18 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La empresa de Juan Roig vende a 2,20 euros el litro de aceite suave dejando por los suelos el margen de beneficios de los agricultores

Carrefour y Mercadona continúan usando como reclamo el aceite de oliva mientras arruinan a los olivareros españoles

Unos, Carrefour, con su distribución masiva en folletos otros, Mercadona, con un cartel al pie de sus cientos de tiendas. El bajo precio del aceite de oliva atrae a clientes a sus establecimientos, pero arruina especialmente a los agricultores tradicionales que ya se han lanzado a las calles ante una situación que consideran insostenible

El precio del aceite de oliva sigue hundiéndose en origen. Según el Informe semanal de Coyuntura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en la semana 40, que va 30 de septiembre al 6 de octubre, se registraron descensos en los precios de los aceites de oliva de mayor calidad, destacando el –1,03% registrado en el virgen extra, -0,42% en el virgen de 0,8º, el -0,37% en el lampante y –0,11% en el refinado. Según el sistema Poolred de la Fundación del Olivar el extra tiene un precio medio de 2.104 euros por tonelada (2.144 euros, la semana anterior), el virgen a 1.956 euros (1.981, la anterior) y en lampante a 1.939 euros por tonelada frente a los 1.942 euros de la semana anterior. El descenso acumulado ya supera un 45% en los últimos doce meses.

Esta bajada coincide con la primera gran movilización de los agricultores que se produjo la semana pasada en Madrid. Miles de agricultores venidos desde todos los puntos de España ofrecieron una imagen de unidad por la ruina a la que se enfrentan en la actualidad y que puede agravarse por el arancel impuesto por los Estados Unidos. Pero, aunque algunos achaquen este problema a fuera de nuestras fronteras, el arancel acaba de llegar y los precios llevan bajando muchos meses, y es que el maltrato a los precios empieza desde el interior. De hecho, la mayoría opina que el arancel va a ser temporal y en todo caso compensado por la Unión Europea.

Las grandes superficies y sus precios reclamo

A pesar de que España es el principal productor de aceite de oliva a nivel mundial, cuenta con los precios en origen más bajos de la Unión Europea, llegando incluso a situarse por debajo de los costes de producción. Una explotación intensiva con regadío rebaja el coste y consigue aún beneficios -aunque mínimos- con los precios actuales. Una tradicional, la mayoría, está en pérdidas con el precio actual de 2 euros el kilo, necesita al menos que se sitúe entre 2,5 y 2,75 euros el kilo.

Y buena parte de esta culpa la tienen las prácticas comerciales desleales de las cadenas de distribución que utilizan el aceite de oliva como producto reclamo, "tirando por tierra la imagen de un producto de excelencia y contribuyendo a la tendencia a la baja de los precios" según indicó el secretario general de COAG en la manifestación, prácticas que vemos claramente como sin reparo continúan en plena movilización.

Carrefour, por ejemplo, vende como uno de sus principales productos en su catálogo actual el aceite La Española a 3,75 euros el litro. Un precio que derrumban a 1,88 euros el litro al reembolsar el 50% para futuras compras.

Mercadona reduce el precio de su aceite de oliva Hacendado virgen extra a 3,17 euros el litro. 

Pero el producto reclamo de la cadena de Juan Roig esta misma semana, tal y como reflejan carteles que inundan sus tiendas es el aceite suave. Solo 11 euros los cinco litros, 2,20 euros el litro en la mano del consumidor. ¿Dónde está el margen para la tienda? A ese precio será muy bajo, pero se compensará con otros productos de la tienda. El que no tiene ninguna posibilidad es el agricultor, que debe buscar los culpables no en la Casa Blanca sino en París o en Tavernes Blanques.

COMPARTIR: