16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Varias modelos presentaron en la capital gala las nuevas propuestas de la segunda colección de la firma con una visión futurista y sostenible

Balenciaga regresa a París: Demna Gvasalia, presenta una colección del histórico modisto vasco

/ Nicole Kidman, entre las modelos del desfile de Balenciaga.
Balenciaga, la casa de moda de lujo fundada en 1917 en San Sebastián por el diseñador español Cristóbal Balenciaga ha regresado de la mano de Demna Gvasalia, director creativo de la firma, a París, la gran capital de la moda internacional. Varias modelos presentaron algunas de sus propuestas: una visión de la moda futurista y sostenible con la presencia de nombres como Rossy de Palma, Nicole Kidman o Dua Lipa.

Ha vuelto Balenciaga. La casa de moda de lujo fundada en 1917 por el diseñador español Cristóbal Balenciaga en San Sebastián ha regresado de la mano de Demna Gvasalia, director creativo de la firma. Los salones de la Maison en la calle Georges V de París fueron testigos de la presentación de la nueva colección de Balenciaga en la que el rupturismo, la innovación y la nueva visión de la moda han estado presentes.

La semana de la alta Costura de París, celebrada dos veces al año para presentar las colecciones primavera/verano y otoño/invierno, ha sido un desfile de estrellas, influencers y perfiles respetados en el mundo de la moda. Desde la editora jefe de la edición estadounidense de Vogue USA, Anna Wintour, junto a sus inseparables gafas de sol negras, hasta una de las chicas Almodovar más transgresoras, Rossy de Palma, no quisieron perderse el evento celebrado en la Ciudad de la Luz.

El desfile de la Casa Balenciaga fue uno de los más esperados. Tras el comienzo, los asistentes fueron testigos del buen hacer de la actriz Nicole Kidman, de la influencer y empresaria Kim Kardashian, de la cantante Dua Lipa y de las modelos Bella Hadid, Naomi Campbell o Danielle Slavik, una de las maniquíes que comenzó en la Casa en 1960. Un desfile de personalidades ataviadas con diseños dignos de alfombra roja.

Efecto Gvasalia

Demna Gvasalia (Georgia, 1981) lo ha vuelto a hacer. El diseñador de origen georgiano ha sabido reflejar su visión de la moda más que nunca en la segunda colección presentada en la Semana de la Moda de París. La reivindicación de la moda futurista y sostenible ha sido el hilo conductor de esta colección.

Además, el diseñador ha respetado el anonimato de la nueva Casa Balenciaga mediante las máscaras que lucían las modelos al inicio del desfile. Sin embargo, no ha dejado de expresar el carácter rupturista de su antecesor. “Empieza en el futuro y luego se hunde en el pasado, en los vestidos Infanta que luego fueron origen de la casa”, sostiene.

Demna Gvasalia.

El director creativo de Balenciaga llegó a la casa para sustituir a Alexander Wang en 2015. Ha sido capaz de redefinir la moda y el ADN de la firma. En 2022, ha evolucionado y plasmado la estética urbana que le caracteriza. “Esta colección es más mía. En la anterior había mucha herencia. He querido mirar menos y sentir más. Seguir mi instinto”, afirma el diseñador.

La nueva Maison

Una vez que concluyó la presentación de la segunda colección de Demma Vasaglia, los asistentes pudieron conocer la nueva tienda de Balenciaga ubicada en el número 10 de la Avenida George V de París. Una dirección muy especial para la firma, ya que fue la misma ubicación en la que Cristóbal Balenciaga inauguró su primera tienda.

La boutique está dividida en dos espacios, uno para lo masculino y otro para lo femenino. El nuevo punto de venta responde a la demanda de las nuevas audiencias: exclusividad propia de un proceso de democratización en la que se pretende acercar la moda a las generaciones más jóvenes. "El concepto de esta tienda es una puerta a la alta costura, que continúa siendo un universo muy cerrado, especialmente para las generaciones más jóvenes”, asegura Cédric Charbit, consejero delegado de Balenciaga.

Los clientes podrán llevarse las prendas sin la necesidad de esperar a realizar las pruebas pertinentes, es decir, cultivar el prêt a porter. Aunque desde la Casa no olvidan los orígenes de Balenciaga, “damos gran importancia al saber hacer de las piezas”.

COMPARTIR: