15 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

España no será ajena a lo largo del año 2019 a las dificultades internacionales que la salpicarán

El Colegio de Economistas de Madrid advierte sobre posibles y peligrosos problemas en el horizonte más cercano

La ministra de Economía Nadia Calviño en la presentación de
La ministra de Economía Nadia Calviño en la presentación de "España 2018: Un Balance"
En el número especial titulado “España 2018: Un Balance”, los economistas madrileños repasan todos los aspectos esenciales de la economía nacional y regional, abordan tendencias de actualidad y anticipan las problemáticas presentes. Pero lo más destacado es que el Colegio de Economistas de Madrid advierte sobre posibles y peligrosos problemas en el horizonte más cercano.

La economía española va bien, pero no escapará a los distintos problemas que afectan a la economía mundial. Es el resumen que hace el Colegio de Economistas de Madrid en la presentación del resumen anual de la revista Economistas. Esta buena situación económica en el 2018 se mantiene en los primeros meses del 2019, aunque han anticipado “inestabilidad” al menos hasta el verano. Los problemas de ralentización de Alemania, la recesión de Italia y el Brexit, son los problemas cercanos que afectarán peligrosamente a nuestra economía.

El Colegio de Economistas ha destacado el buen año 2018 en referencia al empleo, la internacionalización de la empresa y el recorte de deuda pública. Pero también ha señalado debilidades como que el tamaño medio de las empresas no parece haber aumentado en los últimos cinco años, ni se aprecia la suficiente innovación en la gestión empresarial, ni se presta la debida atención a los métodos educativos necesarios en la búsqueda de empleo, ni tampoco a la economía circular.

Riesgos económicos y financieros

En este entorno, los riesgos de la economía mundial se pueden transmitir a la española sin apenas pausa. Estos riesgos son un posible menor crecimiento futuro del mundo desarrollado, tránsito hacia políticas monetarias menos expansivas ya apreciado en los Estados Unidos y la Unión Monetaria Europea. Desde el Colegio de Economistas señalan las principales necesidades para superarlos: intensificar la digitalización de las empresas y del sector público, así como la diversificación educativa que puede lograr que se cierre la distancia que media entre las capacidades ofrecidas y las requeridas en los mercados laborales, como la necesaria reducción de los déficits públicos.

En el ámbito financiero también señalan como la evolución de los mercados financieros en 2018 estuvo condicionada por el proceso de normalización monetaria, las tensiones proteccionistas y la desaceleración del ciclo económico global. Los mercados emergentes fueron los primeros en sufrir el aumento de la aversión al riesgo, pero las tensiones financieras terminaron por extenderse al bloque desarrollado ante las dudas sobre la fortaleza económica de Estados Unidos y China.

El mercado español no fue ajeno al impacto de los factores de incertidumbre global, y a pesar de mantener un diferencial de crecimiento positivo con la eurozona, la prima de riesgo cerró el año sin grandes cambios y la Bolsa registró un descenso similar al resto de los mercados mundiales.

Así, el año 2019 será particularmente desafiante para los mercados financieros. Se esperan nuevos avances en la normalización monetaria y un deterioro de las perspectivas de crecimiento económico mundial, en un entorno de elevada incertidumbre política, como la española.

COMPARTIR: