25 de abril de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En 2014 una importante empresa china, Jiangsu GPRO, se hizo con el Hotel Valparaíso y 100 habitaciones de 170 fueron ocupadas por turistas orientales

Los chinos adelantan a los alemanes en inversiones hosteleras en Mallorca y puede ser el país con más visitantes

Hotel Valparaíso.
Hotel Valparaíso.
En 2014 una importante empresa china, Jiangsu GPRO, se hizo con el histórico hotel mallorquín Valaparaíso Palace. Fue la forma en la que empezaron las inversiones chinas en el archipiélago balear. Ese mismo verano, 100 de las 170 habitaciones del hotel de cinco estrellas fueron ocupadas por turistas chinos. Desde entonces el Gobierno de Pekín quiere promocionar la isla como su sitio favorito de vacaciones.

Fue hace cinco años cuando los inversores chinos se hicieron con uno de los establecimientos hoteleros más famosos de la isla balear, el Valparaíso Palace. El grupo del país oriental GPRO adquirió en 2014 el hotel por 48 millones de euros. El que había sido uno de los hoteles más populares de la isla, fundado por la familia Ramis, estaba atravesando un mal momento. La crisis económica de 2008 había hecho entrar en decadencia el popular edificio.

Ese verano, de las 170 habitaciones del hotel de cinco estrellas, 100 la ocuparon turistas chinos. El desembarco del dragón asiático en Mallorca había comenzado. Hasta entonces los chinos que llegaban para vivir en la isla lo hacían para crear pequeños comercios sobre todo en la zona de Pere Grarau, llegando a formar una comunidad de casi 4500 chinos. Con la compra del hotel Valparaíso Palace empezó a cambiar el tipo de migración. Jiangsu GPRO forma parte de la élite de las 500 mayores compañías chinas y ocupa uno de los primeros puestos en el ránking de empresas de la provincia de Jiangsú (75 millones de habitantes), donde son la referencia en la capital, Nankín (a 300 kilómetros de Shanghai).

Este interés de los empresarios chinos por invertir en Baleares se ha incrementado en el último lustro. Incluso en 2018 el Govern Balear potenció los distintos escenarios de las islas para ser escenarios para rodajes de la industria cinematográfica china. Una manera de ganar dinero y al mismo tiempo de familiarizar a la numerosa población del país asiático con las Islas Baleares.

Así las cosas, todo el mundo tiene claro que el futuro de Mallorca pasa más por Pekín que por Berlín y que serán los chinos los que sustituyan a los alemanes en lo de tener en Mallorca su destino favorito de vacaciones. El Gobierno chino, en su peculiar forma de entender la economía fusionando liberalismo salvaje con protección estatal, ya ha tomado cartas en el asunto para seguir adelante en sus inversiones en el archipiélago y tenerlas bien controladas.

El Gobierno chino toma cartas en el asunto

El Gobierno de Pekín, ante el crecimiento de la demanda y la población residente china en Baleares, quiere establecer vuelos desde China al aeropuerto de Palma de Mallorca con escala en Barcelona y Valencia, según indicó el pasado lunes el embajador de China en España, Lyu Fan, tras ser recibido en audiencia por la presidenta del Govern, Francina Armengol, tal como recoge el diario Menorca.

Francina Armengol y Lyu Fan durante su reunión/ Govern balear. 

El embajador señaló: “Será una operación triangular que beneficiará a todas las partes, pero especialmente a Mallorca, porque hay mercado para traer turistas de mi país a la isla, de ahí que todos aquellos que lleguen a Valencia o Barcelona tendrán la posibilidad de volar al aeropuerto de Palma. Caben todas las posibilidades, especialmente cuando las relaciones empresariales son óptimas y con una gran potencialidad. Buscamos ampliar la oferta vacacional hacia Baleares”.

Preguntado sobre la apuesta de Meliá y Barceló por ampliar su presencia en China, Fan indicó que “más allá de las inversiones meramente turísticas”, su país busca oportunidades empresariales en otros sectores, “de ahí que el parque tecnológico Par Bit, en este sentido, está dentro de nuestro objetivo para traer empresas chinas al ser un enclave de libre comercio que apuesta por la innovación y la tecnología”.

El citado medio destaca que, en materia turística, la presencia de las cadenas hoteleras de Baleares en China es de buen agrado, según aclaró, por los acuerdos que se alcanzan y el incremento de la oferta del alojamiento bajo su gestión.

Cámara de Comercio China

La visita de Fan y de parte de la Embajada de China en España, caso del consejero económico y comercial Wang Yingqi, estuvo motivada porque el pasado fin de semana tuvo lugar en Palma una reunión interna de la Cámara de Comercio de China en España, en concreto en el GPRO Valparaíso Palace & Spa.

Al respecto, añadió que “buscamos oportunidades de negocio en todos los sectores productivos y Mallorca está dentro de nuestras prioridades. Volveré más veces a la isla para potenciar vínculos”. Turespaña prevé que en 2025 China sea el país con más turistas viajando por todo el mundo, en torno a 220 millones, de ahí su potencialidad.

Fan calificó la reunión con Armengol de “interesante” y comentó que había invitado a Francina Armengol a visitar Hainan “por ser una isla de libre comercio con muchas similitudes con Baleares”.

Reunión entre la delegación balear y la china. 

Mallorca tiene una gran imagen porque ha sido elegida en varias ocasiones por los presidentes chinos para hacer escalas técnicas. La última la realizó el que es presidente de China, Xi Jinping, en 2010. La excursión que realizó a Valldemossa se ha convertido en uno de los productos más solicitados cuando llegan turistas chinos a la Isla.

“La presencia de empresas incidirá en mayor creación de empleo”

El vicepresidente de la Cámara de China en España, Allan Chan, señaló ayer en Palma que se van a implementar las relaciones bilaterales entre España y China “porque es una oportunidad para ambos países, más aún cuando se implementará la inversión en todos los sectores productivos y, claro está, en materia turística”.

Chan apuntó que este acercamiento “tiene como objetivo cambiar la tradicional imagen de los empresarios chinos, especialmente porque su presencia incidirá en una mayor creación de empleo en Mallorca y resto de zonas españolas”.

La Cámara de Comercio de China apuesta por la industria turística en todos sus ámbitos y Mallorca, en este sentido, “va a tener un crecimiento muy importante, porque tiene una buena imagen en China por la relación precio/calidad, el entorno y el clima”.

La delegación china el pasado septiembre en Mallorca. 

Un aspecto en el que incidió Allen fue que el mercado chino “no es de grupos, sino individual y esto hay que saberlo gestionar, de ahí que el anuncio de una mayor conectividad aérea va a tener un impacto positivo”.

Una cuestión que tiene un gran valor añadido en China es el peso específico de Mallorca como destino vacacional y por el “know how” empresarial en materia turística.

COMPARTIR: