05 de diciembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El saldo máximo con el que bonifica a sus titulares pasa en menos de un año de 15.000 euros a solo 1.000

Nuevo varapalo al Santander: Los clientes culpan a Ana P. Botín de reducirles drásticamente sus retribuciones en la cuenta 123

Es el segundo movimiento que realiza la entidad de Ana Patricia Botín en contra de sus clientes de esta cuenta. Si hasta diciembre pagaba intereses hasta 10.000 euros de saldo, en menos de un año lo ha reducido una quinceava parte

Nadie debería sorprenderse, pero aún así, decenas de mensajes inundan las redes sociales indignados tras el último movimiento de Ana Patricia Botín de limitar la rentabilidad de su producto estrella, la Cuenta 123. Y es que, su difunto padre, Emilio Botín, hizo lo mismo. Puso unas buenas condiciones no contractuales a su programa de captación de clientes “Queremos ser tu banco” y cuando consiguió un elevado número de clientes acabó con buena parte de sus ventajas. La historia se repite con la Cuenta 123 producto que Ana Patricia Botín importó de su filial en el Reino Unido (y que ella presidió durante muchos años), pero con una gran diferencia. Esta cuenta no es gratuita para los clientes por lo que para ser rentable necesita de una remuneración que ahora recorta. 

La coartada de los bajos tipos de interés

En un momento en el que el Euribor a 12 meses empieza a crecer anticipando una subida de tipos, Ana Patricia Botín se excusa en un “escenario de bajos tipos” para rebajar el tramo que remunera en la Cuenta 123 de 6.000 a 1.000 euros. "En un entorno en el que los tipos de interés continúan en negativo desde hace más de 24 meses, el banco mejora sus hipotecas y, aunque mantiene la remuneración del 3% en su Cuenta 1,2,3 y la bonificación de recibos (hasta 110 euros mensuales), se adapta a las condiciones del mercado", han señalado en un comunicado.

La decisión además llega después de que en mayo el Banco Santander decidiera rebajar este saldo a remunerar de 10.000 a 6.000 euros, y de que ya el pasado mes de diciembre recortara de 15.000 a 10.000 euros la cuantía límite a remunerar. Ahora el Santander paga un 3% anual pero solo por 1.000 euros; es decir, usted puede tener 15.000 euros en la cuenta y todo el interés que recibirá serán 30 euros al año, 24,3 euros tras pagar impuestos.

Pagar menos y cobrar más

Lo que si ha ido realizando Banco Santander es elevar el coste a sus clientes. En diciembre de 2016 les obligo a tener una tarjeta de crédito y darle uso al menos una vez al trimestre para abonar compras en comercios si querían seguir beneficiándose de las ventajas de la cuenta 123. La inclusión de este medio de pago llevaba aparejado una comisión de 3 euros al mes que se sumaba a los 3 euros mensuales habituales que devenga la cuenta. Ahora el cliente paga a 72 euros al año, por una cuenta que siempre que tengas 1.000 euros al mes de saldo genera poco más de 24,3 euros en beneficios. El resto se consigue por la devolución de recibos; es decir, vinculándose mucho con la entidad financiera.

Las cuentas parecen muy poco beneficiosas para el cliente pero muy rentables para el banco.

COMPARTIR: