31 de marzo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se van a producir descuentos más agresivos para poder competir frente al auge del comercio online

Cuáles son las claves para sacar el máximo provecho a las Rebajas del mes de enero

Tras las Navidades no se acaba el consumismo. El público quiere aprovechar los descuentos de las rebajas de enero. Así, muchos establecimientos en un número elevado de comunidades autónomas comienzan el periodo de Rebajas de invierno. Una oportunidad de ahorro si seguimos una serie de pasos importantes.

Tras el aluvión de gasto de la Navidad, que no hemos terminado, llegan las rebajas de invierno y lo hacen muy marcadas por los cambios de hábitos del consumidor. Centrar las compras con descuento a dos momentos determinados del año (ahora hasta finales de febrero y en verano de finales de junio hasta agosto) cada vez atrae menos al consumidor. Este busca descuentos todo el año, cuando lo necesita, y se apoya fundamentalmente en el comercio online. De hecho, incluso formatos de establecimientos como los outlets físicos, que si ofertan productos a precio reducido todo el año se están viendo afectados en sus ventas (y reinventándose) por este auge de la compra online.

A pesar de ello, las rebajas siguen siendo muy importantes para miles de establecimientos y, por supuesto, millones de consumidores. Unas rebajas que para mantener su pujanza se llenan de reclamos mayores, al menos en apariencia, con descuentos que se disparan por encima del 50% y que incluso alcanzan el 70%-80% en algunos artículos. Unos descuentos que además se van incrementando según avanzan las rebajas. Pero esta política tiene otra cara, la de comprar compulsivamente y muchas veces cosas que no se necesitan o están por encima de nuestro presupuesto. Por todo ello, es importante seguir una serie de consejos o pautas para procurar conseguir que las rebajas acaben en beneficio y no en quebradero de cabeza para nuestro bolsillo.

La importancia del presupuesto y de comparar

Tener un presupuesto de compras siempre debe ser el primer paso, ahora en Navidad y en momentos de compra importante como son las rebajas. Así, debemos centrarnos en comprar exclusivamente lo que se necesite ya que cualquier compra innecesaria, por menor que sea el precio, es siempre un gasto añadido a su presupuesto.

No pensemos que todo es un chollo. Debemos hacer siempre una doble comparación para ver si merece o no la pena. Por un lado, si tenemos algo entre ceja y ceja, apuntar su precio antes de rebajas. No olvidemos que siempre se debe mostrar de forma obligatoria junto al rebajado, o bien indicar de forma clara el porcentaje de la rebaja. Así conoceremos el ahorro conseguido. Pero también es necesario que consultemos precios entre distintos establecimientos. Internet nos ayuda a que esta labor sea mucho más fácil y rápida.

Evita sorpresas y calcular su coste financiero

Otro punto esencial es que antes de comprar averigüemos si existen condiciones especiales de compra. Estas siempre deben indicarse expresamente. Por ejemplo, en caso de devolución que se realicen obligatoriamente en vales de compra para usos futuros, o que no se acepte el pago con tarjeta. Para cualquier cambio y reclamación siempre es imprescindible el tique de la compra o factura.

Pero las compras no acaban cuando nos llevamos el producto a casa, en muchas ocasiones acabamos financiándolo y con ello pagando unos elevados intereses que en la mayoría de las tarjetas de crédito superan el 25% TAE (coste anual). Por ello, si fraccionas o financias la compra procura hacerlo de la forma más efectiva buscando pagar lo más posible y en el plazo menor posible, para así disminuir su coste financiero.

Por último, revisa lo gastado y haz un pequeño análisis: si ha comprado o no lo que necesitaba, si ha adquirido de más, que gastos le ha ocasionado financiar. Todo ello te ayudará a tomar mejores decisiones en el futuro.

COMPARTIR: