25 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El mecenas y ex de la relaciones pùblicas Cristina Macaya aumenta sobremanera su patrimonio con esta operación

Plácido Arango, fundador de Grupo VIPS, vende la empresa hostelera por 500 millones de euros al operador de franquicias hispanomexicano Zena-Alsea

Plácido Arango
Plácido Arango / IE Story
La cadena de restauración Grupo VIPS dejará de pertenecer a la Familia Arango porque el miércoles fue vendida a Zena-Alsea por 500 millones de euros. Plácido Arango, con esta venta aumenta la liquidez de su patrimonio formado por posesiones inmobiliarias y una gran colección de arte

Grupo VIPS cambia de manos. La compañía manejada por el empresario nacido en México, pero con raíces asturianas, Plácido Arango Arias, fue vendida el miércoles al operador de franquicias hispanomexicano Zena-Alsea por una cantidad cercana a los 500 millones de euros.

Por lo tanto, Zena-Alsea se convertirá en un imperio de franquicias importantes dentro de España, pues tendrá en sus manos: VIPS, Ginos, Starbucks, Wagamama, Fridays, Lavaca, Foster Hollywood, Domino’s Pizza y Tapas y Cañas. Estas empresas suman un volumen de negocio de 1.000 millones de euros. Además, el indicador financiero EBITDA señala un 120 para Zena-Alsea

Con la venta, tanto la Familia Arango cuyo porcentaje en la empresa es del 70% y ProA Capital, que tiene el otro 30% del Grupo VIPS, formarán parte del accionariado del ‘holding’ comprador, que ahora está controlado por el mexicano Alsea (70%) y el fondo de capital riesgo, Alia (30%).

Tras este movimiento, el resultado será un aglutinamiento de los cuatro nuevos socios, aunque la batuta la llevará Alsea, mientras que Arango tendrá un 10% y ProA Capital y Alia tendrán un 5% cada uno.

Se cierra una etapa para la familia Arango

Debido a esta transacción, Grupo VIPS dejará de pertenecer a la familia Arango, cerrando así un círculo que arrancó allá por la década de los 60, cuando Plácido Arango decidió montar la cadena.

La empresa de restauración tiene su origen a final de la década de los 50 cuando Arango se instala en España para poner en marcha la cadena de supermercados Aurrerá, que en 1975 sería vendida a Galerías Preciados. Este modelo de comercio ya lo gestionaba con sus hermanos en México.

El formato original de tienda y cafetería fue mas allá cuando en 2001 realizó un acuerdo con la compañía Starbucks para traerla a España. Esta alianza fue llevada a cabo por el hijo del fundador de VIPS y consejero delegado del grupo entre 1997 y 2010, Plácido Arango García-Urtiaga, que se empeñó en que la empresa de su padre creciera y por eso dio la entrada a Goldman Sachs (30%) en 2006 para impulsar nuevos retos. Además, también se aproximaba una salida a bolsa para beneficiar a la empresa.

Grupo_Vips

Ginos y VIPS, dos de las cadenas del Grupo VIPS | VIPS

Pero, con la llegada de la crisis en 2008, los planes se truncaron y Arango tuvo que recurrir a su financiero Enrique Francia para que este gestionara el grupo y pudiera reducir la bajada del consumo y transformar el modelo.

En cuanto a Zena, su historia fue más abocada a un proyecto financiero, con un formato de máster franquicia de grandes marcas internacionales del mundo de la restauración como son Burger King y Pizza Hut. Zena siempre ha tenido una actitud de compra, pues ya lo intentó con Telepizza.

Detrás de este ‘holding’, fondos de capital riesgo CVC e Inveralia estuvieron detrás de él durante más de una década, pero dejaron de acompañarle con la venta de Alsea en 2014. Sin embargo, el gigante mexicano no llegó solo, ya que Inveralia, refundada como Alia, decidió seguir vinculada al proyecto.

Gracias a esta transacción, Alsea se convierte en el nuevo operador de referencia en el sector hostelero del mercado español, siguiendo el modelo que el mexicano Carlos Fernández está impulsando desde la firma de origen polaco AmRest, que tiene en su poder La Tagliatela, Shusi Shop o Bocoa.

Plácido Arango: coleccionista y ex de Cristina Macaya

El fundador de VIPS es conocido también por ser un gran admirador del arte y además un famoso coleccionista de obras, pues donó varias colecciones al Museo del Prado entre los años 2015 y 2017.

Por otro lado, tuvo una relación sentimental con la jet set de Mallorca Cristina López-Mancisidor, más conocida por Cristina Macaya. Ella, tiene una mansión situada en la localidad de Establiments, a menos de 15 kilómetros de la capital Palma, que cada verano el refugio más visitado por la jet set internacional y el poder económico español. 

Macaya_Cristina

Cristina Macaya | helencummings.com

Después de este tiempo, a pesar de no estar casada oficialmente, ella pasaría por la caja registradora y la relación se rompió de forma extraordinariamente generosa por parte del mecenas y coleccionista. Dicen que a Cristina Macaya le dio 2.000 millones de las antiguas pesetas, la casa de las Bahamas, una residencia en Madrid, un piso de Nueva York y varias obras de arte de su infinita colección. Por entonces su domicilio oficial estaba situado en la urbanización La Moraleja, de Madrid, en la calle Camino de la Fuente, número 17.

COMPARTIR: