08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cómo rentabilizar tu negocio de hostelería en las cuatro estaciones del año gracias a la terraza

A los españoles nos gusta salir y estar fuera de casa. Lo que nadie puede afirmar es si es el clima benigno el que determina nuestra forma de ser o, por el contrario, es nuestro comportamiento el que se adapta al clima.

Sea de una forma u otra, la realidad es que hasta en los días más calurosos del verano o los más fríos del invierno, las calles de España se llenan de gente, para comprar, para pasear o para quedar con los amigos.

La terraza de un bar, lugar de encuentro

La gran oferta de hostelería también tiene mucho que decir. Nos encanta quedar con la familia, con los compañeros de trabajo, con los amigos…. Desde el “break” de la mañana en la jornada de trabajo, el café del mediodía, relajarnos después de una larga jornada laboral y, especialmente, disfrutar en fines de semana y festivos. En todos estos casos, restaurantes, bares y cafeterías son un punto de encuentro esencial donde damos rienda suelta a nuestra necesidad de socializar, y de todas las zonas de los establecimientos de hostelería, las preferidas para muchos, sin duda son las terrazas.

El hándicap de las terrazas está en la meteorología. No siempre podemos disfrutar de la temperatura de una agradable tarde de primavera. El calor y especialmente el frío, agravados en algunas zonas donde el clima puede ser algo más extremo, ha hecho que las terrazas fueran solo para el verano. Hasta ahora.

Acondicionar tu terraza para atraer y fidelizar a tus clientes

La solución ideal en el invierno son las estufas de gas. No solo proporcionan calor, también crean una ambientación que convierte a tu terraza en un lugar especial, con mucho encanto en el que poder disfrutar de tu tiempo de ocio.

En estos días de invierno, por ejemplo, prolegómeno de la Navidad, muchas terrazas en los centros de las principales ciudades lucen las mejores galas y en muchas horas disfrutan de un lleno absoluto precisamente gracias a las estufas de gas.

Con un mantenimiento escaso y de bajo coste convertimos nuestra terraza, cerrada antes durante casi todo el año en uno de los espacios más rentables de nuestro establecimiento y en un foco de atracción de clientes nacionales y hasta turistas.

Un caso parecido ocurre en zonas de mucho calor y humedad, ya sea constante o estacional. En este caso un neubilizador para terrazas de la máxima calidad que consiga rebajar la temperatura ambiente de forma importante es el elemento imprescindible.

Rentabiliza tu terraza

Creado un espacio óptimo en cuanto a temperatura y bienestar, la terraza se convierte en una oportunidad de mejora, siempre cuidando todos los detalles. Por ejemplo, la ambientación con música, donde sea posible, es un factor importante que atrae a clientes y que les mantiene más tiempo.

También es importante conferir de personalidad ese espacio tanto en el mobiliario. Puedes incluir, por ejemplo, sillones y pufs, diferenciando zonas, jugando con la decoración de plantas e incluso diferenciar ambientes si tienes una amplia terraza que te lo permita.

La iluminación también juega un papel fundamental. Puedes jugar tanto con la versatilidad que ahora consigues con la iluminación led, económica en su gasto y que permite conseguir una gama de colores diferente, que se adapte a nuestra decoración, como con otros aspectos más naturales como velas que dan calidez y relax a tus clientes tras un largo día de trabajo. Una calidez, que, por cierto, en invierno la puedes conseguir en todos los aspectos con tu estufa de gas.

En definitiva, con estufas de gas y neubilizadores, no solo consigues tener abierta tu terraza durante más tiempo, también es una oportunidad para crear una zona más atractiva para tus clientes y rentabilizar más y mejor tu negocio.

COMPARTIR: