29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La asturiana, nacida en 1949, fue fenómeno social en la Transición y protagonizó una foto histórica al sacarse un pecho ante Enrique Tierno Galván

'Las reinas del destape' (XI): Susana Estrada, la abanderada de la libertad sexual que escandalizó a todo un país

Susana Estrada en uno de sus espectáculos.
Susana Estrada en uno de sus espectáculos. / La actriz asturiana siempre cuidó la producción de sus shows.
Susana Estrada fue, de entre las actrices del destape y la Transición, una de las figuras más libres. Nunca buscó justificar sus desnudos y protagonizó una de las fotos históricas de la época, sacándose un pecho ante el político Enrique Tierno Galván. Ser una abanderada de la libertad le acarreó críticas y problemas judiciales llegando a ser condenada por escándalo público, lo que suponía la retirada del pasaporte y perder el derecho al voto.

A las actrices del destape Silvia Tortosa las dividía en tres grupos. A saber, las que tenían una trayectoria propia y se veían casi obligadas a sumarse a la moda (entre las que encajaba la propia Silvia), las que vieron en el fenómeno una oportunidad de hacerse estrellas y Susana Estrada. Susana formaba grupo propio. 

Y no le faltaba razón a la Tortosa. A diferencia de sus coetáneas Susana nunca buscó excusas. Lo de que "me desnudo por exigencias del guión" con ella no iba. Nunca se sintió una mujer sexualizada por la industria. Tal vez porque fue casi la única en ser productora de sus espectáculos y en controlar su carrera y su exposición en los medios, en lo que fue una maestra. 

Susana Estrada nació en La Felguera (Asturias) el 18 de junio de 1949 y se educó en un colegio de monjas. Como tantas mujeres de su generación se casó para salir de la casa familiar. Tenía 16 años, tuvo dos hijos y antes de los veinte ya se había separado. Todo un escándalo en la pacata sociedad de la época y más en una ciudad de provincias. 

Susana Estrada ocupó muchas portadas en los 70 y los 80. 

Así recordaba la propia Susana esa época en una entrevista con Elcierredigital.com: "Mi padre era un hombre conservador, por eso me casé con 16 años, para huir de casa. En esos años si no te casabas no eras nada. Embarazada de mi segundo hijo me separé, aunque legalmente no había divorcio. Es decir, siempre he sido adelantada. Ser dueña de mí. Eso no lo llevaron bien. Aunque luego me llegó a decir que estaba orgulloso de mí".

La aspirante a estrella se buscó la vida como pudo para salir adelante. "Empecé a trabajar en la biblioteca del Ateneo Jovellanos de Gijón, sólo iban cuatro abuelos a leer el periódico. Aquello se convirtió, gracias a mí, en el centro intelectual de todo lo que se estaba moviendo. Conseguí que tuviera movimiento gracias a gente con inquietudes. Yo leí a todos los autores prohibidos cuando en este país nadie leía", añadía en la citada entrevista.

Historias del striptease

En 1971 Susana se instaló en Madrid y empezó a trabajar como modelo: "Trabajaba mucho, tanto en España como en el extranjero. A los 15 días de llegar a Madrid ya me cogieron para hacer la campaña primavera-verano de El Corte Inglés".

Poco a poco llegaron los papeles en el cine, con títulos como Las tres perfectas casadas, La noche de las gaviotas y, sobre todo, La Trastienda, que convirtió en estrella a María José Cantudo, protagonizando el primer desnudo integral del cine español.

A Susana lo que le convirtió en estrella fue un espectáculo, Historias del Striptease, donde mostraba su cuerpo desnudo. Antes que ella lo hicieron María José Goyanes en Equus, aunque era un top-less, y Victoria Vera entre tules con ¿Por qué corres, Ulises? Pero con Susana llegó el escándalo. El show fue todo un fenómeno social. En Eibar se llegó a suspender un partido de fútbol porque coincidía en horario con su espectáculo y ella arrastraba más público. 

Así recordaba Susana ese momento: "Nadie quería desnudarse, aunque al principio era solo un top-less. Se hizo el pase de censura y sólo autorizaron que se hiciera así. Llegué al número de Gilda donde, para hacer la parodia, yo me quedaba sólo con el guante, al revés que ella. Yo nunca he sido mujer de medias tintas. Si hay que desnudarse se hace. Me hice famosa de la noche a la mañana".

Clasificada S

Susana Estrada fue todo un fenómeno sociológico. Grabó discos, posó en infinidad de portadas, editó fotonovelas subidas de tono y llegó a tener un consultorio sexológico en la revista Playlady. Sin embargo, hizo muy poco cine si lo comparamos con lo que hicieron otras compañeras. La explicación hay que buscarla en el machismo de la industria de la época ("Yo quería que todo estuviera a mi medida y en el cine casi siempre se hacía todo al servicio del actor cómico. Nosotras éramos actrices que acompañaban al cómico").

Una de sus películas ocupando en las carteleras del mítico cine Bilbao de Madrid. 

Ella pensaba también en el público femenino y en el público gay, colectivo del que siempre fue una abandera y defensora: "Te clasificaban la películas S y, entonces, si te iban a poner esa clasificación pues ya introducías los desnudos de actores porque no tenía sentido recatarse en ese plano. Pero en general los actores que teníamos eran muy poco atractivos. Grandes actores y talentosos, pero claro, no iban a desnudar a Fernando Esteso o a José Luis López Vázquez. Al principio del destape era así. Luego ya hubo algunos chicos jóvenes y guapos que se desnudaban. Yo siempre he llevado lo mejor en mis espectáculos y películas. La mejor iluminación, vestuario y los chicos más guapos". 

Juicios, polémicas y una foto histórica 

No tener pelos en la lengua y ser una adelantada a su tiempo se paga y Susana pagó, aunque nunca haya querido ser victimista. Sin embargo, se la mantuvo sin derecho al voto y sin pasaporte hasta 1989 por escribir un consultorio sexual en la revista Playlady, año en el que desaparece el delito de escándalo público de nuestro Código Penal. 

No sólo las leyes anticuadas estaban en su contra. En uno de sus espectáculos un fanático la apuntó con una pistola, recibía amenazas de grupos de extrema derecha e, incluso, Interviú destapó tras el 23-F que ella estaba en la lista de nombres a "purgar" de haber triunfado el golpe de Estado. 

Su mítica imagen con Tierno Galván. 

Sin embargo, nunca recibió el apoyo de ninguna formación política. "Unos señores que se las daban de progres y avanzados y alardeaban de libertades y algunos que incluso venían del exilio, lo consentían. Y todo por un consultorio en una revista. Me harté de preguntar públicamente a Felipe González por qué consentía que una ciudadana de un país democrático no pudiera votar y, por supuesto, nunca movió un dedo", recordaba para Elcierredigital.com.

Sin embargo, fue precisamente con un político con quien protagonizó una imagen que ocuparía portadas de diarios e incluso del libro de Manuel Vázquez Montalbán Crónica sentimental de la Transición (Planeta, 1985). Se trata de la famosa foto en la que aparece con un pecho al aire junto a Enrique Tierno Galván. La imagen, captada por Marisa Flórez, fue tomada en febrero de 1978 en la entrega de los premios del diario Pueblo, cuando el 'viejo profesor' era líder del PSP (Partido Socialista Popular) y aún faltaba un año para que ocupara la alcaldía de Madrid. 

La censura del siglo XXI

Al contrario que otras compañeras de generación, la Estrada supo invertir su dinero e hizo de Benidorm su cuartel general. En 2017 se reeditaron sus canciones y en 2021 TVE le dedicó el documental Susana y el sexo, donde se ponía en valor su figura. 

Susana Estrada en una imagen reciente tomada por Toni Aliaga. 

La pantalla grande no le ha dado muchas oportunidades de volver a actuar aunque se vengó de algunas feministas que la criticaban en un papel paródico en la cinta Clasificada S (2008) de Félix Sabroso y Dunia Ayaso

En televisión cuida sus apariciones, en las que siempre reivindica su pasado artístico y personal en una época en la que muchas de sus fotos son prohibidas en redes sociales porque no pasan el filtro de la nueva censura del siglo XXI. Precisamente sus imágenes, que acompañaron el cambio de régimen hace más de 45 años. 

COMPARTIR: