29 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El mercado hipotecario está en situación de parálisis en espera de la decisión que se tome este próximo lunes

Bancos y clientes pendientes de la reunión del Tribunal Supremo: Todo indica que obligará a las entidades a hacerse cargo del impuesto de AJD pero sin retroactividad

Este lunes todas las miradas estarán en el Tribunal Supremo que revisará la sentencia del 18 de octubre que obligaba a los bancos a hacerse cargo del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. En juego está no solo saber quién pagará en el futuro esta tasa, también demandas pendientes y reclamaciones futuras

A falta de datos oficiales solo hace falta pasar por cualquier notaría de Madrid o Barcelona, donde más hipotecas se han firmado en los últimos meses, pera ver el efecto devastador de la revisión de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Más de dos semanas de parón en las que apenas se han firmado un 10% de las operaciones con respecto a los días anteriores.

De momento, los clientes siguen pagando el impuesto de las hipotecas hasta que mañana el Tribunal Supremo responda todas las dudas sobre la sentencia que obliga a las entidades a hacerse cargo del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Pero este día 5 de noviembre no solo se juega quién pagará este impuesto en el futuro también, principalmente, la retroactividad o a quién se debe reclamar si habrá devolución serán las cuestiones clave. Según la sentencia del 18 de octubre, el banco es el principal interesado en la inscripción de la hipoteca, ya que así podrá ejecutar la vivienda en caso de impago por ello, pero la sorprendente revisión puede cambiar el sentido. De momento lo que si ha conseguido es paralizar las operaciones hipotecarias e indignar a los ciudadanos afectados.

Una posible “decisión salomónica” que solo gustará a los bancos

Todo parece indicar que el Tribunal Supremo buscará una solución que, aparentemente, no enfade a ninguna de las partes pero que en el fondo satisfará más a los bancos que a los ciudadanos: las entidades financieras pagarán el Impuesto, pero no habrá retroactividad, con lo que se anularán miles de demandas y una devolución millonaria que según la banca pondría en riesgo el sistema financiero.

Desde organizaciones de consumidores consultadas por El Cierre Digital señalan que la banca compensaría este coste subiendo conceptos como la comisión de apertura o el interés que se cobra en los primeros meses tras la contratación de la hipoteca.

La Fiscalía no se personará en los recursos pendientes

En este mismo sentido está el paso atrás de la Fiscalía en los recursos que quedan aún pendientes. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) presentó un escrito en la Fiscalía General del Estado hace 10 días solicitando al Ministerio Público que se personara ante el Supremo para defender a la ciudadanía y a los consumidores “en los recursos que vayan a resolverse en las próximas semanas”, sobre “los abusos bancarios cometidos durante décadas por las entidades responsables de la mayor crisis económica de la historia reciente” pero la respuesta según ha adelantado OKDiario será la de no presentarse escudándose que podría perturbar la seguridad jurídica. Todo un anticipo sobre la posible decisión de mañana de eliminar la retroactividad en las reclamaciones sobre el pago de este gasto.

Hasta que salgamos de dudas y sea cual sea el sentido de la sentencia, si las entidades tienen que pagar el impuesto, lo que parece claro es que los costes de las hipotecas aumentarán.

COMPARTIR: