21 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El auge de estos productos más económicos ha supuesto la entrada de alimentos de menor calidad que los españoles

Las marcas blancas de las legumbres en grandes superficies como Mercadona, Carrefour o El Corte Inglés son por lo general de procedencia extranjera

Legumbres comercializadas por El Corte Inglés y Carrefour de sus marcas blancas
Legumbres comercializadas por El Corte Inglés y Carrefour de sus marcas blancas
La separación de estos productos permite al cliente apreciar más claramente las diferencias en calidad y origen, pero no elimina la confusión en algunas referencias de precio más económico

Después de vivir una época dorada ayudada por la crisis económica, el consumo de marcas blancas se ha estabilizado e incluso reducido levemente. La cuota de mercado de marcas blancas se encuentra actualmente alrededor del 55,5%, en torno un 2% menos que al final de la crisis. No obstante, su posición en algunos establecimientos roza los 9 de cada 10 productos, con una mínima capacidad de elección, que en algunos casos como la legumbre seca y analizamos la semana pasada llega a casi la totalidad.

Aunque la marca blanca no es un fenómeno nuevo, algunos distribuidores aprovecharon los problemas económicos de los españoles para consolidarse, lo que a su vez obligó a otras cadenas a incrementar su gama de productos económicos para competir. El reclamo con el que triunfaron, “igual calidad menor precio”, caló entre muchos españoles. ¿Cómo podía conseguirse mejor precio con el mismo producto? Entre las justificaciones estaba el de reducir los gastos de promoción y marketing o el mayor poder de compra. Pero en la realidad no solo es eso, aunque los productos de marca blanca cumplen los mínimos de calidad en muchos casos esta es inferior o de origen mercados más económicos como ya analizamos la semana pasada en el caso de las legumbres de Mercadona. El precio de comprar una judía variedad “La Granja” de la marca Hacendado e importada de China es casi 4 veces inferior que si compramos a un producto de esta variedad de Segovia o del Barco de Ávila.

Diferenciar producto y precio

El problema principal que puede encontrar el consumidor en algunos establecimientos es que su capacidad de elección y sustitución es limitada y en muchos casos imposible. Otros si han sabido diferenciar dos líneas de producto, como es el caso de El Corte Inglés y Carrefour, aunque en sus productos de marca blanca más económica (Aliada en el caso de El Corte Inglés o la marca Carrefour para la cadena francesa) tampoco señalan claramente su origen, que hay que comprobar en el envase, aunque en algunos casos si puede darse que sea español.

Oferta de legumbres de Carrefour

Empezando por Carrefour, su lenteja pardina de la marca del mismo nombre es de origen chino y se vende a un precio de 1,49 euros el kilo, pero puede encontrar de la misma variedad lenteja pardina de origen nacional (Castilla y León) bajo su marca propia “De nuestra tierra” pero a un precio de 2,55 euros el kilo, un 70% superior. Pero no toda la marca Carrefour es de origen extranjero, la lenteja castellana que tiene un precio de 0,79 euros el medio kilo si es de origen nacional.

La lenteja extra de Carrefour es de origen canadiense

En garbanzos, los de categoría extra, marca Carrefour, con precio de 2,20 euros el kilo, son importados de Estados Unidos y garbanzo blanco lechoso a 2,50 euros de la misma procedencia, pero en su gama “De nuestra tierra” ofrece garbanzo Castellano y pedrosillano a un precio de 2,85 y 2,80 euros cada uno (un 29% y un 22% más), y también blanco lechoso a 3,90 euros, en este caso un 56% superior.

Para finalizar las alubias, la blanca Carrefour de 1,69 euros el kilo es de origen argentino y la pinta de origen Estados Unidos se vende a 1,90 euros. Aquí las diferencias son mayores con la nacional. La pinta de La Bañeza (León) y de la marca “de nuestra tierra” tiene un precio de 4,15 euros, un 118% más, mientras que la blanca de 4,80 euros es un 184% más cara.

Oferta de legumbres El Corte Ingles

En El Corte Inglés (Hipercor, Supercor y Supermercado de El Corte Inglés), la estrategia es similar. La lenteja pardina de la marca Aliada y de origen Estados Unidos tiene un precio de 1,50 euros, pero puede comprar Lenteja Pardina de Tierra de Campos El Corte Ingles por 2,50 euros, un 64,5% más. En garbanzo el Castellano de 2,20 euros de marca aliada es de origen español, pero el lechoso de la misma marca y de precio 2,54 euros es de origen de Estados Unidos o México. Un 39% más caro es el garbanzo de Escacena de origen español y de marca El Corte Inglés que se vende a 3,54 euros el kilo.

Alubia blanca de la marca Aliada (El Corte Inglés) de origen argentino

Por último, en la alubia la diferencia es menor que en Carrefour. En la marca aliada que tiene origen Estados Unidos, Canadá o Argentina su precio es 1,99 euros, mientras que la Pinta de La Bañeza de marca El Corte Inglés es de 3,49 euros, un 75% más.

En definitiva, lo más barato, generalmente es un producto de menor calidad y de origen extranjero. Y si apuesta por producto nacional tiene que pagar más por ello. Esta es la realidad que como veremos se extiende a todo tipo de productos, aunque algunas cadenas se empeñen en decir lo contrario.

COMPARTIR: