17 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El último caso es el de un joven en TikTok aparece en varios vídeos con un chaleco del CNI y disparando un supuesto rifle, que podría ser delito

El recurso de 'lo ilegal' para conseguir seguidores en redes: De las agresiones de Borja Escalona al falso francotirador

/Video TikTok haciéndose pasar por agente CNI.
/Video TikTok haciéndose pasar por agente CNI.
La discreción es una de las bases fundamentales del trabajo en el Centro Nacional de Inteligencia, un principio por el que sus propios agentes no alardearían de su trabajo, a no ser que sea todo una mentira, y que solo quieras conseguir seguidores YouTube o en Tik Tok, como es el caso de un joven que aparece en varios videos de esta plataforma con chaleco del CNI y disparando un rifle. Tácticas para conseguir seguidores, pero que podrían tener graves consecuencias en los tribunales.

Desde hace ya varios años las redes sociales se ha posicionado como grandes medios de éxito, que todo el mundo conoce. Plataformas como Tik Tok, donde existen perfiles de cualquier rango de edad, incluso de menores, son el medio perfecto para innovar y conseguir el máximo de seguidores posibles. 

Pero muchas veces no todo lo que se muestra en las redes es lo que parece, como ocurre con el joven que se hace pasar por agente del Centro Nacional de Inteligencia, donde aparece en varios vídeos con un chaleco negro en los que luce en blanco, bien visible, las siglas “CNI”.

2023052316030722569

Centro Nacional de Inteligencia. 

El protagonista de los vídeos lleva botas militares, pantalón al menos muy similar al del uniforme pixelado boscoso del Ejército de Tierra, y sobre una camiseta, ese chaleco negro con bolsillos y varios complementos. Mientras, en la espalda lleva las letras CNI en color blanco y gran tamaño- aunque se puede apreciar que la letra C está medio despegada). En el pecho, de nuevo, luce en un lado las siglas del servicio, esta vez con un tamaño más pequeño y junto a una bandera de España, y en otro el escudo del centro.

Además en sus publicaciones utiliza la etiqueta “contratista militar”, lo que da a entender que podría trabajar como personal de seguridad privada, u operador en alguna empresa de este sector. Todo esta representación es falsa. El joven se hace pasar por un profesional de seguridad y espionaje que actúa por las calles sin tener en cuenta que estas acciones podrían ser constitutivas de delito.

Las agresiones del youtuber Borja Escalona

Pero no es la única red social donde los jóvenes recurren a ‘tácticas’ para conseguir seguidores. En el caso de Borja Escalona, el youtuber capaz de todo para aumentar su número de seguidores.

Este youtuber y streamer, perdió sus canales en las plataformas de Twitch y Youtube tras cometer una serie de delitos durante la grabación de sus contenidos: asaltar campos de fútbol, golpear a una mujer y amenazar de muerte a otros compañeros de profesión, logrando gran repercusión.

 

Hace un mes, Escalona volvía a ocupar todos los comentarios de las redes sociales después de grabarse en directo robando unas gafas de sol de un comercio, alegando que eran el pago de una promoción valorada en 15.000 euros. Un incidente que suma a  la larga lista de vídeos polémicos que lleva protagonizando desde 2016, cuando empezó en YouTube.

Otras tácticas al borde de la Ley para ganar seguidores

La  influenser Bread bao de Taiwán, engaño durante tres años a sus seguidores diciendo que padecía una mortal enfermedad: cáncer de páncreas.  Esta persona compartía rutinas de ejercicios que, según ella, eran sesiones “para tratar el cáncer” y que publicaba con el hashtag #cancerfightingdaily.

Pero su historia comenzó a tambalearse cuando su expareja confesó que su enfermedad era una mentira.

Aunque no es la única que por redes sociales mintió acerca de su estado de salud. Una joven de 19 años, residente de Iowa, Estados Unidos, fue señalada de haber mentido a sus seguidores en redes sociales y a cientos de personas para pedir dinero, que utilizaría en un supuesto tratamiento contra el cáncer que “padecía”. La mujer llegó a recolectar unos 37.000 dólares, lo que equivale a 33.746,59 euros.

Según informaron algunos medios,  esta  joven identificada como Madison Russo habría indicado desde sus redes sociales que tenía un tumor del “tamaño de un balón de fútbol”, por lo que sufría de cáncer de páncreas y pedía a las personas ‘de buena caridad’ que le ayudaran con donativos, a través de una cue

COMPARTIR: