22 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

No transfirió de forma adecuada unos 200 millones de euros a los beneficiarios

Banco Santander, de multa en multa: otros 36,5 millones por gestionar incorrectamente las cuentas de sus clientes fallecidos del Reino Unido

Ana Patricia Botín fue también presidenta de Santander UK
Ana Patricia Botín fue también presidenta de Santander UK
La sanción impuesta por la FCA, supervisor de los servicios financieros del Reino Unido, se considera muy grave al afectar a 40.428 clientes a los que no se transmitió e informó correctamente sobre los fondos que tenían derecho como beneficiarios de cuentas clientes fallecidos

Si hace unos días elcierredigital.com informaba sobre la multa millonaria impuesta al Banco Santander por la CNMV por no velar por los intereses de sus clientes en fondos de inversión, esta semana el turno ha sido para la FCA, el supervisor del Reino Unido,  que ha impuesto a la filial británica una sanción de 2,8 millones de libras, 36,4 millones de euros por irregularidades en la gestión de las cuentas de ahorro e inversores de los clientes fallecidos.  Banco Santander ha pedido perdón a las familias de los afectados y ha anunciado algunos cambios.

Fondos retenidos durante años por el banco de Ana Patricia Botín

El banco no transfirió correctamente 183 millones de libras (unos 200 millones de euros) de las cuentas de los usuarios fallecidos a sus beneficiaros. La FCA explica que los clientes afectados fueron 40.428, y que el banco no informó correctamente de estos asuntos.

"Estos fallos tardaron mucho en detectarse y demasiado en corregirse [...] Una vez los problemas llegaron al consejo y a la alta dirección, fueron corregidos correctamente. Pero las firmas deben ser capaces de identificar y responder con rapidez a problemas, especialmente cuando están haciendo daño al cliente", explicó Mark Steward, director ejecutivo de supervisión en la FCA.

Mark Steward presidente de la FCA (Agencias)

En algunos casos, apunta la FCA, "los fondos estuvieron retenidos durante años, contribuyendo a que los beneficiarios fueran privados de su uso por un periodo considerable de tiempo". El banco empezó a remediar la situación en 2015, transfiriendo los fondos a los beneficiarios cuando los ha podido localizar, con los intereses y compensaciones correspondientes cuando ha habido lugar a ello.

Aunque entre 2013 y 2015 el banco no proporcionó información sobre este proceso a la FCA, después aceptó la multa, lo que permitió reducir la sanción en un 30%.

Perdón a los afectados

El Banco Santander ha emitido un comunicado en el que ha pedido perdón a las familias de los  afectados. Ha asegurado que ha llevado a cabo un proceso para conocer las causas de lo ocurrido y ya ha transferido la mayoría de los fondos a los beneficiarios a adecuados, con el pago de intereses correspondiente.

Además, la entidad ha comunicado que ha realizado mejoras en su proceso de actuación ante el fallecimiento de un cliente. En esencia, el banco ha creado un equipo centrado en trabajar en el asunto y permitirá a partir de ahora que los herederos puedan comunicar al banco la muerte de un cliente de manera presencial, por correo, teléfono y correo electrónico.

COMPARTIR: