28 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Si la lava llega al mar el 'choque' térmico provocará que aparezcan cristales lanzados como proyectiles", asegura el Jefe de Detección Sismográfica

Juan Rueda, geólogo IGN: "No podemos establecer cuándo acabará el volcán de La Palma, pero podrían ser treinta días"

Volcán de La Palma.
Volcán de La Palma.
La erupción del volcán de La Palma se ha convertido en uno de los asuntos que más preocupados tiene a los españoles. Elcierredigital.com entrevista a Juan Rueda, jefe del servicio de Detección Sismográfica de Instituto Geográfico Nacional (IGN), sobre qué puede suceder y cuándo terminarán estos acontecimientos incontrolables de la naturaleza. "No podemos establecer cuándo acabará el volcán de La Palma, pero podrían ser treinta días", asegura cuando ayer fue arrasada la iglesia de Todoque.

Todas las miradas del país siguen puestas en el volcán de La Palma. La incertidumbre se ha convertido en el sentimiento más común. El ritmo de vida actual, en el que queremos tenerlo todo controlado, nos hace alterarnos cuando no lo conseguimos. La erupción de un volcán es un ejemplo. En Elcierredigital.com entrevistamos a Juan Rueda, jefe del servicio de Detección Sismográfica de Instituto Geográfico Nacional (IGN). 

- ¿Qué puede ocurrir si la lava del volcán llega al mar?

- Uno de los peligros es que la lava tenga contacto con el mar. Las autoridades van cerrando la zona de exposición según va avanzando. Cuando la lava llega al agua, se producen una serie de fenómenos peligrosos. La lava está a 1.000 grados y el agua salada a 20 grados, ese 'choque' térmico produce cristales que son lanzados como proyectiles y nubes de vapor muy peligrosas para la gente que está cerca. La persona que falleció por la erupción de 1971 fue por eso. Era un marinero que se acercó al mar y los vapores tóxicos acabaron con su vida. 

- Se está hablando mucho de que el volcán puede acabar con parte de la isla. ¿Es esto cierto?

- Estamos hablando de que la colada de lava ha cubierto 300 hectáreas, eso no es nada. Las imágenes son escandalosas, pero no es tanta la superficie afectada. Todas las islas Canarias están sobre terreno meteorizado. Lo más normal es que con el área concreta afectada se decida protegerla medioambientalmente como ocurrió con el terreno de Timanfaya. Lo terrible son las 6.000 personas que han sido evacuadas de sus casas.  

- ¿Está planeado actuar ante algo así?

- Totalmente, está planeado. En el momento en que se declare zona catastrófica  habrá ayudas y créditos. Pertenezco a la parte científica, no a la política, pero está claro que no se puede dejar a esa gente estacada.  

Geomática UPM (@GeomaticaUPM) | Twitter

Juan Rueda, jefe de Detección Sismográfica del ING.

- ¿Ha habido falta de previsión?

- Para nada. El Instituto Geográfico Nacional sabía que en La Palma se estaba produciendo una reactivación. Eso no quiere decir que vaya a haber una erupción y mucho menos que se sepa cuando va a pasar. 

- ¿Cuándo acabarán las erupciones? 

- La lógica indica que esta erupción se va a comportar como las anteriores ocurridas en 1971 y en 1949 y se prevé que dure unos treinta días, pero tampoco lo podemos establecer. Podríamos empezar a considerar el final cuando la deformación de la isla revierta. Eso todavía no se está produciendo. No está disminuyendo de una forma grave. 

- Imagino que los protocolos con respecto a la anterior erupción son completamente distintos. 

- Es lógico, han cambiado drásticamente. Sólo hay que pensar en quiénes éramos hace medio siglo y quiénes somos ahora. La capacidad de monitorización sísmica era casi nula. Sólo había un centro de control en Santa Cruz de Tenerife. Ahora, sólo en La Palma hay varios. 

- ¿Existe la posibilidad de que algo así suceda con volcanes de la Península?

- Es complicado que pase. En la Península hay algunas áreas de origen volcánico, pero sólo están activas las de La Garrocha y de Campo de Calatrava. Pero hablamos de un volcanismo muy antiguo. El riesgo volcánico en España realmente está sólo en Canarias. Consideramos que un volcán está activo cuando hace menos de diez mil años que tiene síntomas de activación. Los citados en la Península están al límite pero, insisto, sólo se considera zona de riesgo volcánico en nuestro país al archipiélago canario.

COMPARTIR: