21 de enero de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Tribunal de Comercio de Francia envió a una "alguacil" para notificar al grupo murciano que no puede comercializar el futuro hotel de RIU

La justicia francesa exige al Grupo Baraka y a Trinitario Casanova no promocionar más el Edificio España en la Feria de Cannes

Funcionaria judicial francesa entrega la orden al vicepresidente de Baraka Fructuoso Flores
Funcionaria judicial francesa entrega la orden al vicepresidente de Baraka Fructuoso Flores
Una funcionaria del Tribunal de Comercio de Francia entregó este jueves en el stand del Grupo Baraka de la Feria Internacional de Cannes (MAPIC) un requerimiento oficial de paralización de sus actividades de promoción comercial, además de interrogar al vicepresidente Fructuoso Flores y hacer fotografías de la ostentosa maqueta presentada del Edifico España.

Este jueves, la funcionaria judicial adscrita al Tribunal de Comercio de la ciudad francesa de Cannes, Janette Lefort, acompañada de miembros de la policía y de la organización de la Feria Internacional Inmobiliaria que se celebra en la Côte d´Azur (MAPIC) se presentaron en el stand promocional que el grupo español Baraka posee en el conocido Palais des Festivals de Cannes para requerir formalmente al Grupo Baraka que dejara de promocionar inmediatamente toda la zona comercial del Edificio España de Madrid, que según ellos poseen, y que están vendiendo y alquilando en Cannes.

Maqueta de la zona comercial del Edificio España que promocionaba Baraka en su stand (El Cierre Digital)

La funcionaria judicial entregó al vicepresidente del Grupo Baraka, Fructuoso Flores Silvestre, la persona que lidera el grupo murciano en este reconocido salón inmobiliario francés, junto a la hermana del presidente Casanova, Fuensanta Casanova Pujante, directora de Promoción e Inversión, un documento oficial (divido en dos órdenes judiciales) en el que se solicitaba al grupo inmobiliario español que dejara de promocionar la venta o el alquiler de los 15.353 metros cuadrados de zona comercial del Edificio España, que están llevando a cabo en la Feria Internacional Inmobiliaria de Cannes desde el pasado 14 de noviembre, con una amplia y extensa maqueta que ocupa todo el stand. En el caso de no hacerlo, como así sucedió, se le advertía de las consecuencias legales que ello acarrearía en su pleito abierto en España con la cadena hotelera RIU.

La funcionaria del gobierno galo explica a los responsables de Baraka la orden judicial (El Cierre Digital)

Además de entregar esta orden, la funcionaria judicial francesa Janette Lefort interrogó durante cerca de quince minutos tanto al vicepresidente Flores Silvestre como a la hermana de Trinitario Casanova y así lo plasmó en el documento oficial. Posteriormente, realizó un reportaje grafico sobre el stand del Grupo Baraka y sobre la extensa maqueta del Edificio España (de tres metros por dos, aproximadamente) que la inmobiliaria murciana ha llevado a Cannes. Se trataba de plasmar en el documento oficial, que se entregara después a la Justicia española, la utilización de fotografías y una maqueta para la venta o alquiler de toda la zona comercial del Edifico España por parte del Grupo Baraka, cuando según la Justicia no les pertenece.

La Justicia francesa señala en su orden que "no tienen derecho" 

La orden entregada el pasado día 15 de noviembre por la Justicia francesa indica textualmente “la prohibición de utilizar imágenes del inmueble del Edificio España por parte del Grupo Baraka para fines comerciales, ya sea como posibles propietarios o como meros intermediarios”. Según la Justicia francesa, el Grupo Baraka no tiene ningún derecho oficial ni legítimo sobre el Edifico España a día de hoy. “Ni es propietario del inmueble y bajo ninguna circunstancia cuenta con ningún tipo de derecho sobre el mismo”, indica en su escrito. Los datos que obran en poder de la justicia francesa señalan que “es un hecho probado que la totalidad del edificio es propiedad de la sociedad Plaza de España 19 Development, S.L. (sociedad del Grupo Riu Hotels & Resorts) sin que Baraka haya acreditado fehacientemente la existencia de ninguna clase de derecho sobre la parte comercial del inmueble”. Durante unos 25 minutos los funcionarios judiciales y policiales, acompañados de los representantes de la Feria MAPIC, han ocupado en el stand del Grupo Baraka.

 

Stand de Baraka en la Feria MAPIC en Cannes (El Cierre Digital)

 En el “rapport” oficial que la funcionaria judicial ha levantado figura todo lo acontecido, además del interrogatorio realizado a los responsables de Baraka, así como todas las fotografías realizadas y el requerimiento del dossier que el grupo murciano ha editado. Dicho escrito oficial, una vez completado, será transmitido al Tribunal de Comercio de Cannes, el órgano competente francés, que a su vez lo transmitirá a la justicia española. Dicho informe tiene una gran validez en Francia, ya que es un documento oficial firmado por una funcionaria pública y no se puede contradecir. Según las fuentes judiciales consultadas, “ya hay constancia real y oficial de todo lo que ha hecho el Grupo Baraka en la Feria de Cannes y ahora tendrá que atenerse a las consecuencias futuras”.Un pleito judicial complicado para Baraka

Un pleito judicial complicado

Juzgado de Primera Instancia número 51 de Madrid acaba de denegar las pretensiones del empresario, Trinitario casanova, que había demandado a la cadena hotelera por no escriturar a su favor los 15.000 metros cuadrados destinados a zona comercial.

Esto podría acabar en las próximas semanas de la misma forma que ahora ha ocurrido en Francia, con la Justicia pisándole los talones al Grupo Baraka. La Feria Internacional MAPIC en Cannes ha vivido una jornada inaudita en su ya larga y solvente historia con funcionarios judiciales personándose en sus instalaciones a instancia de la autoridad judicial francesa en el stand que la empresa de intermediación inmobiliaria Baraka tenía en el Palacio de Festivales “para requerir que se abstuviera de comercializar la zona destinada a retail del Edifico España y de utilizar de forma total o parcial y en cualquier soporte la imagen del Edificio”. Se han tomado fotografías y se ha levantado acta de presencia manifestando lo que allí se encuentra.

Esta actuación podría acarrear para Baraka responsabilidades civiles, así como penales ante la potencial comisión de diversos delitos. Según la investigación judicial, “estos podrían ser tipificados de estafa o fraude al estar comercializando un inmueble que de forma probada no es de su propiedad y sobre el que no acredita tener ningún derecho más que una demanda sin fundamento”.

COMPARTIR: