28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El primer espacio público de este tipo que se inaugura en España se encuentra en el municipio de Alcorcón

Surge en Madrid un nuevo “Club de masturbación grupal”, cada vez más en auge entre determinados colectivos

'Autoretrato desnudo' de Egon Schiele.
'Autoretrato desnudo' de Egon Schiele.
La masturbación en grupo cada vez es una práctica más popular entre quienes quieren experimentar de la sexualidad sin límites. Dejando a un lado los tabúes y los estereotipos que existen en torno a la sexualidad, sin distinciones de orientación sexual, condición física o estado sentimental, clubs como "Paja entre colegas" ofrecen un espacio seguro para la masturbación en comunidad.

Desde hace décadas, pero con auge en el inicio de los años noventa, existen en Estados Unidos los clubes de masturbación masculina, locales donde se fusiona la amistad y la sexualidad para quienes quieran disfrutar de su cuerpo y de los orgasmos de una forma diferente.

Quienes asisten a estos eventos no se caracterizan por una orientación sexual concreta, ya que acuden tanto hombres homosexuales, heterosexuales o bisexuales, todos con la misma finalidad: masturbarse en grupo.

Hombres adultos, pero sin establecer un rango de edad concreto, experimentan la masturbación solos, acompañados o mutuamente, disfrutando de la experiencia física y trascendental que le supone llegar al placer del orgasmo a través de la masturbación.

Estas dinámicas sexuales tienen lugar sin ninguna sustancia de por medio, sin el consumo de alcohol o drogas y, por otro lado, tampoco intervienen los juegos de poder o roles jerárquicos, como en las prácticas del BDSM (forma de experimentar la sexualidad donde también se concibe a la masturbación grupal).

Muchos de ellos tienen parejas, están casados o tienen familia, pero las personas  que acuden a estos clubs no consideran estos eventos como una infidelidad ya que el objetivo principal de estos espacios no es disfrutar del sexo con el otro, sino acompañado del otro. Es decir, están pensados para establecer un vínculo físico y místico con otros individuos

Los usuarios de estos locales afirman que "resulta una revolución para la masturbación masculina ya que disfrutar de la sexualidad en grupo resulta un tabú en la sociedad, un aspecto castigado por muchas instituciones religiosas o incluso calificado de enfermedad mental".

“Pajas entre colegas”

Así se denomina el espacio situado en el municipio de Alcorcón (Madrid), donde se puede disfrutar de la masturbación grupal. Según la propiedad, el club ofrece un entorno seguro, sano e íntimo, con una capacidad para 70 personas, donde divertirse sin límites de las conexiones interpersonales y físicas. "No se trata de un bar de ambiente, ni de un club de ocio nocturno, tan sólo se limita a su función principal, de ahí su nombre: Paja entre colegas", afirma su propietario.  

Estados Unidos fue el país pionero y tras él se unieron Reino Unido, Canadá y Ámsterdam. Ahora también se incorpora España.

Ahora bien, el club establece una serie de normas para el buen funcionamiento del establecimiento, una de ellas es que no se puede practicar sexo oral ni sexo anal, los usuarios han de limitarse únicamente a la masturbación, ya sea de forma individual o mutua. "Tampoco está permitido besarse para no romper con los límites de la amistad y cada miembro del club llevará una pulsera de colores diferenciados, lo que dará luz verde a otros miembros para saber si está dispuesto a la masturbación mutua, o prefiere realizarlo de forma individual", nos indican.

El local está perfectamente equipado para llevar a cabo esta actividad, con espacios cómodos, amplios e higiénicos, donde cuentan con pantallas donde se proyectan exclusivamente imágenes de hombres masturbándose.

Las actividades se establecen por sesiones de una duración aproximada de tres horas, cuya tarifa es de 20 euros al mes. Muchos de los integrantes del club, cuando terminan de experimentar su sexualidad, "se comparte amistad, se charla y se crea un buen ambiente de diálogo con el resto de asistentes", afirman algunos usuarios.

COMPARTIR: