20 de enero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tazas personalizadas: La herramienta de merchandising perfecto

Las estrategias de promoción clásicas están más vivas que nunca. El mundo digital ha posibilitado que se llegue a los clientes, ya sean empresas o consumidores, de distintas formas, algunas muy efectivas. Pero esto no conlleva la enorme validez de otras estrategias, incluso las pone en más valor, como el regalo físico que como las tazas de merchandising proporcionan una gran satisfacción al que recibe, generan fidelidad, una tasa de recuerdo muy elevada y una visibilidad a largo plazo que difícilmente se puede conseguir con otro tipo de estrategia incluso en las que requieren una mayor inversión.

Todo ello lleva a que sean fundamentales dentro de las estrategias de promoción de las empresas. El regalo es muy valorado, pero la empresa tiene el difícil de reto de elegir el regalo perfecto. Desde luego, una de las mejores estrategias es la personalización ¿Pero es esta posible en todos los casos? La respuesta es rotundamente no. Si queremos llegar a un número reducido de clientes actuales o potenciales reducido, podemos segmentar. Pero cuanto mayor sea nuestro objetivo esta segmentación se hace más compleja, costosa y en muchos casos inviables. Por ello, es importante optar por aquellos regalos promocionales como las tazas de merchandising en los que puedas cumplir todos tus objetivos.

Porqué las tazas de merchandising son la mejor promoción

 

Los regalos publicitarios son una herramienta de marketing profesional y como tales tienen dos premisas básicas. La primera, forman parte de toda la estrategia de marketing de la empresa, no son algo separado y deben estar en consonancia con el resto de las acciones de promoción y fidelización que desarrolles. La segunda, que como parte fundamental de esta estrategia tiene que desarrollarse de forma profesional con el objetivo de cumplir las diferentes metas que te hayas marcado, ya sea captación, incremento de volumen de ventas o simplemente fidelizar. Por todo ello debes fijarte en todos estos puntos:

  • El target que busques cubrir: En este punto básico vemos el una de las enormes ventajas de las tazas promocionales. Como hemos señalado segmentar es difícil y costoso, con un regalo como una tasa personalizada podemos hacerlo de forma eficiente y con éxito ya que se trata de un producto en el que sea cual sea el público al que lo destines, lo acabarán utilizando, ya sea dentro de una empresa o en el hogar. Esto te permite que sea un producto adecuado ya sea su target empresa o consumidor.
  • Definir tu objetivo: El regalo promocional es utilizado mucho menos para captación y sí especialmente para fidelizar y crear recuerdo, repetición de compras o de contratación de servicios. Pero con una taza personalizada también se consiguen nuevos clientes. Con un diseño adecuado y atractivo, generas visibilidad alrededor de su uso que traslada este conocimiento de marca también a potenciales nuevos clientes.
  • Integración con otras estrategias de marketing: El regalo promocional es tanto un medio como también puede ser un objetivo. Aunque se consiga esa fidelidad y recuerdo que deseemos podemos convertir en esa taza promocional en algo apreciado y deseado por nuestros clientes. Para ello, no hagas una entrega en frio, sino promociona offline u online esta entrega si, por ejemplo, se realiza una compra o se consume en un restaurante. El resultado es una estrategia doble ganadora, generamos una venta ahora y fidelizamos para futuro.

En este contexto el regalo promocional es el producto perfecto para una estrategia de redes sociales, ya sea de captación como de conversión. A través de herramientas concursos en los que el premio es nuestro regalo promocional se consigue captación con ratios espectaculares.

  • Tiene que cumplir un presupuesto: Muchas veces el problema del regalo promocional está en su coste, algo que se hace muy relevante si queremos llegar a muchos clientes. La taza en este sentido tiene una relación calidad/coste difícilmente superable y con una gama de productos que permite la elección entre múltiples alternativas con el objetivo de que la imagen de la empresa llegue a quien busquemos.
  • Cuanto más útil y duradero, mejor: De nada sirve invertir en un regalo promocional, aunque este coste sea razonable, para que este acabe olvidado dentro de un cajón. No olvidemos que en toda estrategia promocional se fomenta el recuerdo de marca, ya sea de marca como de un determinado o servicio y que para que esta sea efectiva tienen que producirse el mayor número de impactos posibles.

Para que esto suceda se tienen que juntar dos aspectos. El primero esta utilidad que nos impulse a utilizarlo repetidas veces, pero también que sea durable. Si el producto que hemos recibido se estropea o deja de funcionar adecuadamente con rapidez no solo no generará impactos, sino que conseguirá trasladar una mala imagen al cliente. Esta duración que se consigue con una taza se debe trasladar a otro punto, a la impresión del logo o identificador de la empresa. Si este se pierde rápidamente con su uso o lavado el resultado final será igualmente insatisfactorio. Por todo ello, es imprescindible la elección del proveedor que te proporcione la solución más adecuada y de la máxima calidad.

COMPARTIR: