07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La tránsfoba ha provocado que las presentadoras Carolina Iglesias pida perdón a sus fans y Victoria Martín abandone Twitter

Altercado en Prisa por Patricia Sornosa, invitada de su podcast estrella 'Estirando el chicle'

/ Patricia Sornosa
La decisión del popular podcast 'Estirando el chicle' de invitar a la humorista tránsfoba Patricia Sornosa ha soliviantado a los fans del proyecto liderado por Carolina Iglesias y Victoria Martín, que han mostrado su hartazgo por el 'hate' (odio) que están recibiendo a través de las redes sociales.

"Ahora, si quieres conocer el sexo de tu bebé en las ecografías debes fijarte en cómo mueve las manos, en si pone morritos o si lleva el cordón umbilical como si fuera una diadema o una corbata. Fijarte en los genitales es transfobia" o "Decir 'soy no binario' es como decir 'a mí no me afecta la gravedad. Hay cosas que suceden con independencia de tus caprichos".

Con mensajes como estos la humorista Patricia Sornosa ha demostrado su desprecio hacia el colectivo trans que, según ella, no debería pertenecer al movimiento feminista. Y estos mensajes le han acabado salpicando al podcast 'Estirando el chicle', afín al colectivo LGTBIQ+. 

Polémica

Prisa no sabe qué hacer ante la furibunda repuesta de las redes sociales contra el programa y sus presentadoras, muy afectadas por la campaña. Una de ellas, Carolina Iglesias, ha reconocido que está recibiendo ayuda psicológica y no ha tenido reparos en pedir perdón: "Quiero pedir disculpas a la gente que se haya sentido decepcionada, a mi colectivo LGTBIQ+, al que he fallado".

"Estoy en constante deconstrucción; en mis 29 años me he equivocado muchas veces y de cada error he sacado un aprendizaje. Aunque asusta, esa es la vida y también la profesión que he elegido. El silencio no siempre comunica y mi silencio ha sido fruto del miedo al ver la magnitud de lo ocurrido, que me ha paralizado", añade. 

Iglesias explica que empezaron el proyecto "siendo dos pringadas que buscaban su lugar, y así seguiremos siempre. De la mano. Nos caemos, aprendemos y nos levantamos". 

Sornosa le ha replicado en las redes: "Considero que no hay nada malo en ser crítica con el género y estar en contra del sexismo. ¡No hay nada malo en ser feminista! Por eso nunca he escondido lo que pienso. Entonces... si ya saben que soy un error, ¿pa' qué me invitan?". 

'Estirando el chicle' no pidió perdón

Carolina Iglesias ha hecho lo que el programa no hizo: pedir perdón. 'Estirando el chicle' aseguró que "nunca en un programa nuestro ha tenido cabida ningún discurso de odio que atente contra los derechos humanos de ningún colectivo, ni lo tendrá jamás". 

Carolina Iglesias y Victoria Martín. 

Victoria Martín, por su parte, se mostró dolida por el linchamiento: "Estoy recibiendo una cantidad de mensajes de odio que, como persona que lleva muchos años en Internet, jamás había recibido a este nivel. Miles de mensajes de odio, deseando mi muerte, capturas privadas absolutamente manipuladas y sacadas de todo contexto, amenazas de todo tipo, personas escribiendo a las plataformas y marcas con las que desempeño mi trabajo como guionista y cómica para desacreditarme y pedir que me despidan y no vuelvan a trabajar conmigo, personas escribiendo a mi familia y a mi entorno". 

Y añadió: "Me siento absolutamente vulnerada, deshumanizada y, la verdad, sin saber muy bien qué hacer ni cuál es la manera de reaccionar a esto. El nivel al que está llegando esto y la virulencia con la que estamos siendo atacadas está rebasando unos límites muy peligrosos". 

Martín ha acabado cerrando su cuenta en Twittter al igual que una de las colaboradoras del programa, Henar Álvarez, que aseguró estar en contra de "los discursos de odio y los chistes crueles e hirientes contra el colectivo LGTBI y cualquier otro colectivo". 

Álvarez aseguró que querían "subsanar el daño y confiar en que fuera una posibilidad que no se les negara" a sus dos 'jefas', Iglesias y Martín. 

COMPARTIR: