23 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato denuncia que es una ilegalidad manifiesta y avisa de que si la empresa pública no cambia de criterio recurrirán a la vía legal

CSIF denuncia que Renfe pretende obligar a sus trabajadores de oficina a coger las vacaciones en agosto

Tren de Renfe
Tren de Renfe
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios denuncia que, desde la pasada semana, Renfe pretende obligar a sus trabajadores y trabajadoras de oficina a coger la mayoría de las vacaciones de verano en el mes de agosto. Desde CSIF expresan que es una ilegalidad, que nadie puede imponer la aceptación de esta propuesta y que de hacerlo vulneraría el estatuto de los trabajadores.

El sindicato CSIF, mediante un comunicado, denuncia que si Renfe impone a sus trabajadores y trabajadoras de oficina las vacaciones de verano en el mes de agosto, debe hacerlo de manera individual, formal y por escrito, y expresa que la empresa no lo hará porque sabe que está cometiendo una ilegalidad manifiesta y no quiere dejar constancia de la misma.

No hay nada, ni nadie, que pueda obligar a ningún trabajador del Grupo Renfe a elegir la mayor parte de sus vacaciones en un mes concreto, agosto en este caso, y, que dicho mes sea a elección de la empresa. Nunca puede ser obligatorio ni exigible. Y Renfe lo sabe” advierte CSIF en el escrito.

Claves para optar a 272 puestos de trabajo en Renfe como operador comercial

Trabajador de Renfe, al lado de un tren de esta compañía.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios explica que Renfe no lo puede exigir abiertamente, como una imposición directa. Y en el caso de hacerlo, cometería una ilegalidad que va contra la normativa de la empresa, en concreto, contra los artículos 243 y sucesivos del capítulo once del título VI, así como contra el Estatuto de los Trabajadores, artículo 38. 

Entre los motivos que aduce el sindicato, se encuentra, por ejemplo, que la medida no se ha acordado con la representación legal de los trabajadores ni, por tanto, ha sido sometido a una negociación a nivel de todos los Comités Provinciales y el CGE.

Tampoco se ha realizado, ni comunicado con la antelación temporal suficiente.  Lo que,  advierte el sindicato, atentaría directamente contra la conciliación familiar en cuanto a la planificación ya prevista. "¿Acaso las necesidades de los trabajadores no cuentan?" denuncian.

Asimismo, no se ha respetado el porcentaje del total de vacaciones que puede ser fijado por la empresa, y cuyo máximo se fija en el 50%, lo que supondría una minoración de los días en los que prima el criterio del trabajador.

Llamamiento de CSIF

Por todo lo anteriormente dicho CSIF hace un llamamiento general, en el que declara que ningún trabajador debe sentirse obligado a tener que programar sus vacaciones por una "supuesta necesidad" de la empresa pública, necesidad que "quiere enmascarar de exigencia pero que realmente es una irregularidad grave".

Además, indica que "todos los trabajadores deben sentirse plenamente libres a la hora de realizar su elección de las vacaciones" y que cualquier acción u omisión de los superiores o responsables directos "que vaya en contra de esta libertad, una vez puesta en conocimiento de este sindicato, tendrá su respuesta legal correspondiente".

"CSIF va a ejercer una labor activa de vigilancia y permanecerá alerta a la espera del desarrollo de los acontecimientos" concluye la nota.

COMPARTIR: