05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Entre los más apreciados encontramos el "You'll never walk alone" que pertenece al Liverpool o el "ROMA, ROMA, ROMA" del equipo italiano

Los secretos y anécdotas detrás de los himnos más famosos del fútbol internacional

El Arrebato cantando el himno centenario del Sevilla
El Arrebato cantando el himno centenario del Sevilla / Sevilla FC
Los himnos son para los equipos de fútbol grandes baluartes de la unión entre la afición y el club. Son una seña de identidad en toda regla y, en el mundo, existen himnos de una grandísima calidad. Entre los más famosos encontramos el "You'll never walk alone", que pertenece al Liverpool entre otros equipos, el "Dale Cavese" adaptado por los aficionados del Boca Juniors a "Dale Boca", el mítico himno centenario del Sevilla cantado por El Arrebato o el "ROMA, ROMA, ROMA" del AS Roma.

La música y el fútbol han estado unidos desde el inicio de los tiempos. Un enlace que llegó con el nacimiento de los himnos de los equipos, creció en competiciones como la Champions o el Mundial y se instaló en nuestros corazones para quedarse. 

Hoy en día, los himnos no son un cántico más. Los himnos son para los equipos de fútbol grandes baluartes de la unión entre la afición y el club. Son una seña de identidad en toda regla y en el mundo existen himnos de una grandísima calidad.

"You'll never walk alone"

La historia del “You’ll never walk alone” (nunca caminarás solo) va más allá del fútbol y de Inglaterra, y hay que buscar su origen, de hecho, al otro lado del Atlántico, en Estados Unidos, donde dos exitosos compositores de musicales estaban buscando un tema sobre el que escribir su siguiente obra después de haber debutado con un enorme éxito en los teatros de Nueva York con “Oklahoma!” De su esfuerzo por no caer en “el mal del segundo disco” y escribir un musical que estuviera a la altura del primero, nació la leyenda de “You’ll never walk alone”.

La canción interpretada en la obra empezó a utilizarse en graduaciones escolares, en funerales, y fue versionada por Frank Sinatra, Judy Garland, Doris Day o Elvis Presley, entre otros. Toda esta popularidad la llevaría a entrar en el repertorio de Gerry and The Pacemakers, un grupo de Liverpool que la grabó como single en 1963 y se la enseñó a Bill Shankly, entrenador del equipo en aquella época.

No obstante, aunque esté más asociada al Liverpool no es el único equipo que la tiene como himno. El Celtic de Glasgow también ve cómo sus hinchas la cantan dejándose las cuerdas vocales en el estadio, y los aficionados del St. Pauli alemán la han adoptado asimismo como himno de su equipo.

"Dale Cavese"

Este rítmico cántico es uno de los más populares himnos del fútbol mundial en español. Se popularizó cuando era utilizado por un pequeño equipo italiano con un estadio con capacidad para solo 12.000 personas. A pesar de ser compuesta en el año 1956, se hizo conocida en 2007 gracias a un vídeo de Youtube. 

La canción original fue cantada por el venezolano Hugo Blanco y su nombre original era Moliendo Café. En los ochenta, los hinchas del Boca Juniors lo adaptaron llamándolo Dale Boca. Desde entonces, aunque no es considerado como el himno oficial de Boca Juniors, es uno de los himnos más cantados en estadios de todo el mundo.

Himno Centenario del Sevilla FC

Sin duda el mejor himno de todo el fútbol español. A pesar de no ser el oficial, ha logrado dar la vuelta al mundo y sonar en cada rincón llegando a estar incluso en los tops de música comercial y listas de éxitos. 

Su propio autor, El Arrebato, ha declarado en varias ocasiones que no pensaba que iba a tener esta repercusión en todo el mundo. Al comienzo de cada partido, la afición del Sevilla FC entona esta canción al unísono a capela alzando bufandas y banderas, provocando emociones y poniendo la piel de gallina a todos.

"ROMA, ROMA, ROMA"

Uno de los himnos más emocionantes del fútbol europeo y mundial. En una ciudad y un equipo que levantan pasiones, se ha convertido en un clásico que sus aficionados entonen al inicio de cada partido este himno. 

En Italia, sucede algo que es muy particular y que no ocurre con esa normalidad en otros lugares del mundo. Allí, los equipos de una misma ciudad comparten estadio pero la pasión es única e indivisible, como el himno del equipo, que adquiere un valor incomparable. Más aún, cuando se trata de uno como el de la AS Roma.

COMPARTIR: