29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La exmujer del exministro pasó de cobrar apenas 20.000 euros anuales del PSOE a convertirse en millonaria tras amasar un patrimonio deslumbrante

Vida y milagros de Ana Rodríguez: La gallega a la sombra del hoy acaudalado José Bono durante treinta años

El Cierre Digital en
/ El exministro de Defensa José Bono y su exmujer Ana Rodríguez.
El patrimonio de José Bono sigue dando que hablar después de que se haya conocido que ha adquirido cinco posesiones en Toledo a través de una empresa instrumental que comparte sede con Tecnove SL, proveedora de Defensa. Menos conocidas son las posesiones de su exmujer, Ana Rodríguez Mosquera, que se convirtió en también en acaudalada a la sombra del exministro de Defensa. al que acompañó durante treinta años de 1980 a 2010.

José Bono es noticia tras conocerse que adquirió cinco propiedades inmobiliarias en Toledo a través de la compañía Tojsama 14 SL, que comparte sede social con la polémica Tecnove SL. Esta última empresa es proveedora del Ministerio de Defensa, del que el manchego fue titular, siendo respaldado entonces por Francisco Pardo, hoy director de la Policía Nacional tras haber vicepresidido la citada Tecnove. 

El patrimonio de Bono es de sobra conocido, pero más oculto se encuentra el de su exmujer, Ana Rodríguez Mosquera, que hasta 2003 ganaba los 20.000 euros anuales que le pagaba el PSOE por trabajar para el partido y, una vez separada, declaraba poseer más de 1,7 millones de euros en participaciones empresariales; 1,6 millones correspondientes a 80 participaciones de la Hípica Almenara; 1.133 euros que procedían de unas 3.000 acciones de La Atalaya 52, SL; y 41.543 euros contantes y sonantes procedentes de dos cuentas corrientes. 

Además, contaba con 17 hectáreas de la citada hípica, repartidas en tres parcelas catastrales en Toledo; así como un apartamento y dos plazas de garaje de la misma sociedad en la playa de El Campello (Alicante)

Perfil de Ana Rodríguez

Contó Juan Luis Galiacho en el libro 'Mujeres del gran poder' que Ana nació en Guatemala el 21 de abril de 1958. Es hija de inmigrantes gallegos de familia acomodada. Su padre era ingeniero industrial que marchó a Guatemala en busca de trabajo ya que en España, al ser hijo de un militante republicano, no tenía nada fácil su existencia durante el régimen del general Franco. Sin embargo, en su familia nunca ha predominado una única línea política, muy al contrario.

Al cumplir los 15 años, sus progenitores la enviaron con su abuela a La Coruña para buscarle nuevos horizontes. Desde entonces, ella se considera una coruñesa de pro. Tres años después de su llegada a Galicia conocería por primera vez a José Bono. Sin embargo, este primer encuentro no resultó un flechazo. “Los dos estábamos en el PSP (Partido Socialista Popular) de Tierno Galván. Pero lo que sucedía era que él me lleva ocho años y aunque ahora no se notan, cuando tú tienes dieciocho un señor de 26 te parece muy mayor… y no prendió la chispa”, señaló en su día. 

Bono_Ernesto_Manrique

Ana Rodríguez junto a su otro ex, Ernesto Manrique. 

Sería mucho más tarde cuando la llama del amor prendería. “Fue tres años después, un día que quedé con unas amigas que estaban en casa de Pepe. Entonces fue cuando nos enamoramos. Ahí sí se produjo el flechazo, porque de verdad fue un flechazo…”.

Cuenta Bono, en uno de sus múltiples libros propagandísticos, que formalizaron el noviazgo en 1980 durante las fiestas de la romería de Albaladejo, un pueblecito de Ciudad Real de 1.600 habitantes situado en el límite geográfico con las provincias de Albacete y Jaén. 

Dice Ana que el político ya tenía la misma labia de hoy en día. “Puedo decir que me persiguió mucho, Pepe es muy persistente”. Tan sólo fueron seis meses de noviazgo. “Cuando el amor llega a tu vida, por qué vas a esperar”, (sic). Por entonces, el PSP venía de fusionarse con el PSOE y a la joven guatemalteca le quedaban aun casi dos años para acabar la carrera de Ciencias Políticas y Sociales. El matrimonio se celebró finalmente el 20 de diciembre de 1980. 

Bono vivía por entonces a caballo entre Albacete y Madrid. Sus ingresos de 105.500 pesetas, según confesó a la prensa local, le permitían tener un piso propio en la ciudad manchega –que le costó tres millones y medio de pesetas- y vivir holgadamente en Madrid en un piso compartido “con un paisano”. Más tarde, al año de casarse, compraría una vivienda en Madrid de 173 metros cuadrados. 

Paralelamente, Ana había conseguido su primer trabajo como funcionaria en el Ayuntamiento de Madrid, en aquella época liderado por los denominados centristas. “Cuando me vine a Castilla-La Mancha pensé en no dejar mi trabajo. Y lo que hice fue pedir la excedencia con la intención de volver, porque cuando me pidieron en el partido [fue Alfonso Guerra] que viniera a hacer campaña con Pepe como candidato del PSOE en Castilla-La Mancha me dijeron: “no te preocupes que no vamos a ganar…”

Pero desde ese año, 1983, ya nunca más volvería ya como currante a la capital de España. “No pude seguir porque me resultaba imposible compatibilizar vivir en Toledo con ir a trabajar todos los días a Madrid”. Una vez ya establecida en Castilla-La Mancha empezó a trabajar en distintas editoriales y luego en el propio partido socialista

Su marido, el presidente, la introdujo como socióloga en la sede regional de este partido en Toledo; eso sí, retribuida. Se especializó en sectores sociales marginados y durante todos estos años ha figurado dentro del organigrama socialista en el denominado “Gabinete de Relaciones con la Sociedad”. Su sueldo, antes de abandonar su marido la presidencia de Castilla-La Mancha donde ha estado 21 años, rondaba los 20.000 euros 

Contaba el director de Elcierredigital.com que Rodríguez hizo negocios en Castilla-La Mancha con la conocida marca "Tous". Ana Rodríguez Mosquera se dedica a montar y gestionar joyerías de esta firma por toda Castilla-La Mancha. 

De este modo, paso a paso, el patrimonio familiar del matrimonio de Ana Rodríguez Mosquera y José Bono, casados en régimen de gananciales, seguía creciendo. Esta actividad comercial se unía a otra que tampoco ha descuidado Ana Rodríguez Mosquera: la inmobiliaria.

Buena relación pese a Carmen Lomana

Entre Bono y su ex, tras su ruptura en 2010, sigue habiendo buena sintonía tal y como demostraron en un acto en el que coincidieron hace menos de un año en el Club del Siglo XXI.

El exministro parece haber perdonado que Carmen Lomana, amiga de su ex, desvelase que esta iba comentando por los mentideros de la Villa y Corte que el motivo de la ruptura era que su ya exmarido presuntamente tenía un gran amigo personal valenciano, que hoy tiene a su lado en sus negocios en la República Dominicana, donde Bono tiene su doble nacionalidad, y además está bien colocado en el Palacio Presidencial de su amigo el todopoderoso líder dominicano Luis Abinader. 

COMPARTIR: