11 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Espera incrementar sus beneficios por esta medida en más de 1.000 millones

El Gobierno impone a los autónomos una subida de su cuota de hasta 47,78 euros y se olvida de su cotización según los ingresos

La ministra de Empleo, Magdalena Valerio, junto al secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado (Foto Ministerio de Empleo)
La ministra de Empleo, Magdalena Valerio, junto al secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado (Foto Ministerio de Empleo)
Los tres escenarios que maneja el Ministerio de Empleo plantean una subida basada en dos puntos: obligatoriedad de prestaciones que eran opcionales y, especialmente, subida de las bases mínimas. El resultado pagar entre el 11,39% y el 15,16% por la base por la que cotizan más del 85% de los trabajadores por cuenta propia.

A pesar de las promesas de Pedro Sánchez de no trasladas la subida del salario mínimo interprofesional a las cuotas de los autónomos, la realidad parece que va a ser no solo muy distinta, también peor. Las subidas que plantean desde el Ministerio de Empleo de Magdalena Valerio pueden llevar a elevar la cuota mínima más de un 15,16%.

Esta subida tira a la basura una de sus promesas y gran anhelo de los autónomos, que al igual que los trabajadores por cuenta ajena, los asalariados, su cotización varié en función de sus ganancias reales y no sea una cantidad fija, ahora con un mínimo mucho más alto, gane o pierda dinero. El resultado, si no se destruye empleo, algo que adelantan las asociaciones de autónomos, será ingresar 1.000 millones de euros más en cotizaciones.

La excusa de mejorar las prestaciones

La justificación por parte del Gobierno, en boca del secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, es una mejora en las prestaciones. Las actuales "son insuficientes" y para tenerlas “hay que cotizar más" ha declarado. Pero la forma de hacerlo, de golpe, de forma obligatoria (al elevar la base mínima), y en un año en el que se disparará gastos muy relacionados con el trabajador por cuenta propia como son el impuesto al gasóleo y el salario mínimo a los trabajadores contratados no parece el más idóneo.

Además, esta subida como pueden ver a continuación se basan en aunar varias herramientas para que el autónomo pague más: subir la base de cotización, incrementar los porcentajes de algunos conceptos, hacer obligatorias cotizaciones opcionales e incluso crear una nueva como es la de formación profesional.

Escenario 1

 

El primer planteamiento conllevaría incrementar un 1,25% la base actual de cotización de 932,77 euros hasta los 944,43 euros. En este caso se reduce el porcentaje que se cotiza para contingencias comunes del 29,90% al 29,30% pero se hace obligatorio pagar un 2,30% por contingencias profesionales y un 2% por cese de actividad, que hasta ahora eran opcionales. También se crea una cobertura nueva para el autónomo, Formación Profesional, por la que pagaría un 0,10%. En total pasa de un 29,90% a un 33,70% o lo que es lo mismo 39,37 euros más al mes o 472,49 euros al año.

 Escenario 2

La segunda propuesta, aunque supone un fuerte incremento, es el menor de las tres. La base de cotización sube un 6,25% hasta los 991,07 euros, pero con respecto al primer supuesto se reduce el porcentaje a pagar en contingencias comunes (28,3%), contingencias profesionales (1,30%), y cese de actividad (1,9%). Si se mantiene el 0,10% de formación profesional. El resultado es pagar un 11,39% más que hasta ahora, 36,26 euros al mes o 435,14 euros al año.

 Escenario 3

La tercera es la peor de las posibilidades planteadas. La base de cotización sube un 12,25% hasta los 1.047,03 euros, por encima del salario mínimo profesional. Sobre esta base se aplicaría un 28,30% por contingencias comunes, un 1,90% por contingencias profesionales, un 0,90% por cese de actividad y un 0,10% por formación profesional, que se repite en todas las propuestas. El resultado sería pagar un 15,16% más, 47,78 euros al mes, que se convierten en 573,32 euros al año.

A todo ello habría que sumar la propuesta de incrementar de 50 euros a 75 euros la cuota del primer año para los autónomos que empiecen su actividad, una subida del 50%.

Al Gobierno “se le olvida” un punto importante. Si el autónomo no cotiza más es porque en la mayoría de los casos no puede.

COMPARTIR: