25 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este spin doctor cordobés trabajó para el Gobierno de Rodríguez Zapatero, fue clave en las victorias del PP en el sur y asesoró a Pablo Casado

Moncloa niega la salida de Aleix Sanmartín, el consultor que intentará 'obrar el milagro' en favor de Sánchez

El Cierre Digital en
/ Aleix Sanmartín
El consultor político Aleix Sanmartín participará en la campaña electoral de Pedro Sánchez para el 23J tras haber contribuido a la de Pablo Casado en 2019. Algunos medios habían publicado que este experto en marketing político había dejado de asesorar al Gobierno, pero fuentes de La Moncloa niegan su salida a Elcierredigital.com.

La Moncloa niega la salida del consultor Aleix Sanmartín. Fuentes del Gobierno central consultadas por Elcierredigital.com desmienten algunos rumores que habían circulado en los últimos días y señalan que el consultor cordobés intentará obrar el milagro en favor de Pedro Sánchez el próximo 23 de julio, tras haber contribuido a los triunfos del PP andaluz en 2018 y 2022. 

Sanmartín intenta ocupar en parte el enorme hueco que dejó la salida hace dos años de Iván Redondo, que según las fuentes anteriormente señaladas "no tiene buena opinión" de su compañero de profesión por su supuesta "falta de ética"

"Especialista en ganar elecciones imposibles"

Óscar López relevó hace dos años a Redondo y hace unos meses tuteló el fichaje de Sanmartín, considerado como "el mejor consultor político del mundo" y que se define en redes como "especialista en ganar elecciones imposibles". 

Sanmartín, especialista en desmovilizar al adversario, no tiene reparos a la hora de admitir que trabaja tanto para el PSOE como para el PP: "No me caso con una idea política, sino con una persona. No me contratan para que yo les vote, sino para que la gente vote por ellos", aseguró. 

Este consultor nació en una familia cordobesa de UGT, militó en las Juventudes Socialistas, asesoró al Grupo Municipal Socialista de Córdoba y, gracias a su paisano Miguel Ángel Moratinos, colaboró en la campaña de José Luis Rodríguez Zapatero en 2008 y asesoró al Ministerio de Exteriores del Gobierno de España. 

Posteriormente, se marchó a México, trabajando para Andrés Manuel López Obrador, y a su regreso a España inquietó a su familia natural y política al fichar por el PP para asesorar a Juanma Moreno, al que llevó al Palacio de San Telmo en 2018 y en 2022

Aleix Sanmartín. 

Gracias a esta última campaña ganó el pasado mes de noviembre el prestigioso 'Napolitan Victory Awards', considerado como el Óscar de la consultoría política. "Este reconocimiento es un compromiso a seguir trabajando e innovando en el campo de la comunicación política para ofrecer los servicios de alta calidad que demandan los clientes", señaló el premiado. 

350.000 euros por llevar a Moreno al poder

En las andaluzas de 2018 el PSOE iba a ganar con facilidad y Ciudadanos tenía opciones de sorpassar al PP de Juanma Moreno, considerado un cadáver político en Génova 13 por su afinidad con el recién caído Mariano Rajoy. 

Pablo Casado, tras telefonazo del propio Rajoy, lo mantuvo como candidato y, gracias a Vox, el PP obró el milagro a pesar de cosechar su peor resultado. Esta 'victoria' reportó a Sanmartín 350.000 euros, 50.000 de ellos por objetivos. 

Desde entonces Sanmartín ha asesorado a barones regionales de todos los colores (el murciano Fernando López Miras del PP, el extremeño Guillermo Fernández Vara y el valenciano Ximo Puig, del PSOE). 

Sanmartín explica su cambio de chaquetas: "En la consultoría política hay dos grandes escuelas: los consultores que solo trabajan para una única ideología o visión política —generalmente la suya— o los estrategas que entendemos la consultoría política como servicios profesionales independientes. La primera escuela sostiene que solo se debe defender e impulsar la agenda, ideas y valores del propio consultor. Es una suerte de estratega-militante". 

"La segunda escuela entiende que todo el mundo tiene derecho a que sus ideas y valores sean comunicados de la manera más eficaz posible. Yo me encuadro dentro de la segunda. Es decir, más allá de que yo como ciudadano tenga una postura política sobre un tema o determinados valores personales, a mí no me contratan para que yo les vote, sino para que consigamos que otros voten por ellos. De lo contrario sería el voto más caro de la historia", añade. 

Ética

Juanma Moreno cultiva hoy un perfil centrista, pero en 2018, bajo la asesoría de Sanmartín, abrió la campaña electoral de 2018 en la puerta del puticlub Pub Ángelo en el que dirigentes socialistas gastaban dinero público. 

Estos métodos parecieron gustar al PP andaluz, que a través de Elías Bendodo recomendaron sus servicios a Génova 13. Y en Madrid, con Teodoro García Egea como jefe directo, ayudó a la campaña de las generales de 2019 en las que Más País denunció la aparición de carteles llamando a no votar al PSOE y Unidas Podemos. 

Detrás de esta guerra sucia estaría Sanmartín, al que el PP de Pablo Casado no volvió a contratar por utilizar medios de dudosa ética que se ponen en práctica de forma habitual en las campañas latinoamericanas. 

Sanmartín, que ha participado en campañas de México, Panamá, República Dominicana o El Salvador, no se corta sobre aspectos morales: "Para mí la ética en elecciones la establece la legislación de cada país. Es ético todo lo que esté dentro de la ley. Se deben utilizar todos los medios que la ley permita para ganar una elección, que es para lo que nos contratan. Todo lo que permita la ley es legítimo, todo lo que esté fuera de la legislación es condenable y no se puede ni debe utilizar". 

"Ahora bien, si la ley lo permite es mi obligación utilizar todos los recursos para lograr el objetivo de mi cliente, que generalmente es ganar una elección. De lo contrario estaría siendo desleal a quien me contrató y eso sí que no es ético", añade. 

En busca del público joven

Sanmartín estaría buscando al votante de entre 18 y 44 en favor de Pedro Sánchez, que en la campaña del 28M ha lanzado varias promesas que buscan simpatías entre el público joven: desde descuentos de hasta el 90% en el interrail nacional al impulso de la FP. 

Otra de las líneas programáticas de Sánchez se enfocaron en la vivienda, quebradero de cabeza para la juventud. La línea de avales para cubrir el 20% de la hipoteca o la construcción de 43.000 viviendas para alquileres asequibles también se pueden relacionar con los objetivos electorales de Sanmartín

COMPARTIR: