia historia".

COMPARTIR: