25 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cada vez son más las empresas y las disciplinas que apuestan por los espacios virtuales, que también llegan a los desfiles y a las colecciones de ropa

El metaverso se extrapola al mundo de la moda: "Trasformará el sector a través de la innovación"

El mundo de la moda se une al metaverso.
El mundo de la moda se une al metaverso.
El plano físico evoluciona hacia el virtual creando un espacio digital denominado metaverso. Este entorno interactivo, supone una transformación en el paradigma social y cultural y una revolución de las plataformas tecnológicas, que vienen acompañadas de otra forma de entender la moda y el arte.

Cada vez son más habituales los escenarios virtuales en la era tecnológica que estamos viviendo. Últimamente, las palabras más escuchadas son metaverso, Mark Zuckerberg o criptomonedas, y todos estos términos se han expandido al mercado de la moda, donde se fusiona lo mejor del mundo virtual y lo físico con multitud de firmas y creadores que se unen para construir un futuro diferente, donde se podrá visualizar y consumir a través de nuevas identidades virtuales.

Durante los últimos meses, cada vez son más las empresas que se posicionan junto al metaverso, como Facebook, Uttopion, Decentraland o The Sandbox.  La compañía Facebook, recientemente, anunció que hará un cambio significativo de imagen.

Y es que la red social mantendrá su nombre pero el conjunto de empresas que lidera como Instagram o Whatsapp se reunirán bajo el nombre de “Meta”. El cambio no afectará al desarrollo de las plataformas, cuyos nombres no sufrirán una modificación.

¿Ahora bien, qué es el metaverso?

El metaverso es una dimensión virtual, un escenario donde el plano físico se abandona y en el que desarrollar todo un entramado vital digitalLos usuarios que hagan uso de este programa tecnológico, a través de avatares, podrán interactuar en un espacio virtual que, de aspecto, será similar al espacio real, pero sin ningún tipo de limitaciones. La realidad del metaverso supondrá una revolución en el paradigma del ciberespacio.

En esta realidad virtual existe la propiedad privada, la moneda digital del metaverso (donde también se establece el sistema de oferta y demanda), se puede crear y producir diferentes entramados digitales y no hay limitaciones de actuación en cuanto a los servicios que se ofrecen en la vida real, es decir, el usuario podrá alquilar su propio apartamento, crear su propia empresa profesional, o ir a tomar un helado con otros usuarios o a un un concierto si lo desea.

Moda y metaverso

Por tanto, el metaverso pretende trasladar todos los elementos de la vida real al espacio digital. Y con la moda, no iba a ser menos.

Supone un cambio en el paradigma de entender la vida, la cultura y el arte, transformando la forma de relacionarnos, de producir y de crear valor. Las empresas más importantes del mercado de la moda como Nike, Gucci o Zara, han hecho pública su fusión al metaverso, creando un amplio abanico de colecciones de moda dirigidas a los usuarios digitales, disponibles para los avatares del metaverso. Y algunas de ellas, también son accesibles para el mundo real.

"Dentro de no muchos años podremos ir de compras en una realidad virtual. Vestir a nuestro avatar, crearle un estilismo a partir de todas las firmas emergentes, trasformando la forma de consumir moda. Las posibilidades tecnológicas van a ser ilimitadas. El metaverso nos da la oportunidad de ampliar nuestro sector hacia nuevas experiencias: a través de desfiles de moda virtuales, espacios de ocio digitales, colecciones para usuarios del metaverso, y mediante un nuevo mercado, con las transacciones NTF", comenta Iñigo Aparicio, estilista con más de cuatro años de experiencia en el sector de la moda.

Firmas como Calvin Klein, Adidas o Diesel, también han lanzado colecciones para personajes de videojuegos, como Animal Crossing, League of Legends, los Sims o incluso, Fortnite, a las que se puede acceder a través del mercado digital del entramado del metaverso.

Colección de Calvin Klein en un espacio virtual.

También existe una semana de la moda en este espacio, con desfiles en plataformas virtuales, llamada Metaverse Fashion Week (MVFW), que cuenta con las firmas más importantes del panorama como Dolce & Gabbana o Tommy Hilfiger, con la intención de ofrecer una experiencia virtual, que sea capaz de transformar el modelo clásico físico. 

"Esto también me asusta un poco, porque supondría un cambio radical en el paradigma de la moda. Y puede ser  para bien o para mal, no podemos tener nada claro en el futuro de la moda. Las ventas se verían industrializadas por el universo digital, suponiendo nuevas oportunidades para el negocio de la moda. Esto crearía una mayor demanda, diferentes puestos de trabajo para nuestro sector y una mayor diversidad de espacios para poder desarrollar nuestra disciplina, a través de la trasformación digital", explica Aparicio.

COMPARTIR: