18 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Mundosenior ya tiene los viajes de las islas y del interior, pero ha presentado un recurso por la adjudicación de las zonas de la costa peninsular

La guerra por el dinero del Imserso: El grupo de Juan José Hidalgo quiere quedarse con todos los lotes de viajes

Juan José Hidalgo (derecha), dueño de Globalia, junto a su hijo Javier Hidalgo, CEO de la empresa turística
Juan José Hidalgo (derecha), dueño de Globalia, junto a su hijo Javier Hidalgo, CEO de la empresa turística
Globalia, el grupo del empresario Juan José Hidalgo que junto a Barceló forman la UTE Mundosenior, no se conforma con el lote de viajes del Imserso que se corresponde con las islas Canarias y Baleares y el interior. Ha recurrido la adjudicación de los viajes de los pensionistas a las costas de la península que pertenece actualmente a Mundiplan (Iberia, Alsa y IAG7). Hidalgo genera así un nuevo conflicto de competencias que podría afectar a más de 300 hoteles de toda España.

La guerra entre Globalia e Iberia por el control de los viajes del Imserso se intensifica por momentos. Tras la adjudicación de los viajes a destinos de sol y playa a Mundiplan (Iberia, Alsa e IAG7) por parte de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, la otra empresa turística en la pugna, Mundosenior (Globalia y Barceló), ha recurrido la exclusión de su oferta para una de las mejores partes del pastel.

El pasado 2 de agosto el Gobierno adjudicó el lote uno de viajes, que incluye las costas peninsulares, a la UTE (Unión Temporal de Empresas) que lidera Iberia y los lotes dos y tres a la UTE de Globalia, de la que es dueño el empresario salmantino Juan José Hidalgo, que supone las islas Canarias y Baleares y el turismo del interior de la península.

globalia

Mundosenior (Globalia y Barceló) tiene adjudicado el lote de viajes de los destinos de costa y del interior de la península

Tradicionalmente era Mundiplan quien se llevaba estas adjudicaciones, mientras que Mundosenior (de Globalia y Barceló) siempre obtenía las costas, pero este año las cosas han cambiado. Sorpresivamente, Juan José Hidalgo se abre así un nuevo frente al recurrir la adjudicación de las zonas de costa, a pesar de contar con los viajes a unos destinos no poco codiciados y aprovechables económicamente como lo son las islas en temporada baja.

El conflicto comenzó este 26 de agosto, cuando Mundosenior impugnó la concesión de los viajes de los pensionistas para la temporada 2019-2020. Concretamente los de costa y lo hizo en la fecha límite para la presentación de recursos. Ahora, Mundiplan tiene en su mano presentar alegaciones en esta cuestión, cuyo plazo finaliza el 13 de septiembre y dilatar la problemática en el tiempo, además de poder recurrir a su vez los lotes dos y tres adjudicados a Mundosenior.

La situación de crisis ha creado alarma en el sector hotelero, ya que, hasta 300 hoteles de toda España, con 900.000 plazas, participan en estos viajes. Así lo ha anunciado este martes la Confedereación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) tras celebrar una reunión urgente al conocer el recurso de Mundiplan. Este organismo ha exigido al Gobierno que actúe con inmediatez ante el “caos” del Imserso y la “nefasta gestión” que puede suponer un retraso en los viajes, que deberían empezar a venderse a finales de agosto y comenzar a realizarse en octubre.

En este sentido, los hoteleros estiman que puedan ponerse en marcha "ya entrados en 2020, pero sin ninguna garantía ni seguridad" y califican la situación como “todavía peor” que en 2015, cuando los viajes sufrieron también retrasos por los recursos entre empresas adjudicatarias.

iberia

La aerolínea Iberia, que forma parte de la UTE Mundiplan, podría recurrir la adjudicación del lote uno a Mundosenior

Pero el problema no solo lo sufre el sector hotelero, sino que los restaurantes y comercios de los destinos incluidos en los lotes también temen los efectos de los retrasos por la guerra entre las empresas turísticas. Así, los hosteleros de Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana (Hosbec) creen que esta situación “caótica” puede afectar a unos 60 establecimientos de la región, y a entre 2.500 y 3.000 trabajadores.

Por su parte, el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez lanzó este martes un mensaje de tranquilidad a los pensionistas que se benefician de los viajes del Imserso y también a los hoteleros de los principales destinos, preocupados por el impacto que puede tener en su negocio un retraso en los viajes, previstos para octubre.

“El Gobierno trabaja desde el primer momento para que los viajes del Imserso se desarrollen en tiempo y forma”, señaló la ministra de Industria y Turismo en funciones, Reyes Maroto y añadió que también que se valorarán los motivos del recurso presentado por Mundosenior, pero que “hay que tener tranquilidad” porque los pliegos “cumplen con la legalidad”.

Los problemas de Globalia

La importancia del concurso del Imserso para Globalia es vital en estos momentos. Se trata de un momento muy delicado para la compañía, que no ha sabido ni aprovechar los buenos años del turismo ni afrontar el reto de rentabilizar su agencia de viajes en pleno auge de la venta de paquetes online.

Asimismo, la imposibilidad de repatriar los fondos procedentes de la venta de billetes en Venezuela eleva la deuda del Gobierno de Maduro con Globalia hasta unos 200 millones de dólares. Curiosamente, el ex presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero está actuando como intermediario para que la empresa de los Hidalgo pueda recuperar estos fondos.

juan-jose-hidalgo-globalia

Juan José Hidalgo, dueño de Globalia

Este no es el único "enemigo" que se ha ganado Globalia. Hace unos meses Juan José Hidalgo, presidente y máximo accionista de Globalia cargó duramente contra los hoteleros, que ahora ven con preocupación el conflicto entre los grupos empresariales turísticos que se disputan los viajes. “El hotelero que no quiera participar en el Imserso que cierre y deje a su personal en paro todo el invierno, a nadie se le obliga. Cuando algo no interesa no entiendo que se reclame que se pague más”, afirmó Hidalgo.

Pero como en todas las guerras, más allá de vencedores y vencidos, siempre hay víctimas y, en este caso, podrían ser numerosas. Son 300 hoteles los que participan en los viajes del Imserso y podrían verse afectados si se prolonga el conflicto, así como los cientos de establecimientos de la costa peninsular y sus miles de trabajadores que dependen de los viajes de los pensionistas.

COMPARTIR: