05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El grupo holandés MC&F reclama como propia esta prueba añadida al concurso, que es original de la británica ITV Studios ‘The Alphabet Game’

Sigue la guerra por ‘el rosco’ de Pasapalabra: Condenan a Atresmedia a retirar su emisión

Roberto Leal y 'el rosco' de 'Pasapalabra'.
Roberto Leal y 'el rosco' de 'Pasapalabra'.
La guerra por los derechos de ‘el rosco’ de Pasapalabra sigue activa. El grupo holandés MC&F, que se declara propietario de la prueba, ha recurrido a la Audiencia de Barcelona, que le ha dado la razón y ha solicitado a Atresmedia que deje de emitir ‘el rosco’. La cadena tendría pensado recurrir al Tribunal Supremo, por lo que la batalla podría alargarse tres años más. El concurso español se basa en el británico 'The Alphabet Game' de ITV, al que se le suma esta conocida sección.

Parecía que ya estaba dicho todo sobre la titularidad de la conocida sección de ‘el rosco’ de 'Pasapalabra', pero la batalla judicial parece que se alargará unos cuantos años más de lo previsto. Después de que el Juzgado de lo Mercantil número 8 de Barcelona desestimase una demanda del grupo holandés MC&F (propietaria de ‘el rosco’) contra Atresmedia e ITV Studios (propietaria del formato Pasapalabra), la primera recurrió la sentencia a la Audiencia de Barcelona. Ahora, este último órgano judicial ha estimado el recurso de MC&F.

En la resolución de la Audiencia de Barcelona queda plasmado que los creadores de la prueba de ‘el rosco’ fueron Reto Luigi Pianta y René Mauricio Loeb. Estos vendieron los derechos a MC&F, que a su vez dio en el año 1998 una licencia a la compañía italiana Einstein para que pudiera añadir la prueba a ‘Passaparola’. Este es el concurso que ha llegado adaptado a España, pero que tiene como base el concurso de la británica ITV ‘The Alphabet Game’.

A pesar de que los derechos de ‘el rosco’ y el del resto de secciones de Pasapalabra pertenecen a diferentes empresas (ITV y MC&F respectivamente), durante años se han estado pagando los derechos a ITV, lo que ha causado el conflicto.

Con esta nueva resolución, la Audiencia de Barcelona da un nuevo revés a un caso que parecía cerrado, solicitando a Atresmedia que cese de emitir ‘el rosco’ —ya que no tendría los derechos para emitirlo— y, en caso de no cumplirlo, pagar una indemnización de 50.000 euros.

Según ha informado El Mundo, Atresmedia tiene intención de recurrir ante el Tribunal Supremo para poder seguir manteniendo la exitosa prueba. Por lo tanto, hasta que no haya una sentencia en firme de este órgano, Atresmedia podría seguir emitiendo ‘el rosco’. Tal y como estiman desde el diario mencionado, el proceso podría alargarse hasta tres años.

‘Pasapalabra’: el origen del concurso tal y como lo conocemos

En el año 2000 llegó a España Pasapalabra, un concurso que Antena 3 emitió basándose en el programa ‘The Alphabet Game’ de la cadena británica ITV. El concurso original se encontraba en antena en Reino Unido en 1996 y 1997 y tenía una duración de media hora, durante la que dos concursantes (acompañados de dos famosos) competían en diversas pruebas para probar su agilidad mental. Las respuestas tenían que comenzar por diversas letras del alfabeto y en la prueba final, el ganador de las rondas anteriores tenía que responder las iniciales correspondientes a las respuestas (no la respuesta completa, sino las iniciales de las palabras) de las preguntas formuladas por el presentador. El famoso rosco no existía en esta versión.

La duración en antena de The Alphabet Game fue breve en Reino Unido, pero tuvo una segunda vida cuando la cadena decidió comercializarlo al extranjero. El país más relevante que adquirió los derechos del programa fue Italia, que denominó al concurso ‘Passaparola’. Estrenado en 1999, se mantuvo en antena en Canale 5 de Mediaset hasta 2008.

Esta versión fue la que aterrizó en España un año más tarde, con más elementos de entretenimiento, entre ellos, ‘el rosco’. Esta sección del concurso ya tenía la misma dinámica que conocemos ahora: responder a 25 preguntas cuya respuesta comienza por cada una de las letras del abecedario.

De este modo, la empresa italiana creó un nuevo formato basado en el de ITV del que otros muchos países, incluido España, tomaron nota para llevar a sus parrillas televisivas. Sin embargo, ‘el rosco’ no estaba en el formato original de la cadena británica, por lo que la lucha por sus derechos acabó haciéndose presente.

Antena 3 y Telecinco: la lucha por ganar ‘el rosco’

La seña de identidad más reconocible del programa en España es la prueba de ‘el rosco’, en la que el ganador de días anteriores se enfrenta a nuevos vencedores hasta conseguir el premio o ser eliminado. Mediante este mecanismo, los espectadores crean cierto vínculo con los concursantes a los que acompañan en su trayectoria hacia el éxito. Es el caso de algunos de los grandes ganadores de Pasapalabra como Eduardo Benito (quien consiguió el mayor premio del programa en 2006, 2.190.000 euros), David Leo o Francisco González.

La prueba ha hecho ganar numerosos minutos de oro de audiencia a las cadenas que emitían el programa, así que no es de extrañar que tanto Telecinco como Antena 3 quisieran conseguir los derechos.

Francisco González, ganador de 'Pasapalabra' en Telecinco.

Antena 3 se encargó de la emisión del programa desde el año 2000 al 2006, con Silvia Jato y Constantino Romero (que se encargaba de sustituirla) como presentadores iniciales. Después de una cesión de derechos por parte de ITV, el concurso pasó a Telecinco, que renovó el acuerdo en 2009 para su emisión tres años más. Sin embargo, en 2010 Mediaset España demandó a ITV Global Entertainment para declarar nulos los principios de su acuerdo de obtención de derechos por parte de la productora. Su argumento principal era que ITV no era la dueña del formato español, en concreto de la famosa prueba.

Según expresó Mediaset España en un comunicado de prensa en 2017, su demanda “fue provocada primero por la recepción de varios requerimientos remitidos por la empresa MC&F en los que reclamaba la titularidad del principal formato integrante de Pasapalabra, El Rosco, y así fue verificado por Mediaset; y, en segundo lugar, por la comprobación de que ITV no tenía posibilidad de asegurar a Mediaset España la pacífica y exclusiva explotación del nombre que define el programa, el término Pasapalabra, como exigía el contrato y es una obligación inherente a un contrato de licencia de estas características”.

Ante la demanda de Mediaset, ITV actuó interponiendo otra contra el grupo italiano, acusándoles de no cumplir los contratos firmados. Además, pidió tres indemnizaciones: por los derechos del programa, la emisión de programas basados en formatos de ITV y por un contrato sobre el catálogo de cine y series. El juez estimó parte de las peticiones de la productora británica y Mediaset recurrió.

Tras diversas demandas y recursos, una sentencia del Tribunal Supremo del año 2019, en la que ratificaba el fallo del Juzgado de lo Mercantil de febrero de 2014, obligó a Mediaset a retirar el programa de su parrilla. El grupo audiovisual habría estado negociando con los británicos desde 2014 sin éxito, y Atresmedia aprovechó la situación para llegar a un acuerdo con ITV y comprar los derechos de ‘Pasapalabra’.

Siendo propiedad de Atresmedia el formato tampoco se libró de la polémica. La empresa holandesa MC&F (especializada en formatos televisivos) demandó al grupo de Antena 3 para prohibir la emisión de la prueba del rosco, de la que ya se declaró propietaria ante Mediaset. Aunque la justicia no se posicionó de su parte, un recurso ante la Audiencia de Barcelona ha vuelto a reabrir una guerra que parecía enterrada.

Atresmedia tiene previsto recurrir ante el Tribunal Supremo, por lo que la lucha podría alargarse durante unos años más.

COMPARTIR: