04 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El desfile ha tenido notables ausencias: la Princesa de Asturias Leonor, Carlos Lesmes (expresidente del CGPJ) y los presidentes de Euskadi y Cataluña

Pedro Sánchez da la nota: Se salta el protocolo y hace esperar a los Reyes dentro del coche para evitar los silbidos

El Cierre Digital en Saludo del Rey al Presidente y otras autoridades.
Saludo del Rey al Presidente y otras autoridades. / El jefe del Ejecutivo incurrió en errores de protocolo.
La celebración de la Fiesta Nacional ha estado marcada por el error de protocolo protagonizado por Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno hizo esperar a los Reyes Felipe VI y Letizia dentro del coche para evitar los silbidos. También el desfile ha tenido notables ausencias: la Princesa de Asturias Leonor, Carlos Lesmes (expresidente del CGPJ) y los presidentes de Euskadi y Cataluña.

Hay cosas en la vida que son claras: la novia es la última en llegar en su boda y los Reyes los últimos en el desfile del día de la Fiesta Nacional. Así lo dicta el protocolo, al ser ellos la máxima autoridad en España. Una norma lógica que, sin embargo, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez no deja de incumplir.

Mientras que las autoridades de todo signo político llegaban con hasta media hora de antelación a la cita, el presidente del Gobierno ha llegado tres minutos tarde a la fila de bienvenida de los Reyes, lo que ha hecho que los monarcas hayan tenido que esperar dentro de su coche a que un apresurado Sánchez se incorporase a la carrera a la fila de autoridades.

Don Felipe y doña Letizia, aclamados por el público durante todo el recorrido en el Rolls Royce, fueron informados a su llegada a la plaza de Lima por su jefe de Protocolo que no podían bajarse del coche: “no abráis la puerta que el presidente no está”. Dos minutos han tenido que esperar dentro de su coche hasta reconocer el audi oficial que transportaba al presidente del Ejecutivo.

Sánchez es reincidente, cosa que agrava la situación: el año pasado el presidente ya llegó pegado a los monarcas para intentar evitar (infructuosamente) los abucheos de un público cada vez más cansado de su gestión. Y es que los abucheos a Sánchez se están convirtiendo en tradición en cada Fiesta Nacional. De hecho, para intentar evitarlo, la megafonía ni siquiera anunció su llegada. Y este año se ha alejado más aún que en años precedentes al público de las tribunas de autoridades.

Este año la situación ha sido todavía más escandalosa, pues los asistentes han respetado y han mantenido un solemne silencio durante el himno de España, pero en cuanto ha finalizado, la gente ha vuelto a romper en gritos de “dimisión”, “fuera, fuera” e incluso insultos más graves. Los pitidos han sido tan abundantes que hasta los comentaristas de TVE, que habían minimizado el sonido ambiente de su señal, no han tenido más remedio que comentar los abucheos.

Los Reyes esperando en el coche. 

Justo lo contrario ha sucedido con la llegada, veinte minutos antes de las once de la mañana, de la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Incluso algún “guapa” se pudo escuchar entre los aplausos y los vítores a la presidenta, quien no dudó en acercarse al público para saludar. A continuación, se sumó a la lista de autoridades compuesta por la ministra de Defensa Margarita Robles, el alcalde de Madrid José Luis Martínez Almeida y el Jemad Teodoro Esteban López Calderón.

Con el saludo de Sus Majestades los Reyes y la infanta Sofía se inició un desfile militar que ha brillado tras las dos últimas ediciones bajo las restricciones de la pandemia. Handesfilado por el paseo de la Castellana, 150 vehículos, más de 4000 militares, 220 caballos y 84 aeronaves.

Notables ausencias

Por segundo año consecutivo, la ausencia más notable ha sido la de la princesa de Asturias doña Leonor, que se encuentra estudiando en Reino Unido. En la zona de autoridades acompañaban a don Felipe los altos representantes del Estado, excepto el que ha sido, hasta este miércoles, presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, cuya dimisión ha publicado hace unas horas el Boletín Oficial del Estado.

Lesmes ya comunicó este lunes su dimisión con una carta a la Casa Real. En el Real Decreto se especifica que el cese se comunicó al Consejo de Ministros este martes y se hizo efectivo a las 00.00 horas del día siguiente a su publicación, según fuentes jurídicas. "Vengo en disponer el cese por renuncia de don Carlos Lesmes Serrano como Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, agradeciéndole los servicios prestados", señala el real decreto, de fecha 11 de octubre, firmado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el rey Felipe VI.

Este año se ha dado una polémica añadida al desfile con la ausencia del sector conservador de la judicatura. Según su versión, Moncloa no cursó las invitaciones a tiempo. Además, no se incluía la posibilidad, como es habitual, de ir junto a un acompañante. Desde el sector conservador de la judicatura han dejado entrever que pueda ser una especie de “castigo” de Moncloa ante el bloqueo en la renovación del CGPJ.

Al desfile han acudido todos los representantes de las comunidades autonómicas salvo (como es habitual) los presidentes de Cataluña y País Vasco, Pere Aragonés e Íñigo Urkullu. En cuanto al equipo de gobierno de Pedro Sánchez, han faltado la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, que se encuentra en Washington. Tampoco ha asistido la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Riera, que se encuentra en Praga para la reunión informal de los responsables de Energía de la Unión Europea. Tampoco acudieron la ministra de Derechos Sociales Ione Belarra, en la recta final de su embarazo ni el titular de Universidades, Joan Subirats, por asuntos privados.

COMPARTIR: