11 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El descontrol de las finanzas de los particulares y empresas en época estival multiplica los beneficios para las entidades financieras

Cómo los bancos se aprovechan en verano: Explicamos la mejor forma de evitar sus abusos

El banco Abanca.
El banco Abanca.
Verano es momento muy rentable para los bancos. Se multiplica el uso de tarjetas y se fraccionan gastos muchas veces sin control. Y cada vez que lo hacemos, los bancos hacen caja con nosotros. Explicamos las prácticas más rentables de los bancos y cómo evitarlas.

“Hacer el agosto: Hacer negocio, lucrarse, aprovechando ocasión oportuna para ello.” Así define la Real Academia de la Lengua (RAE) una expresión que en el caso de los bancos es una realidad en este mes estival, a pesar de la situación actual. Es más, en lugar de incentivar en uso responsable de los productos de financiación, muchas veces el mensaje es el contrario. Así, aunque el consumo haya retrocedido y la concesión de préstamos sea menor, los préstamos preconcedidos a ciertos segmentos de la población continúan. "Hay oportunidades que no puedes dejar escapar" por ejemplo afirma la publicidad de Abanca.

Aunque este año no sea tan producto estrella, siguen existiendo préstamos para vacaciones como este de Cetelem

Aunque este año la financiación de las vacaciones haya bajado, en el día a día, en gestos tan cotidianos como sacar dinero del cajero o pagar en un restaurante mientras estamos de viaje las entidades financieras sacan provecho.

Comisiones por pagos en tarjeta de crédito en el extranjero

Los pagos con tarjeta se imponen. Si en el año 2002 los españoles realizaron 991 millones de operaciones de pago con tarjeta por un importe de 46.828 millones de euros, en 2019 esta cifra se disparó hasta 4.536 millones de operaciones por 161.343 millones de euros según datos del Banco de España. 

Este uso tan común hace que la utilicemos en cualquier tipo de negocio y lugar, sin que nos demos cuenta que este simple gesto nos puede costar caro. Así, la mayoría de las tarjetas cobran si las utilizamos para pagar compras fuera de la zona euro.

La ganancia es muy importante, más cuando se aplica en todas las transacciones que hagamos. Por ejemplo, CaixaBank cobra un 3,95%, BBVA y Banco Sabadell un 3% y Santander Consumer Finance (la filial de consumo del banco de Ana Patricia Botín) un 1% pero con un mínimo de 1,20 euros por operación. Así, en este caso, puede que hayas pagado el equivalente a 5 euros en una cafetería y en comisiones pagues un 24% adicional por este mínimo.

Buscar tarjetas que no cobren estas comisiones, como la hacen algunos Neobancos son clave para el que viaje mucho. Si viajas poco, úsala sólo en los pagos importantes y paga en efectivo pequeñas transacciones.

Sacar dinero en cajero 

Pero este coste se multiplica si lo que haces es sacar dinero lejos de nuestras fronteras, aunque este verano vaya a ser una operación menos frecuente de lo habitual. Por ejemplo, Bankia, BBVA, Sabadell, CaixaBank, Santander y Unicaja tienen comisiones del 5%. Otras como como Ibercaja y Bankinter cobran un 4%. Todo ello con mínimos altos que rondan los 4,5 euros de media. Es decir, sacas el equivalente, por ejemplo, a 20 euros y al cobrarte este mínimo de 4,5 euros tendrías un sobrecoste del 22,5%.

Pero ojo, también hay un gran negocio cuando sacas dinero en tus vacaciones en España, el destino mayoritario en este 2020. Lejos de nuestro lugar de residencia o trabajo, puede que nos veamos tentados en sacar dinero de cualquier cajero, algo que nos puede salir caro. Por ejemplo, los no clientes de CaixaBank pagan 2 euros por usar sus cajeros, la misma cifra que Banco Santander. BBVA la reduce hasta 1,87 euros, pero, la red de cajeros más cara es la de Liberbank que cobra 2,5 euros.

Para evitarlo, en el extranjero no saques dinero con tarjeta o hazlo las menores veces posibles para evitar las comisiones mínimas. En España, mira si tu banco tiene un acuerdo con alguna entidad para sacar dinero gratis o sin coste y siempre usa herramientas como la aplicación de mapas de tu móvil para localizar el cajero más barato o gratuito.

Cobro por SMS

Tener controlado tus pagos con tarjeta es fundamental, especialmente si estás lejos de casa y tu tarjeta puede haber sido clonada para realizar un uso fraudulento. Por ello, el sistema de mensajes SMS en cada movimiento es de gran utilidad. El problema es que esta opción, que era gratis en casi todos los casos ha dejad de serlo para algunos bancos o emisores de tarjetas. Por ejemplo, Iberia Cards, la empresa formada por Iberia, BBVA y Banco Santander, que emite las tarjetas de pago de la aerolínea cobra 0,50 euros por cada SMS recibido.

Use tarjeta que no cobre este servicio cuando esté en el extranjero. Y si la usa en España compruebe periódicamente los movimientos a través de su aplicación de banca online.

La mala idea de fraccionar tus gastos

Por último, está el gran negocio de usar la tarjeta de crédito, acumular compras y luego fraccionar o financiar con unos tipos de interés my altos. No te dejes engañar. Detrás del 2% mensual que puede que publicite tu tarjeta y que parece un coste muy bajo está un 26,28% anual, más de cinco veces el tipo de interés de algunos préstamos al consumo. 

Fraccionar pagos con la tarjeta aunque el reclamo sea pagar una pequeña comisión tiene costes importantes

A esto añadimos otra mala práctica, el publicitar y fomentar pagar pequeñas cuotas. A veces, estos importes ni cubren los elevados intereses y el cliente va acumulando más deuda.

Si fraccionas o finanzas las compras hazlo con el pago máximo que puedas permitirte y busca cancelar la deuda lo antes que puedas para así evitar un sobrecoste en intereses.

COMPARTIR: