27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La 'socialité' americana se encuentra en el centro de la polémica después de que su moralidad y éxito laboral hayan sido cuestionados

La 'celebrity' Kim Kardashian, atacada en las redes sociales tras asegurar: "Hoy nadie quiere trabajar"

/ Kim Kardashian.
La empresaria Kim Kardashian es diana de una multitud de críticas negativas respecto a sus declaraciones en la entrevista que realizó para la revista Variety la semana pasada, en la que ofrecía sus mejores consejos para las "mujeres empresarias" que estuviesen empezando su trayectoria profesional en los negocios. Muchos usuarios en redes sociales se han mostrado en desacuerdo con esta filosofía del trabajo, debido a la situación socio-económica que precede a Kim Kardashian.

De una manera u otra, la familia Kardashian siempre resulta estar en el centro de una polémica. Ya sea por el eterno debate de sus relaciones sexo-afectivas, las infidelidades, por su extravagante estilo de vida o por sus excéntricos looks (que siempre terminan poniéndose de moda), el clan Kardashian siempre termina siendo protagonista de la controversia. Esta vez, ha sido la declaración que Kim Kardashian ha realizado sobre la "cultura del esfuerzo".

Recientemente la empresaria y celebridad Kim Kardashian, en una entrevista a la familia para la revista Variety, hizo unas declaraciones que han molestado mucho en las redes sociales.

Kim Kardashian se proclamó “mujer trabajadora” y criticó al resto de mujeres: "Tengo el mejor consejo para las mujeres que se quieren dedicar a los negocios: ¡Levanta el trasero y ponte a trabajar! Parece que nadie quiere trabajar estos días", declaró la celebrity en la entrevista.

Esta afirmación iba destinada a aquellas mujeres que querrían iniciar su vida profesional en los negocios y con ella quiso desmentir que su éxito le viene de su legado: "Las críticas nos dan igual. La verdad es que trabajamos muchísimo, pero si la gente piensa eso, lo siento. Ya no tenemos energía para todo esto. No bailamos, ni cantamos ni actuamos: vivimos nuestras vidas y logramos tener éxito. No quiero ser desagradable, solo estoy hablando de hechos", aclaraba Kim en la entrevista de Variety.

Sus declaraciones han originado un sinfín de críticas en los diferentes medios de comunicación y sobre todo, en las redes sociales. Diferentes usuarios destacaron que se trata de un consejo desproporcionado teniendo en cuenta que proviene de una familia adinerada, que siempre ha tenido todo tipo de facilidades económicas.

Una de las críticas más destacadas fue la de la actriz Jameela Jamil, que publicó en sus redes sociales lo siguiente: “Creo que si creciste en Beverly Hills con padres súper exitosos en lo que era simplemente una mansión más pequeña… Nadie necesita escuchar tus pensamientos sobre el éxito/ética laboral”.

Las mujeres de la familia Kardashian.

Lo cierto es que Kim saltó a la fama gracias a la capitalización que llevó a cabo su familia de su intimidad, en concreto, la filtración de un vídeo sexual de la empresaria. Tras la divulgación, Kim saltó a la fama y la familia la aprovechó para lanzar el reality “Keeping up with the Kardashian”, con el que consiguieron una fortuna millonaria a base de mostrar con todo detalle su vida privada.

La audiencia duda de su moralidad

Lo cierto es que la multimillonaria desata un sinfín de comentarios en torno a su persona, entre los que se encuentran los relativos a su divorcio con el rapero Kanye West, que tuvo lugar el pasado mes de febrero, tras siete años de matrimonio y cuatro hijos en común. 

De sus cuatro hijos, los dos últimos nacieron por vientre de alquiler, es decir, por gestación subrogada. Según explicó la pareja en su momento, tomaron la decisión a raíz de las recomendaciones de su médico, que aseguró que “corría grandes riesgos si volvía a tener un hijo de forma natural”.

Este hecho hizo que su moralidad se cuestionase, siendo varios los medios que los calificaron de “proxeneta” y de aprovecharse de quienes no tienen recursos. Según TMZ, la mujer que trajo al mundo a sus hijos podría ser de raza negra, y le habrían abonado 45.000 dólares por el procedimiento y 68.000 dólares a la agencia que contactó con ella.

COMPARTIR: