28 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El gobierno de esta isla cree que es una “diplomacia tecnológica” y dijo que podría abrir las puertas a un mayor intercambio cultural entre naciones

La 'fiebre' por el Metaverso: Barbados, el primer país en abrir una Embajada en el mundo virtual de Marc Zuckerberg

Isla de Barbados
Isla de Barbados
La pequeña isla caribeña de Barbados ha extendido su alcance diplomático al mundo virtual, tras firmar un acuerdo con una plataforma basada en blockchain para establecer una embajada digital por primera vez para naciones soberanas.

El gobierno de Barbados firmó oficialmente el domingo un acuerdo para establecer una embajada digital en Decentraland, un entorno digital basado en Ethereum, propiedad de los usuarios, según informó CoinDesk, citando al Ministerio de Relaciones Exteriores y Comercio Exterior del país.

Según ha explicado dicho ministerio, la isla no quiere detener su expansión digital y está resolviendo detalles para acuerdos similares con otras plataformas de realidad virtual, incluidas Somnium Space y SuperWorld.

Cuando los funcionarios aprobaron por primera vez la embajada del metaverso en agosto, el Gobierno definió el proyecto como una forma de “diplomacia tecnológica” y afirmó que podría abrir las puertas a un mayor intercambio cultural con otras naciones. 

La apertura de la embajada, que se prevé para el mes de enero, convertirá a Barbados en el primer país del mundo en reconocer la "tierra soberana digital". Aunque la iniciativa aún se encuentra en una fase inicial y algo experimental, el Ejecutivo ha realizado otra serie de movimientos en el ámbito cibernético durante los últimos años, incluida la creación de un dólar de Barbados electrónico que llevó a cabo en 2016. Esta iniciativa fue encabezada por el actual embajador del país en los Emiratos Árabes Unidos, Gabriel Abed, quien también lidera los esfuerzos para establecer la embajada de metaverso.

“Las embajadas son el punto de partida para obtener una visa para ingresar a un país o para viajar sin visa. ¿Te imaginas cómo se vería eso virtualmente? ¿Y a dónde podría llevarte esa visa electrónica?", ha explicado Abed en una entrevista para CoinDesk.

Gabriel Abed | Foro Económico Mundial

Gabriel Abed.

Combinando elementos de las redes sociales y la realidad virtual, el concepto de 'metaverso' ha ganado popularidad de manera constante y está atrayendo el interés de las firmas de Big Tech. El mes pasado, Facebook anunció que cambiaría su nombre bajo una nueva empresa matriz, Meta, y buscaría expandirse al metaverso, mientras que docenas de otras firmas, incluidas Microsoft, Roblox y Nvidia, también buscan desarrollar software y hardware para impulsar el mundo digital.

¿Qué es el metaverso?

El metaverso, aseguró Zuckerberg en el evento anual de desarrolladores de su empresa, es la evolución lógica de la red, que no da más de sí. "Es llevar a Facebook al siguiente nivel. Hasta ahora, nuestra experiencia en el ciberespacio se limitaba a navegar en webs o manejar aplicaciones. El mundo digital existía en las pantallas de nuestros dispositivos; al despegar la mirada del móvil o el ordenador, ese mundo se apagaba. El metaverso es meterse en él. En un universo donde todo lo que veamos, oigamos y toquemos sea una experiencia de realidad virtual".

Es un gigantesco desafío tecnológico al que la compañía liga también su futuro financiero. Según Zuckerberg, este mundo paralelo moverá “centenares de miles de millones de dólares” en los próximos diez años

Meta (o Facebook) asegura que la tecnología que están desarrollando dará al entorno virtual del metaverso una verosimilitud suficiente como para que sintamos la comodidad de estar en un mundo paralelo. Y aprovechó para anunciar progresos en sus gafas de realidad virtual, capaces de leer las expresiones faciales de su portador y hacer que estas se muestren en el avatar (el personaje que lo representa en ese mundo virtual).

El fundador de Facebook mostró algunas de las pinceladas de este nuevo mundo en el que, una vez que el usuario se haya puesto las gafas especiales, entrará en un espacio de partida, su casa (Horizon Home), donde podrá interactuar con sus contactos. La conversación de un grupo de WhatsApp, por ejemplo, se podría llevar al sofá de ese hogar virtual, con los avatares de los miembros del grupo sentados o desplazándose por la sala.

El siguiente nivel, Horizon World, constará de espacios adicionales que serán desarrollados por las empresas que quieran embarcarse en el proyecto. Por ejemplo, una sala de conciertos o un museo. También lugares donde comprar elementos de decoración y accesorios variados para ese mundo virtual (Horizon Marketplace) o una plataforma para poner en práctica el trabajo híbrido (Horizon Workrooms), entre otros. Las posibilidades, dice Zuckerberg, son casi infinitas.

Meta tiene también la intención de combinar el mundo real con el metaverso. Es decir, integrar elementos virtuales (por ejemplo, el holograma de la persona con la que estamos hablando) en el entorno real que estamos viendo. Eso se haría con otras gafas, en este caso de realidad aumentada.

COMPARTIR: