19 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El torero se ha visto envuelto en una demanda judicial por supuestamente, regar de forma ilegal un terreno de su propiedad cercano a parque de Doñana

Los pelotazos de 'El Litri' bajo sospecha: Éxito en los negocios y amor con Casilda Ybarra

El Cierre Digital en Miguel Báez, el Litri.
Miguel Báez, el Litri.
El torero madrileño Miguel Báez 'El Litri' ha amasado una fortuna con diversos negocios tras abandonar los ruedos a finales de la década de los noventa. El diestro también ha sido objeto de polémicas, ya que este pasado mes de octubre estuvo inmerso en una demanda judicial por supuestamente haber regado de forma ilegal un terreno de su propiedad cercano al acuífero de Doñana. También es objeto de la prensa en su vida personal, como también lo es su pareja, Casilda Ybarra.

Los últimos años no han sido fáciles para el torero madrileño Miguel Báez 'El Litri' pese a haber encontrado de nuevo el amor junto a la historiadora sevillana Casilda Ybarra de Fontcuberta, ya que este pasado 2022, con tan solo quince días de diferencia, fallecieron sus padres, el torero valenciano Miguel Báez y Espuny «El Litri», y su esposa, Concha Spínola

En 1998 el diestro madrileño decidió dejar los ruedos y dedicarse a la gestión del patrimonio familiar, pero también a otros negocios. En este tiempo, a pesar de su perfil bajo, ha protagonizado algunas noticias, entre ellas, la que daba a conocer la  demanda judicial interpuesta el pasado mes de octubre contra él (y otros rostros conocidos), por supuestamente haber regado de forma ilegal un terreno de su propiedad cercano al acuífero de Doñana. Un lío judicial en el que, según informó elcierredigital.com, también se vio inmersa Eugenia Martínez de Irujo, hija de la fallecida duquesa de Alba. 

De los líos de Doñana al éxito en el negocio de las gasolineras

En el año 2019, el empresario y extorero se hizo la finca Carrascalejo, que cuenta con una superficie aproximada de 360 hectáreas de olivo, lo que exige un riego intenso para su manutención. El extorero habría extraído más de 2.000 millones de metros cúbicos de agua sin una autorización previa, tal y como relata la Fiscalía.

La Fiscalía se querella contra el extorero El Litri por extraer 2.000  millones de litros de agua de manera ilegal junto a Doñana | Andalucía |  España | EL PAÍS

Finca Carrascalejo, de Miguel Báez 'El Litri', a las afueras de Sevilla.

La Fiscalía de Medio Ambiente de Sevilla denunció al Litri por dos delitos. El primero, contra el medio ambiente y, el segundo, por daños al dominio público hidráulico, que cifra en 574.308 euros tras hacerse pública la denuncia del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés). La Fiscalía solicitó a Miguel Báez que se sentara a declarar al estar siendo investigado por el juzgado. Según ha informado el diario El País, el letrado del extorero aseguró que la querella era "una actuación ejemplarizante y un escarnio con su defendido, dada su proyección mediática". 

Según expuso la Fiscalía, el Litri adquirió la propiedad en cuestión cuando se trataba de una finca que no requería de un sistema de riego artificial. Sin embargo, la denuncia sostiene que el diestro habría realizado un cambio de uso en su olivar sin solicitar la autorización correspondiente a la Junta de Andalucía. Este trámite solo puede obtenerse tras un estudio del impacto ecológico de la extracción de agua de la propiedad. El Litri habría realizado el regadío de su terreno utilizando cuatro pozos que extraen agua subterránea de un corredor verde que es imprescindible para que el agua circule por Doñana, según han informado diversos medios de comunicación.

Sin embargo, es su inversión en tres gasolineras localizadas en la provincia de Sevilla la que, según publicó 'Vanitatis', en 2022 le hizo facturar nueve millones de euros de los cuales le habrían quedado únicamente 175.000 euros limpios. 

Del toreo al negocio agropecuario

Miguel Báez Spínola, el Litri, nació en Madrid el 8 de septiembre de 1968, era hijo de María Concepción Spínola González, Conchita, fallecida en junio de 2022, y del famoso torero del mismo apodo de mediados del siglo pasado, Miguel Báez y Espuny, que falleció un mes antes que su mujer. Vivió su infancia en Huelva, donde sus padres se afincaron.

Desde muy joven se decantó por el mundo del toro, en el que su abuelo y su tío Manuel también habían sido matadores. Fue durante el verano de 1984 cuando se puso por primera vez ante el público, en un festival celebrado en la localidad abulense de Arenas de San Pedro. Comenzó a anunciarse en los carteles junto a los hijos de otros conocidos toreros, como Rafael Camino, hijo de Paco Camino, y Julio Aparicio, hijo del torero del mismo nombre. Así, poco a poco, estos carteles de sagas taurinas fueron cautivando con intensidad a los aficionados debido a su aire familiar y conocido.

El Litri' se casará con Casilda Ybarra en mayo

El Litri.

Miguel tomó la alternativa el 26 de septiembre de 1987 en la plaza francesa de Nimes, de manos de su padre que se vestía por última vez de luces. Y en 1991 se presentaba en Madrid como matador de toros durante la feria de San Isidro, acompañado en la lidia por José María Manzanares y José Ortega Cano. Fueron doce temporadas en activo con relativo éxito, ensombrecidas por tardes de desastre y otras de dolor (en 1989 perdió multitud de corridas por una hepatitis mal curada). El 3 de agosto de 1998 decidió despedirse de la afición española en la plaza onubense de La Merced para “nunca más volver”.

Hoy se dedica a sus millonarios negocios inmobiliarios y agropecuarios, cuya sede central está situada en la calle Rico, número 14, de Huelva. Para los primeros tiene constituida la sociedad  Litri S.A. dedicada a “la explotación de apartamentos privados”, con unos activos cercanos a los once millones de euros (10.808.361) y con un capital social de 1.475.785 euros. Y para los segundos tiene varias empresas constituidas como: Santa María del Río S.A., dedicada al cultivo de cereales, con un activo de casi 105 millones de euros; Agropecuaria Valdío de Torres S.A., dedicada al cultivo de hortalizas y productos de vivero, con unos activos de 2,4 millones de euros; Hacienda Vadillo S.L., con un capital social de 518.000 euros y dedicada a la “producción agraria combinada con la ganadera”; y ACCSMULTI S.L., dedicada a la explotación de fincas rústicas, con un capital social de 3,3 millones de euros.

Su matrimonio con Carolina Herrera

Si hay una unión entre torero y chica rica que sobresalió por encima de todas es la formada por Carolina Adriana Herrera, la llamada “heredera” de un emporio de moda creado por su madre y valorado en más de 500 millones de euros, y el diestro madrileño, criado en Huelva. A ellos se asociaba el dinero, la supuesta distinción y la elegancia pero también lo estrafalario, la gesta y la diversión. Los dos tuvieron una infancia feliz. Uno, rodeado de toros en la finca onubense de su padre, y ella, embrujada por flores y lujos en la hacienda colonial caraqueña de La Vega, pues formaba parte de las 200 familias de la cúspide social de Venezuela. Muy pronto sus sueños se hicieron realidad.

Miguel Baez El litri y Carolina Herrera: sus primeras navidades separados

El Litri junto a Carolina Herrera.

Hasta contraer matrimonio con la rica heredera venezolana Carolina Adriana Herrera, al torero se le habian adjudicado numerosas relaciones. Una de ellas con Chábeli Iglesias Preysler, hija mayor del cantante Julio Iglesias y de la filipina Isabel Preysler, y también con Eugenia Martínez de Irujo, duquesa de Montoro. Tras dos años de noviazgo, Miguel y Carolina Adriana contraían matrimonio el 19 de junio de 2004 en la capilla construida a tal efecto en la finca de “Los Guateles”, propiedad del matador de toros, con 1.400 hectáreas y situada en el kilómetro 13 de la carretera que une las localidades cacereñas de Aliseda y Villar del Rey.

La boda, como no podía ser menos, también fue por “todo lo alto”. A ella acudieron seiscientos invitados, todos ellos interrelacionados: primeras figuras del toreo, diseñadores, artistas, aristócratas,... lo que algunos denominan la crème de la crème de la sociedad. Previamente al enlace, los novios habían celebrado una gran despedida de solteros para sus amigos en la localidad madrileña de Chinchón, en el entorno de la Fundación Arte y Autores, con cena y fiesta flamenca incluida. 

Carolina Herrera se casó embarazada, aunque su madre lo negó tajantemente. Días después afirmaba en la revista Que me dices: “Sí es cierto, estoy embarazada de dos meses; lo que pasa es que quería mantenerlo en secreto hasta que estuviera de un poco más y no me apetecía que mis amigos íntimos se enteraran por la prensa”. La primogénita, Olimpia de la Concepción, nació en la Clínica Ruber de Madrid el 14 de marzo de 2005. Después vendrían dos hijos más: un niño de nombre Miguel, nacido al año siguiente, y una niña, Atalanta, que nació el 19 de noviembre de 2008. En el verano de 2017, el matrimonio anunció su divorcio después de meses de rumores de crisis y, aunque nunca se confirmó, también se habló de posibles relaciones extramatrimoniales del diestro madrileño. 

Su vida junto a Casilda Ybarra

Tres años después de la ruptura con la heredera del imperio Herrera, el diestro madrileño encontraba de nuevo el amor. Lo hacía con la historiadora y especialista en museografía Casilda Ybarra de Fontcuberta, con quien pasó por la vicaria en mayo de 2022. Una boda con veto a la prensa en el cortijo Carrascalejo, ubicado en Sanlúcar La Mayor (Sevilla).

La ya mujer del torero desciende de José María Ybarra Gutiérrez, el fundador, a principios del siglo XIX, de la conocida marca de mayonesas, aceites y salsas. Sus descendientes incrementaron exponencialmente el patrimonio al estar involucrados con los Altos Hornos de Vizcaya, el Banco Bilbao Vizcaya, Grupo Correo de Comunicación, Iberdrola o el BBVA. Uno de sus miembros más conocidos en el ámbito empresarial es Emilio Ybarra.

Miguel Báez, 'El Litri', y Casilda Ybarra: todos los detalles de su boda

El Litri junto a Casilda Ybarra.

A pesar de que algunos de estos apellidos tienen condados y marquesados, se comenta que, a raíz de unas oscuras maniobras de hace algunos años, la familia de la novia no está lo que se dice boyante. Por parte de la madre de la novia sí hay pedigrí. Su madre, Casilda de Fontcuberta y Alonso es hija de la marquesa de Bellamar y por sus venas corre también sangre azulada de los duques de Estremera e incluso de los Medinaceli.

A día de hoy, el matrimonio lleva una vida discreta en la provincia de Huelva y, a pesar de los problemas que mantiene el torero madrileño con la Fiscalía, se encuentra inmerso en los distintos negocios que, tras abandonar los ruedos a finales de la década de los noventa, ya forman parte de su impero. Un imperio valorado actualmente en millones de euros. 

COMPARTIR: