09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La prensa nacional reprocha el "empacho" del cantautor madrileño y la "oportunidad perdida" del director de cine Fernando León de Aranoa

Joaquín Sabina se convierte en objetivo de la crítica por su película 'Sintiéndolo mucho'

/ Joaquín Sabina y Fernando León de Arenoa. Foto: RTVE.
El cantante Joaquín Sabina se ha prestado durante más de una década a ser grabado por la cámara de Fernando León de Aranoa. Esta vez en el documental 'Sintiéndolo mucho', un proyecto con varias virtudes y algunos excesos que lo acaban convirtiendo en irregular y ha sido objetivo de ciertas críticas por parte de los medios de comunicación. El director refleja tanto su trayectoria profesional como personal.Desde su estreno, el documental ha recaudado alrededor de 224.000 euros en taquilla.

El cantante Joaquín Sabina se ha prestado durante más de una década a ser grabado por su amigo el director Fernando León de Aranoa que ha aprobado con nota en taquilla por 'Sintiéndolo mucho'.  En su primer fin de semana brincó hasta los 224.000 euros de recaudación (cifra que no se veía en un documental desde el emotivo 'Eso que tú me das' de Jordi Évole y Pau Donés)

La hagiografía tiene un grave problema: otros testimonios que enriquezcan un relato que no ha sido del gusto de parte de la crítica liderada por Elsa Fernández-Santos, que en El País le ha afeado varios asuntos. 

"Sintiéndolo mucho es un recital a mayor gloria del lugar común del genio y figura, un empacho solo digerible para los muy cafeteros de un artista que parece sentirse demasiado cómodo evocando su vida desde el salón de su casa", asegura Fernández-Santos. 

Según la crítica del diario de Prisa, "el principal problema del documental, además del ninguneo a los orígenes artísticos de Sabina junto a Javier Krahe y Alberto Pérez, los tres miembros de La Mandrágora, son las dudosas decisiones de montaje y puesta en escena de su director, que en una película en la que casi no hay otra voz que la del propio Sabina, él se otorga un protagonismo constante e innecesario, sobre todo en esos intensos contraplanos finales de la entrevista central". 

Afán de protagonismo

El entretenido monólogo del de Úbeda, con sus brillantes teorías y campanudas picardías, deja en un rincón a la mujer del cantante, Jimena, que queda relegada a un papel de figurante, y otorga demasiado protagonista al director, Fernando León de Aranoa. 

Pablo Jiménez en Fotogramas dice que "De Aranoa mira a su ídolo con el respeto y la respetable admiración con la que Truffaut miraba a Hitchcock, Wenders a Nicholas Ray, Kevin Smith a Stan Lee o Scorsese a Dylan, pero la principal virtud de su película es también su mayor lastre, ese inmediato apego al presente, que va parejo a una falta de distancia, buscada, deseada e inevitable". 

Sabina2

Sabina y De Aranoa. 

"El propio cineasta es también trasunto del Patrick Fugit en la mejor película de Cameron Crowe, la autobiográfica 'Casi famosos' (2000), tras el falso grupo Stillwater. Recordemos aquello que el personaje de Kate Hudson le aconsejaba al joven y acneico protagonista: ser honesto e inclemente. Pongamos que el director de 'Los lunes al sol' (2002) ha cumplido con la primera parte", apunta. 

Jesús Chavarría en el mexicano La Razón asegura que el autor de 'El buen patrón' "desperdicia lo que era una gran oportunidad". Mejor recepción ha tenido la película entre la prensa conservadora española, antaño muy crítica con el cantautor. 

A este volantazo ha contribuido el cambio ideológico desde la izquierda a la presunta transversalidad de Sabina, que en el documental se define como "un hombre de izquierdas, con un lado anarquistón y otro liberalón, que ama los animales y le gustan los toros". Y durante la campaña promocional ha decepcionado a parte de sus fieles: "Ahora ya no soy tanto de izquierdas porque tengo ojos y oídos para ver las cosas que están pasando". 

Y lo que está pasando, según él, es que un personaje como el presidente ucraniano Volodímir Zelenski​, pese a su autoritarismo, vínculos con el nazismo y mentiras durante la Guerra, es un "héroe"

Sinopsis de 'Sintiéndolo mucho'

Retrato de Joaquín Sabina sin bombín, hecho a muy pocos centímetros de su piel, con nocturnidad y alevosía, por su amigo, el cineasta Fernando León de Aranoa. Un relato como su voz, áspero, directo y sin ecualizar, que cuenta sin atenuantes la intimidad del artista, sus bambalinas, su cara B. 

Que comienza cuando baja del escenario, que le acompaña en lo cotidiano, y así en lo inesperado: en la risa y en el drama. 'Sintiéndolo mucho' es el resultado de trece años de rodaje juntos y recorre todos los escenarios de Joaquín Sabina, públicos y privados, luminosos y ocultos. Un paseo por las claves de su vida y de su trabajo: por lo que le mueve, por lo que le inspira, por lo que le duele, desarrollado siempre a partir de situaciones vivas, compartidas, entre músico y cineasta.

COMPARTIR: