07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Debemos tener cuidado con el uso que hacemos de nuestros dispositivos tecnológicos, con las búsquedas que realizamos y a la red que nos conectamos

Trucos para proteger nuestros datos y empresas de las múltiples trampas de los hackers

Trucos para evitar hackeos
Trucos para evitar hackeos
Los hackeos están presentes en el día a día. Los dispositivos móviles y aparatos inteligentes que tenemos en casa y que nos hacen la vida más fácil pueden poner en peligro nuestra información e incluso la de nuestra empresa. Estos son algunos de los trucos que debemos seguir para no vernos afectados por un ciberataque: Apagar los dispositivos si no los vamos a usar, cambiar las contraseñas a menudo, no compartir nuestra ubicación y no conectarnos a redes públicas, entre otras.

Vivimos en un mundo dependiente de la tecnología, todos disponemos de un dispositivo móvil conectado a las redes sociales en las que compartimos nuestra información y un buscador en el que consultamos todo lo que nos pasa por la cabeza. Además, la mayoría de las viviendas ya cuentan también con aparatos inteligentes que nos hacen la vida más fácil y nos ayudan, pero también nos ponen en peligro. Existen altavoces que nos recuerdan la lista de la compra, timbres con cámaras y alarmas que nos permiten ver nuestra vivienda en tiempo real.

Una investigación realizada hace meses desveló que las viviendas con dispositivos inteligentes están expuestas a más de 12.000 ciberataques a la semana desde cualquier punto. El estudio se basó en comprobaciones de hechos que ciudadanos aseguraban haber vivido, desde la escucha activa de nuestras conversaciones hasta piratas informáticos que observan nuestras casas a través de cámaras.

Por otra parte, el teletrabajo está en auge a raíz de la pandemia por covid-19 y esta circunstancia la tienen en cuenta los ciberdelincuentes para entrometerse en nuestros dispositivos de trabajo, que en la mayoría de los casos tienen una red corporativa e información confidencial, violando tanto nuestra privacidad como la de nuestra empresa.

Sin embargo, hay ciertos consejos que se pueden seguir para no sufrir un hackeo en nuestro día a día, en nuestro móvil o aparato inteligente.

Proteger nuestros archivos

Es importante realizar una copia de seguridad de nuestros archivos, sobre todo de los importantes. Esto se puede hacer de manera automática o manual, de cualquiera de las dos formas se recomienda que se haga. Sobre todo si salimos de casa, para no correr el riesgo de que cuando volvamos no tengamos acceso a nuestros documentos.

Corey Nachreiner, jefe de seguridad de Watchguard Technologies explica que «Aunque existen herramientas que pueden automatizar este proceso, puedes copiar en otro equipo todos los archivos y documentos almacenados en carpetas específicas de tu ordenador para hacer una copia de seguridad única. Las copias de seguridad deben conservarse de forma remota, no local, por lo que una manera sencilla de llevar esto a cabo consiste simplemente en transferir una copia de estos archivos a un equipo de almacenamiento USB»

Apagar los dispositivos 

Un hábito poco recomendable pero muy común es dejar nuestros dispositivos bloqueados pero no apagados. En esta situación, un ordenador es igualmente vulnerable. Lo mejor es apagarlo, de forma que no podrán tener acceso a él y no podrán hackearlo. Si no vas a necesitarlo, apágalo.

Actualizar

Actualizar el software. Un aviso que, en ocasiones, nos llega al ordenador o móvil y lo dejamos para otro momento. Sin embargo, olvidarnos de ello por no haberlo hecho en el momento puede acarrear consecuencias. No actualizar el software hace vulnerable nuestro aparato ante ataques cibernéticos. Las actualizaciones, mayoritariamente, traen mejoras de seguridad ante riesgos novedosos que mejoran la resistencia a hackeos. 

Estar atento a las estafas y el phishing

Como ya ha advertido elcierredigital.com en varias ocasiones debemos tener cuidado con mensajes que nos pidan datos, contraseñas o que provengan de sitios que nos provoquen desconfianza. Y es que podríamos estar ante un ataque de phishing, un tipo de estafa que tiene por objetivo obtener datos privados del usuario sobre todo para acceder a cuentas bancarias.

No utilizar una red wifi pública

Lo más común si viajamos o estamos en un lugar que no es nuestra casa es acceder a la red wifi del sitio, que en la mayoría de los casos puede ser pública si se trata de un restaurante, un hotel, un centro comercial… pues evitar una red wifi publica es una de las medidas más importantes que debemos tomar para no sufrir un ataque, ya que estas ofrecen una protección básica, sin cifrado alguno.

En muchas empresas y coincidiendo con el teletrabajo, se recomienda que antes de acceder a una red pública se haga un control a través de un antivirus, usar una VPN como capa adicional a la conexión, evitando así que puedan acceder a nuestro correo electrónico, por ejemplo.

Apps fiables

Descargar un juego o una aplicación para editar es algo que sucede cuando tenemos un móvil y un poco de tiempo libre, pero debemos tener cuidado con lo que descargamos, sobre todo si utilizamos el mismo dispositivo personal para el trabajo. Descarga solo aplicaciones conocidas y a través de las tiendas oficiales como App Store o Play Store.

Proteger nuestra identidad, doble cerradura

Preguntar siempre para qué se utilizará la información que nos piden, leer las condiciones generales cuando se accede a una pagina web y evitar compartir detalles como la ubicación, son buenos consejos para protegerte de un hackeo..

Además, cambiar las claves periódicamente puede ser primordial, sobre todo en las redes wifi. Cuando conectamos un router por primera vez este viene con una contraseña por defecto, por lo general, difícil de adivinar, o eso creemos nosotros. Lo que no sabemos es que los ciberdelincuentes cuentan con largas listas de estas contraseñas, que para ellos son comunes, por lo que cambiarlas cuanto antes puede evitarnos futuros problemas.

COMPARTIR: