29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Aprovecha al máximo tu crédito y haz crecer tus finanzas

Iniciar la vida financiera es muy importante, pero el cómo hacerlo es algo que no todos conocen. Lo primero es comenzar a tener historial crediticio como los que ofrece creditos online con asnef con lo que entidades financieras conocerán tu comportamiento de pago y podrán tener un perfil de cliente para futuros benéficos.

Una vez solicitado y recibido tu crédito, es importante que sepas usarlo responsablemente, para tener beneficios a mediano o largo plazo. Teniendo el conocimiento de cómo utilizar el crédito como una herramienta de forma correcta, podrás concretar algún gran proyecto del que recibas ganancias. Así mismo, podrás saldar más fácil el pago de tu crédito.

El crédito actualmente se traduce en acceso rápido a lo que tardarías meses en conseguir y es por esto no hay que huir de ellos. Ocurre todo lo contrario ya que, las entidades financieras no tendrán información precisa para incorporarte en su mundo de oportunidades, en resumen, es una forma de ganar credibilidad y confianza.

Algunos tips recomendables

Lo primero que debes tener en cuenta es a donde destinarás el dinero otorgado por la entidad en calidad de préstamo. No te atrases en tus obligaciones financieras, ya que podrían generar altos intereses y eso no forma parte del éxito. El segundo aspecto es reconocer cuáles son tus ingresos reales, así podrás determinar que cantidad irá destinada a amortizar tu producto crediticio.

Lo ideal para tener éxito al obtener créditos, es invertir en negocios rentables, con los que prácticamente el compromiso se pague solo con parte de las ganancias que genere su inversión. Otros aspectos importantes a considerar mientras tus inversiones dan fruto son:

  • Organizar tus finanzas, para poder disfrutar a plenitud de tus ganancias 
  • Tener claro cuáles son tus gastos es muy importante, así sabrás cuanto estás gastando y en qué lo estás haciendo. Actualmente existen aplicaciones que lo hacen más fácil, pero si te gusta la forma tradicional, puede ser escrito en una libreta.
  • Identificar cuáles son tus gastos fijos y variables: los fijos son los que están presentes obligatoriamente tal como las rentas, comida y pago de servicios. Los variables por su lado, son aquellos que están relacionados con tu estilo de vida, esos que no son estrictamente necesarios. En este punto se encuentran paseos, comida fuera de casa o entretenimiento, siendo estos últimos los que puedes ajustar en caso de que tus metas lo necesiten.

Lo que no puedes dejar de lado

Recuerda, nunca dejar de lado el pago de tus gastos fijos por gastar en tus variables, minimiza los que sumen de forma positiva a tu vida. Una vez ubicados tus gastos, haz un presupuesto mensual alineado con tus metas, así sabrás exactamente con cuanto dispones y tu cartera estará en mayor armonía.

Los gastos pequeños innecesarios suelen parecer inofensivos, pero cuando realizas una sumatoria a lo largo de uno meses, notarás que son una fuga de dinero considerable que puede alejarte de tus metas.

No compres sin pensar, es un tema bastante enseñado en la psicología de ventas. Ellas comentan que las compras son emocionales así que, antes de comprar un artículo o un servicio, te detengas a pensar unos minutos si es realmente necesario. De lo contrario terminarás gastando tu dinero en algo que finalmente estará en tu armario sin usar.

Invierte en tu conocimiento financiero y en tus talentos, seguramente esto te llevará a encontrar nuevas formas de generar ingresos. Y todo mientras aprendes algo nuevo o haces lo que te apasiona. No olvides invertir y ahorrar en el camino, destina un porcentaje de tus ingresos para ahorrar y en la medida de lo posible otro para invertir. No esperes el momento “ideal” pues nunca llegará, el momento es ahora.

COMPARTIR: