19 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A partir del próximo 1 de enero cambia la norma, los premiados solo tendrán que tributar a Hacienda a partir de 20.000 euros

Llega el tradicional sorteo de Navidad: los agraciados con un premio inferior a 10.000 euros no tendrán que declararlo

Los bombos que repartirán la suerte el próximo 22 de diciembre (Bernardo Paz)
Los bombos que repartirán la suerte el próximo 22 de diciembre (Bernardo Paz)
Es el sorteo más esperado, no solo por los ciudadanos también por Loterías y Apuestas del Estado que recauda el 30% del año. Además, una nueva mejora fiscal permitirá que los agraciados cobren algo más que el año anterior y puedan así destinar esas ganancias a fines como pagar deudas y comprar vivienda como residencia o inversión, preferencias mayoritarias entre los ciudadanos

Desde el pasado viernes, los bombos de la suerte para el Sorteo Extraordinario de Navidad ya están en el Teatro Real para repartir la suerte el próximo 22 de diciembre. Ese día se repartirán 2.380 millones de euros, especialmente en el “Premio Gordo” que distribuye 4 millones de euros por cada billete. Este año habrá que volver a pasar por Hacienda, pero la cantidad a pagar será inferior a la del año anterior. Si hasta julio estaban exentos los primeros 2.500 euros, esta cantidad se eleva ahora hasta los 10.000 euros, por lo que en el caso de ser agraciado por el premio se cobrará 322.000 euros este año frente a los 320.500 del año pasado.

El próximo año incluso la fiscalidad será mejor ( se podrá disfrutar en el próximo sorteo especial de El Niño) ya que se subirá el mínimo exento hasta los 20.000 euros.

Más conservadores en el destino del premio

Lo que sí parece tener claro la mayoría de los españoles es el destino del premio y este es más conservador que el año pasado. Según estudio recientemente presentado por el comparador financiero iAhorro.com, la prioridad es cubrir necesidades, como vivienda o reducir deuda. Cuanto más pequeño es el premio, más se usa el clásico tapar agujeros y, al contrario, a mayor premio, más opciones de utilizar parte como inversión.

El 40,9% de los encuestados dedicaría lo ganado con El Gordo principalmente a pagar deudas y el 22,3% se decantará por invertir en vivienda. Solo un 16,2% lo haría en ahorrar, el 12,7% en otro tipo de gastos y el 7,9% en comprarse un coche.

Bolas con los principales premios de la Lotería de Navidad (Bernardo Paz)

El punto que más destaca es que el ahorro decrece un 2,17% frente al año anterior (muy influido también por la escasa rentabilidad actual con tipos en mínimos), pero también descienden los que tienen como prioridad principal la compra de un coche (un 0,38% menos que en 2017), y en planes de ocio (un 0,24% menos que en 2017)

También existe un cambio de hábitos. La opción más valorada por los jugadores de la lotería, son los depósitos, una alternativa por la que se decantarían un 39% de los encuestados, mientras que el 23,1% optaría por invertir el dinero del premio en fondos de inversión, el 18% elegiría la vivienda como inversión (qué es la opción que más crece), el 13,8% por un plan de pensiones y el 6,2% por otros productos financieros.

COMPARTIR: