17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Estos jóvenes se entregan a los juguetes sexuales y son los menos heterosexuales de la historia moderna

La Generación Z, los nacidos a partir del año 2000 revolucionan la sexualidad en España

Jóvenes Generación Z.
Jóvenes Generación Z.
La Generación Z está revolucionando en muchos aspectos la sociedad, entre ellos la forma de entender la sexualidad. Los jóvenes nacidos entre finales de los años 90 y principios de la década de los 2000 son los protagonistas de acabar con tabúes eternos y vivir sus relaciones de una forma abierta y con menos prejuicios. Es la menos heterosexual de la historia moderna.

Aunque existen ciertas discrepancias, podemos definir Generación Z como aquella que ha nacido a partir de la mitad tardía de los 90 hasta mediados de los 2000, aunque ciertamente hay poco consenso con respecto a la terminación de "su periodo". Sin embargo, lo que está claro para cualquiera de los estudiosos, a diferencia de los millennials (sus antecesores), es que es la primera generación completa en tener la tecnología de internet fácilmente disponible a una edad muy temprana, de forma que su educación se ha servido de estas herramientas. Este acceso al resto del mundo, con independencia del lugar de nacimiento, ha influido en su manera de ver la vida y de determinar sus premisas. Y algo que forma parte de la vida, sin lugar a dudas, es el sexo.

Según el estudio “Los jóvenes y el sexo”, elaborado por la empresa CONTROL, los jóvenes de la generación Z tienen menos tabúes y contemplan las relaciones sexuales desde una perspectiva más abierta con respecto a sus antecesores. Tanto es así, que hasta el 55,5% de los jóvenes que forma parte de este estudio utiliza las redes sociales para ligar y concertar citas que pueden terminar en encuentros sexuales.

Y aunque estos jóvenes siguen utilizando la técnica de ligar en lugares de ocio nocturno, lo hacen en un 22,8% de los casos, un porcentaje muy inferior al de anteriores generaciones. Sin embargo, hasta un 40,9% ha admitido que ha mantenido relaciones sexuales con una persona que ha conocido a través de Internet, la cifra más alta de la historia. Y hasta un 35% de los jóvenes encuestados admite haber practicado cibersexo.

Los más entregados a los juguetes sexuales

La generación Z ha nacido en una sociedad más abierta, en la que el uso de juguetes sexuales se ha normalizado. La curiosidad innata a la edad y la falta de estrictas imposiciones, les ha permitido sentirse libres para descubrir cada rincón de su cuerpo y saber lo que más les gusta a nivel íntimo y sexual.

Entre los jóvenes de la generación Z es muy habitual la práctica con juguetes sexuales así como su desinhibición para comentarlo entre amigos y amigas. El uso de estimuladores de clítoris, juguetes anales o dildos vaginales está muy extendido, tanto entre las chicas como en los chicos y es algo que ni se oculta ni genera pudor.

Cuando la pandemia hace vibrar el mercado de

Juguete sexual.

Esta generación es la responsable de la mayoría de las ventas que registran las principales sex shops del país, que encuentran en estos jóvenes su principal nicho de mercado. En los sex shops online también son los clientes jóvenes los que compran juguetes sexuales en mayor medida y, sobre todo, son los que más curiosidad sienten por experimentar con estos juguetes. Un cambio de mentalidad evidente con respecto a anteriores generaciones, especialmente a la de sus padres.

La generación menos heterosexual

Esta mente abierta característica de la generación Z también se traslada a la orientación sexual, dando lugar a unos cambios que están teniendo gran impacto en la gente joven, siendo España el segundo mayor porcentaje de toda la Unión Europea de jóvenes que se definen como parte del colectivo LGTBI.

Hasta un 25% de los jóvenes españoles, según el portal de estadísticas Statista, muestra interés en experimentar relaciones sexuales con personas de su mismo sexo. Es la cifra más elevada de todas las generaciones, ya que a partir de los 34 años solo el 9% de la población afirma tener la necesidad de experimentar con ello. Por tanto, la generación Z es la menos heterosexual de la historia moderna. 

En torno al 10-11% de los jóvenes de esta generación se consideran homosexuales (gays o lesbianas) y alrededor de un 48% se consideran heterosexuales, el menor porcentaje de todas las generaciones. Y es que existe un rango cada vez mayor, entre el 25% y el 35%, que no se considera ni 100% heterosexual ni 100% homosexual.

Sin embargo, esta experimentación y conocimiento personal de su sexualidad no significa que sea la generación que más sexo practica. Al contrario, existen estudios que afirman que le dedican menos tiempo que sus padres y sus abuelos. Quizá, la normalización del sexo como una parte más de su vida y el conocimiento abierto de sus gustos, les permitan disfrutar de la sexualidad de una forma sana y en su justa medida. 

COMPARTIR: