16 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Es fundamental conocer nuestros derechos como consumidores y prestar atención a los detalles a la hora de comprar

Rebajas de enero: La OCU da consejos a los usuarios para evitar los fraudes y aprovechar los descuentos

Llegan las rebajas de enero.
Llegan las rebajas de enero.
Ante la llegada de las rebajas de enero, la Organización de Consumidores y Usuarios ha lanzado una serie de consejos para instruir a los ciudadanos de cara a conocer sus derechos y evitar posibles artimañas de las empresas. En este sentido, es importante elaborar una lista con los artículos que deseamos adquirir, conocer algunas normas que regulan a los productos o ser conscientes de que nuestros derechos como consumidores son los mismos en época de rebajas que fuera de ella.

Como en cada inicio de año, las rebajas de enero son una tentación para millones de usuarios ávidos de ofertas interesantes y que no pueden gastar demasiado tras las compras de Reyes. En esta ocasión, y como ya sucedió en el último Black Friday, la pandemia y las restricciones sanitarias han hecho mella en la forma en la que las rebajas se van a llevar a cabo, cobrando un protagonismo especial los descuentos online.

Lo cierto es que conviene prestar atención a las ofertas y estar al acecho ante posibles artimañas de las empresas. Ya en vísperas del Black Friday quedó en evidencia que muchos establecimientos habían subido el precio de sus productos de cara a la llegada de la Black Week (la semana del ‘viernes negro’), camuflando este hecho con publicidades de llamativos descuentos.

Para prevenir y asesorar a los consumidores, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha lanzado una serie de consejos “para aprovechar al máximo” este período de rebajas. En primer lugar, resulta recomendable elaborar listas de los productos que se necesitan. “Pensar lo que nos hace falta antes de salir de tiendas es una buena manera de evitar compras impulsivas”, ha asegurado la organización.

También es importante poseer un conocimiento mínimo de la normativa. En este sentido, cobra valor el hecho de saber que “la normativa indica que los productos deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes, y que su calidad no puede ser diferente a la que tenían antes de estar rebajados”. Prestar atención a esto puede evitarnos caer en trampas con numerosos artículos.

Asimismo, la OCU ha aconsejado que comprobemos que los artículos con descuento mantengan su precio original junto al rebajado o, al menos, que se indique de manera clara el porcentaje del descuento. De hecho, no son pocas las veces en las que en redes sociales se han denunciado malas prácticas en conocidas cadenas en las que, en la etiqueta del producto, el descuento tapa por completo el precio original, descubriendo que, al quitar la pegatina, el valor inicial era más barato.

A la hora de comprar conviene prestar atención a los detalles.

En esta línea, la transparencia y la claridad han de ser valores que el usuario debe tener muy presentes en sus compras: “Aunque en algunos comercios se establecen unas condiciones especiales para las compras en periodo de rebajas (sobre las devoluciones, la aceptación del pago con tarjeta, etc), hay que saber que esas condiciones deben estar claramente indicadas y en un lugar visible para el consumidor”.

Otra recomendación relevante es la de conservar siempre el tique o la factura simplificada de las compras que hemos realizado. La OCU ha incidido en que, si perdemos este pequeño papel, también nos despedimos de nuestro derecho de “cambiar, devolver o reclamar” tras la adquisición.

Además, al igual que es significativo saber si se ha encarecido o no un producto de cara a la llegada de las rebajas (o si se ha modificado su calidad), lo es a su vez conocer si el servicio de postventa y la garantía son iguales durante estas fechas de descuentos que fuera de este período.

Mismos derechos que en compras sin rebajas

Por otra parte, si se da el caso de que compramos un producto, pero al final quedamos descontentos con él, en las rebajas podemos actuar de la misma forma que si no estuviéramos en ellas. “En el periodo de rebajas se recortan los precios, pero nunca los derechos que se tienen como consumidor”, ha advertido la OCU.

Si bien es importante conocer nuestros derechos y la normativa de los productos, también lo es nuestra actitud en estas fechas de compras. “El buen comprador de rebajas no se resigna”, ha destacado la organización. En consecuencia, si no estamos conformes con nuestro artículo y no es posible llegar a un “acuerdo amistoso” con la empresa, siempre contaremos con la opción de pedir la hoja de reclamaciones. Por ley, todos los establecimientos deben tener este documento a disposición de los usuarios.

COMPARTIR: