29 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La Oficina de Seguridad del Internauta advierte de algunos comportamientos que deben hacer sospechar al usuario antes de formalizar una reserva

Se disparan los posibles fraudes vacacionales: Estos son algunos consejos para descubrir el fraude

Llega el verano, el tiempo libre y las ganas de escaparse a algún destino para recargar pilas. Comienzan las vacaciones estivales y con ellas llegan las estafas. Muchos se encuentran con la sorpresa al llegar al apartamento reservado y encontrarse que ya estaba alquilado a otra persona, o que no es lo que se había contratado o, directamente, que la dirección no existe.

Cada vez son más las personas que gestionan por su cuenta el hospedaje utilizando las posibilidades que ofrece Internet para alquilar una casa o apartamento. Las ventajas y la comodidad que ofrece la Red son indiscutibles, pero hay que ser conscientes de que los riesgos también están ahí y puede salir caro si el usuario no está alerta.

Las estafas están a la orden del día. Así lo constata la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que ha advertido un aumento de las denuncias y reclamaciones desde que se ha generalizado el uso de plataformas de alquiler de viviendas vacacionales. Además, han observado cómo estos fraudes son cada vez más difíciles de detectar.

Entre los más comunes, se encuentra el pago por adelantado, de forma que ofrecen un servicio extra a cambio de que el interesado transfiera el dinero al margen de la plataforma donde se anuncia su vivienda y el ‘phishing’ (suplantación de identidad), en donde el estafador envía un correo electrónico o enlace que, a primera vista, parece de la plataforma utilizada o de otro sitio de confianza.

Estos mensajes tienen como objetivo engañar a la víctima, solicitándole información confidencial, como contraseñas u otras direcciones de correo electrónico. De esta forma, introducen un 'malware', es decir, un software malicioso que accede al equipo para hacerse con información confidencial.

Por esta razón, la Guardia Civil ha alertado en su perfil oficial de Twitter sobre estas estas estafas que, en pleno verano, viven su temporada alta y se hace eco de las pistas que enumera la Oficina de Seguridad del Internauta (organismo dependiente del Gobierno) para que el usuario pueda percatarse y anticiparse a la estafa. “En verano se multiplica la demanda de alquiler de viviendas para vacaciones y también lo hacen los fraudes en los anuncios de alquileres por Internet. No piques”, explica el mensaje en su red social.

Estas son las pistas que, según la Oficina de Seguridad del Internauta, deben hacer sospechar al usuario cuando busca un alquiler vacacional:

-Revisar todas las fotos al detalle: si hay pocas, de mala calidad o incluso robadas de otros sitios, es un claro indicio de que el alojamiento puede ser falso.

-Atención a la persona de contacto: hay que sospechar si da poca información sobre su identidad e intenta que el usuario se contacte por otra plataforma de comunicación o de pago.

-Cuidado con el precio: Si la cifra parece demasiado barata para ser cierta, es que probablemente no lo sea. "Los anuncios demasiado bonitos en zonas muy demandadas e imposibles de dejar escapar, suelen ser un fraude", detalla la OSI.

-Investiga: Conviene revisar bien que la web sea segura y si se repite el anuncio en otras páginas. Si este es el caso, hay que fijarse si el arrendatario es el mismo siempre o cambia su identidad.

Además, el agente Roberto Mañá, del grupo de Estafas de la Comisaría de Móstoles dio en la Cadena SER algunos consejos de cómo saber si se trata de una estafa o no.

Según el agente con dos preguntas se puede intuir si puede ser una estafa: lo primero que podemos hacer es solicitar a algún familiar o amigo que se ponga en contacto para saber si le vuelven a ofrecer la misma fecha e incluso, comentar que alguien se va a pasar por el apartamento y si ponen muchos problemas, no confiar.

Y por otra parte, destacó que hay que desconfiar de los grandes "chollos", y buscar qué precio tienen el resto de los apartamentos de la zona para hacer la comparativa.

COMPARTIR: