28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA LUCHA DEL VESTUARIO TOMA FUERZA ENTRE LAS MUJERES, QUE ALZAN LA VOZ CONTRA ESTo: "ESTAMOS EN 2022, BASTA YA DE discriminación"

Batalla contra el sexismo: Las azafatas de Iberia, contra la obligación de llevar tacones

Calzado de azafata
Calzado de azafata / Calzado de azafata
Las azafatas de la compañía consideran sexista la nueva normativa que ha presentado Iberia según la cual están obligadas a llevar zapatos de tacón. Ellas reclaman el derecho a elegir el calzado con el que trabajar. Una petición que han lanzado formalmente a través de la página web 'Change.org' y que ya cuenta con más de 51.000 firmas a favor. 

"¡No soy la Barbie azafata!". Con este claro mensaje reivindica María Fernández, trabajadora de Iberia durante más de 30 años, que la empresa permita a sus empleadas elegir si prefieren llevar o no tacones como parte del uniforme. 

Su protesta comienza tras publicarse la nueva normativa de vestuario de la compañía aérea, que ofrece al personal a bordo la opción de usar calzado plano durante el periodo de tiempo comprendido entre el despegue y el aterrizaje del avión. Sin embargo, la medida sigue obligando a que las mujeres lleven tacones durante los saludos a los pasajeros, los controles de equipaje, los embarques y los desplazamientos por el aeropuerto mientras que sus compañeros varones calzan mocasines durante toda la jornada laboral. 

La tripulación de cabina destaca, además, la importante diferencia que existe entre el uniforme de los hombres y el de las mujeres, por la que los primeros pueden utilizar zapatos planos tipo mocasines.

"¿En serio que los tripulantes de cabina de vuelo hombres caminarán con unos mocasines planos mientras que nosotras tendremos que destrozarnos los pies?", declara María indignada. "Obviamente respeto a las compañeras que se sientan cómodas con estos tacones e incluso con otros más altos, pero esa opción debe ser una elección, no una imposición", añade. 

La azafata le reclama a Iberia la capacidad de que cada una pueda escoger el calzado con el que quiera trabajar. Una petición que ha lanzado formalmente a través de la página web 'Change.org', y que ya cuenta con más de 51.000 firmas a favor

La iniciativa está causando sensación en las redes sociales y la creadora de la petición confía en que llame la atención de la aerolínea y les conceda la libertad de elección. 

"Estamos en 2022. Basta de sexismo, esta desigualdad tiene que saberse, solo así estaremos a tiempo de evitarla", manifiesta, solicitando firmas de apoyo para que la compañía rectifique e incorpore la libertad de elección entre llevar tacones o no, antes de que la nueva normativa entre en vigor el próximo 1 de junio". 

Uniformes sexistas en el siglo XIX

Si a varias personas les pregunta qué es lo primero que se imagina cuando escucha la palabra azafata, la respuesta suele ser la misma: una mujer atractiva, alta, flaquísima y vestida con un blazer y camisa al tono y unos tacones.

Ese tipo de respuesta es el resultado de un estereotipo que viene de los primeros vuelos comerciales y con el que las mujeres tripulantes han tenido que luchar hasta hace muy pocos años y, en muchos casos, lo siguen haciendo.

El código de vestimenta fue, y aún sigue siendo, el signo más notorio en la construcción del estereotipo de estas mujeres que, pese a estar ataviadas con "trajes de muñeca", tuvieron y tienen que enfrentar situaciones extremas, como poner en marcha un operativo de salvataje o evacuación, practicar maniobras de reanimación o reducir a un pasajero peligroso.

No es el único colectivo que denuncia esta diferencia entre sexos. Y tanto el Tribunal Supremo como el Tribunal Superior de Justicia han dado la razón a las trabajadoras en otras ocasiones alegando que obligarlas a llevar uniformes diferentes a los de los hombres de su misma categoría y actividad "carece de justificación objetiva y resulta contrario al principio de no discriminación por razón de sexo".

Raquel Muñoz, una azafata del torneo de tenis Conde de Godó, denunció en mayo de 2017 que ella y sus siete compañeras tuvieron que trabajar con minifalda y manga corta a pesar del frío que hizo durante los días de competición. "Durante la ola de frío teníamos que pasearnos con vestido corto, y no nos dejaban llevar chaqueta para no ocultar la marca del vestido", dijo. 

Ese mismo mes, se despedía a seis de las trabajadoras de una gasolinera Aservi, en Córdoba, por negarse a trabajar llevando un nuevo uniforme que sustituía el habitual conjunto de pantalón y botas aislantes por una minifalda con 'leggins' y zapatillas. La empresa aseguró que los despidos se produjeron por otros motivos y que, casualmente, coincidió con el cambio de ropa.

Azafatas que visten con deportivas

SkyUp es una aerolínea ucraniana de bajo coste que permite a sus azafatas que  utilicen pantalones cómodos y zapatos deportivos en lugar de las típicas y ajustadas faldas y los molestos tacones altos. Y no se trata solo de ropa cómoda y elegante, sino de una visión completamente nueva.

Uniforme de la línea ucraniana. 

El uniforme se llamó 'SkyUp Champions' y fue diseñado en colaboración con la marca de moda ecológica ucraniana 'GUDU'. Se trata de un traje holgado de dos piezas con el típico color naranja vibrante de la aerolínea. Lo complementan con tenis blancos Nike Air Max 720 hechos con materiales reciclados, un pañuelo de seda con detalles azules de la marca GUNIA project y una gabardina para protegerse del frío si es necesario.

COMPARTIR: