16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El creador bilbaíno fundó junto a la hija del expresidente de Banesto la sociedad Corona Luxury S.L. para la venta de zapatos y complementos

El diseñador Miguel Palacio contra su exsocia Alejandra Conde: "Es igual que su padre, Mario, mentirosos compulsivos"

Miguel Palacio.
Miguel Palacio.
El diseñador bilbaíno Miguel Palacio está envuelto en un enfrentamiento con la que fuera su amiga y socia Alejandra Conde. Palacio fundó, junto a la hija del expresidente de Banesto, la sociedad Corona Luxury S.L. para la venta de zapatos y complementos. El creador cuenta su versión para 'Elcierredigital.com'.

Miguel Palacio ha iniciado una guerra contra su otrora socia y amiga, Alejandra Conde, la hija del exbanquero Mario Conde. Por un lado, ha presentado una demanda contra ella y, por otro, ha hecho público su descontento a través de redes sociales. Palacio y Conde se unieron para crear Corona Luxury S.L. a través de la que vendían zapatos y otros complementos. Su amistad venía de lejos, hasta tal punto que Miguel fue el encargado de diseñar el traje de novia de Alejandra en 2004. Elcierredigital.com charla como el diseñador sobre este contencioso y este enfrentamiento. 

- Exactamente, ¿qué ha pasado entre ustedes? 

- Creamos la sociedad hace dos años. Yo, en ese momento, no estaba trabajando porque me estaba recuperando de una depresión. Me llamó ella y me propuso, con un tercer socio de Elche, Víctor Cobes, lanzar una colección de zapatos. Yo me encargaría del diseño, Víctor de la confección y ella del tema financiero. Ella fue administradora única desde el minuto uno. Alejandra desde el principio no dio explicaciones sobre las cuentas. Yo me trasladé a Elche y ella, en un año, apenas vino dos o tres veces. Víctor pronto empezó a mosquearse. Yo, desde el principio, tuve que hacer de puente entre ellos para que no acabasen mal. Yo conocía a Alejandra desde hacía muchos años pero no conocía su forma real de ser. La fui conociendo realmente con este negocio. Tras acabar mal en Elche, porque se nos cerraron todas las puertas, Alejandra decidió que mejor que hiciéramos ropa en vez de zapatos. Me trasladé a Los Carrizos [finca de Mario Conde en Sevilla] y no vi ni un duro. Es verdad que estaba a mesa puesta en esa casa, pero no tenía ni para gasolina para el coche. Luego me trasladé a Aravaca, a una casa de Mario Conde. De nuevo volví a tener problemas para pagar a los proveedores. Me harté de la situación y ella me echó de la casa de manera inmediata. Pensé que iba a ser un enfado puntual, pero no. No dio su brazo a torcer. En ese momento no pensé en reclamar nada. 

Alejandra Conde. 

- ¿Por qué decide denunciar a Alejandra?

- Cuando veo que estoy en la calle y que nadie de la familia Conde, ni de los amigos, me coge el teléfono. Alejandra fue contando que yo había tenido un brote psicótico y que no era la primera vez y que incluso había estado ingresado. Sabía que no tengo un duro y que era fácil apartarme. A través de unos amigos, llego al bufete de Pérez Llorca y me pongo en sus manos. Y decido demandarla por difamación y administración desleal, pero aún no está en curso. 

- ¿Sabe cómo ha reaccionado ella?

- Le envié por WhatsApp las copias de las denuncias. Sobre todo para que parase de difamarme. Todo Madrid está convencido de que tengo un problema por su culpa y eso me ha hundido profesionalmente. No ha habido reacción. Ni se ha inmutado. 

- Sin embargo, parece ser que Alejandra lo que manifiesta es que usted la ha insultado gravemente en sus redes. 

- Pues que lo demuestre. No es verdad eso. Ella lo que hizo fue que un abogado me enviara un escrito en el que me pedía que dejara de acosar a su clienta y que si seguía con esa actitud tomarían medidas. Las estoy esperando aún. Una vez más, ella no ha dado la cara. Ojalá me pongan un pleito. Mis abogados no tienen noticias de ellos. 

- ¿Ha perdido toda esperanza de que esto se solucione fuera de los Juzgados?

- Por supuesto. No quiero que sea de otra forma. He estado muy engañado con esta familia. Alejandra es como su padre. Dicen una cosa y hacen otra, son mentirosos compulsivos. A pesar de todo lo que les ha pasado no han aprendido nada. 

- Habla del ostracismo social al que le han condenado. Pero esto no es achacable a los Conde sino al resto de la gente, ¿no cree?

- Yo creo que la gente no les tiene respeto, pero como tienen dinero, para ellos es ponerse al lado del poderoso. La gente es muy interesada. Quieren estar todo el día invitados en Los Carrizos. Mario hijo es de los pocos de ese entorno que tiene valores. Eso sí, por detrás sus amigos les ponen verdes. El mejor amigo de Alejandra es Matías Cortés hijo, cuyo padre ayudó a meter al suyo en la cárcel. Eso demuestra que no tienen valores. Su Dios es el dinero. Para ellos, si no tienes dinero eres un fracasado. Yo no lo tengo, por eso es más fácil para la gente elegir a Alejandra. Me ha pasado hasta con mi familia. 

Denuncia de Miguel Palacio a Alejandra Conde. 

- ¿A qué se refiere con que Mario Conde Arroyo es el único con valores en ese entorno? 

- Mario hijo sufre mucho, es una persona que intenta soportar el entorno en el que ha crecido. Su relación con su padre no es buena. Mario padre ni le mira a la cara. Conoce a su padre y no lo admira. A él le sigo teniendo mucho cariño. 

- ¿Cómo cree que va a acabar esto?

- Mis abogados dicen que va a ser un proceso largo. Para la Justicia, este caso no tendrá una gran relevancia. En el mejor de los casos Alejandra será condenada, pero que la minuta me va a costar más y, además, emocionalmente, va a ser un desgaste. Aún así quiero seguir para adelante. Quiero recuperar mi clientela y la única forma es demostrar que yo tengo razón. 

COMPARTIR: