01 de agosto de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

¿Están las empresas apostando por ropa ecológica?

La ropa ecológica ha llegado para quedarse y las grandes empresas lo saben. Y aunque la industria y las marcas de moda minoristas son conocidas por seguir unas tendencias y la llamada moda rápida, se ha observado en estos últimos años la popularidad hacia la moda sostenible y las compras ecológicas, así como la apuesta por las empresas en esta ropa ecológica.

Qué es la sostenibilidad

La sostenibilidad es una decisión estratégica de operar en el entorno ecológico, social y económico sin dejar ninguna huella negativa en el medio ambiente.

Actualmente, las empresas se centran en ser lo más éticas y sostenibles posibles donde las redes sociales también actúan como una herramienta esencial para educar a los clientes sobre su importancia.

Las empresas también están promocionando sus actividades e historias, creando conciencia sobre la sostenibilidad. Y dado que el consumidor de hoy está bien educado y es consciente del medio ambiente, las marcas de moda también ofrecen lo mismo. De hecho, en opinionesespana.es vas a poder encontrar muchas de ellas y reconocerás las que son “eco-friendly” ya que los usuarios dan prioridad a eso en esta página a la hora de escoger una marca.

Según un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, "el 10 por ciento de las emisiones globales de carbono son producidas por la industria de la moda", un porcentaje al que se refirió como “más que todos los vuelos internacionales y el transporte marítimo”.

“Cada segundo, el equivalente a un camión de basura de textiles se tira a vertederos o se quema. Si nada cambia, para 2050 la industria de la moda consumirá una cuarta parte del presupuesto mundial de carbono. Lavar la ropa también libera medio millón de toneladas de microfibras al océano cada año”, remacha el informe.

Listas para cambiar

Lo cierto es que las marcas de moda están listas para cambiar el juego y tener una meta final: que sea bueno tanto para el planeta como para las personas.

De hecho, se espera que el mercado global de la moda ética "crezca a 9,81 mil millones en 2025 de dólares y 15,17 mil millones de dólares en 2030", según cifras de las estadísticas de la industria de la moda.

Y como era de esperar, hay un aumento en la búsqueda de palabras clave relacionadas con la sostenibilidad como poliéster reciclado o cáñamo.

Asimismo, se observa un gran cambio en el comportamiento del consumidor dado que son más conscientes en disminuir el impacto ambiental, así como buscan más para el reciclaje del producto e incluso esperan paquetes eco-friendly, lo cual ha obligado a servicios de paquetería a adaptarse a esas necesidades.

Moda sostenible para un futuro mejor

Las marcas de moda deben ser conscientes desde la fabricación hasta el final del proceso, es decir, su venta y uso.

Manteniendo todos estos beneficios al ser sostenibles, varias marcas están salvando al planeta de pesticidas dañinos y químicos tóxicos.

Cada marca tiene un enfoque diferente para lograrlo: empoderar a los tejedores rurales, uso de algodón reciclado, cero residuos, textiles ecológicos, sobrantes…

La cuestión principal es que el consumidor de hoy en día está dispuesto a pagar más por las marcas que prometen un medio ambiente saludable, reciclaje de materiales de desecho, estructura ecológica y llegar a la generación anterior a los millennials para que comience el proceso de cambio y el mundo pueda ser un poco mejor.

Potenciar la sostenibilidad para la vida pospandemia

El medio ambiente siguió siendo una prioridad durante la covid-19, en parte porque la gente se dio cuenta de que algunos de los mismos factores que alimentan el cambio climático, como la pérdida de biodiversidad, también ayudaron a impulsar esta pandemia que ha provocado una de las peores crisis mundiales de la historia reciente.

Si bien es difícil conectar directamente la pandemia con las iniciativas recientes de sostenibilidad, lo cierto es que la covid ha llevado a muchas empresas a examinar cómo operan y las ha impulsado a ser más flexibles.

La pandemia puso nuevas tensiones en las cadenas de suministro, pero eso no impidió que las empresas lanzaran iniciativas para reducir su huella de carbono y eliminar el desperdicio existente en la industria de la moda.

Aunque el compromiso varía según la geografía y la industria, la sostenibilidad se ha convertido en un esfuerzo central en lugar de una ocurrencia tardía para más empresas. Están respondiendo a la presión de los reguladores, los consumidores y, más recientemente, a los inversores.

COMPARTIR: