21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Podemos sigue presionando a Pedro Sánchez para la equiparación progresiva del permiso de paternidad y maternidad

Las deducciones por maternidad del Gobierno generan preocupación e incertidumbre en la patronal del sector de los planes de pensiones

Planes de pensiones privados sufren un duro momento
Planes de pensiones privados sufren un duro momento
INVERCO, la patronal que aglutina casi cerca del 99% de los planes de pensiones en España, acaba de publicar sus últimos datos estadísticos, correspondientes al mes de agosto, y reflejan una situación como mínimo preocupante.

Los pactos entre el Gobierno de Pedro Sánchez y Podemos para cerrar un acuerdo de cara a aprobar los presupuestos del año 2019, conforman una equiparación progresiva del permiso de paternidad al de maternidad. Desde el 2019, los padres disfrutarían de un permiso de 8 semanas, tres más que las actuales, para lo que se destinaría una partida de 300 millones de euros. La equiparación completa llegaría en 2021 con 16 semanas. El acuerdo entre el PSOE también cifra en 3200 milones el coste de la subida de las pensiones de acuerdo con el IPC. 

 

Rentabilidad de los planes de pensiones a cierre de agosto de 2018

Este año, a pesar de los problemas de la renta fija, en la que sus dos categorías siguen en pérdidas, los planes de pensiones siguen en positivo creciendo un 0,54%, gracias al impulso de la renta variable y la renta variable mixta.

Aportaciones netas bajo mínimos

En este mes de agosto las aportaciones brutas fueron de 175,9 millones de euros, pero las prestaciones, entregas, se elevaron hasta los 150,2 millones de euros, con lo que el volumen de aportaciones netas del mes alcanzaría tan solo los 25,7 millones de euros. Este escaso volumen preocupa enormemente por las dudas que genera el Gobierno de Pedro Sánchez sobre la continuidad de su principal reclamo, las bonificaciones fiscales.

Podemos ha propuesto al Gobierno eliminar las deducciones fiscales por invertir en planes privados de pensiones, medida con la que la formación calcula que el Estado podría ingresar unos 2.000 millones más, pero hundiría el ahorro privado en los planes de pensiones.

El PSOE, en principio, parece que no acepta la propuesta, pero la preocupación se extiende en el sector, especialmente si se tiene en cuenta que con los últimos cambios aprobados por el PP hace menos de un año, a partir del 2025 se podrá retirar todas las aportaciones con más de 10 años de antigüedad.

De momento, las dudas ya han llevado a que las aportaciones estén siendo mínimas. 

 

COMPARTIR: