09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La relación paralela entre la modelo y el guardia civil es otra más de las s utilizadas por la prensa del corazón para satisfacer el morbo nacional

El caso de Alba Carrillo y Jorge Pérez recuerda las infidelidades más conocidas: De Brad Pitt a Iñigo Onieva

 Jorge Pérez y Alba Carrillo.
Jorge Pérez y Alba Carrillo.
A lo largo de la historia, la prensa del corazón ha desvelado infidelidades entre algunas de las parejas más mediáticas del papel cuché. A mediados de la década de los 2000, Hollywood asistía a la ruptura de los actores Jude Law y Sienna Miller. El intérprete había mantenido un affaire con la niñera de sus tres hijos. Al igual que ellos, han sido muchos los matrimonios de la fábrica de sueños que han roto a causa de terceras personas.

La historia de la modelo Alba Carrillo y el guardia civil Jorge Pérez durante la fiesta de Navidad que organizaba la productora Unicorn, en la que ambos trabajan, ha revolucionado las principales cabeceras de la prensa rosa. No solo por los vídeos que han circulado por las redes sociales sino porque además de varios besos habrían finalizado en el domicilio de su compañera Marta López. 

El pasado sábado el colaborador de televisión abandonaba entre lágrimas el plató del programa Fiesta y sentenciaba en un comunicado que “mi prioridad es estar con mi mujer y recuperar la cordura”. Precisamente fue Alicia Peña, la mujer del exsuperviviente y madre de sus cuatro hijos quien se pronunció en su perfil de la red social instagram. La coach confirmó que “el amor todo lo puede y estoy aquí para apoyarle”. La reciente infidelidad ha revolucionado los platós de televisión y de hecho, ha recordado a algunas de las deslealtades más sonadas en la prensa del corazón.

Sienna Miller y Jude Law, la ruptura de los 2000

Ambos formaban una de las parejas más mediáticas de Hollywood. Los actores Sienna Miller y Jude Law se conocieron en 2003 durante el rodaje de la película Alfie. Él era uno de los seductores del momento y ella una de las intérpretes más deseadas de la fábrica de sueños. El flechazo fue inmediato. 

Jude Law, Sienna Miller y Daisy Wrigth.

Law venía de una relación con la actriz británica Sadie Frost y madre de sus tres hijos Iris, Lafferty y Rudy. El protagonista de El talento de Mr Ripley no tardó en proponer matrimonio a Sienna Miller. Aunque aquella relación parecía idílica, un hecho crearía un cisma en la pareja. En 2005 la niñera de los hijos de Law, Daisy Wrigth, concedió una entrevista al diario The Sunday Mirror en la que confirmaba que había mantenido un affaire con el actor británico. 

La ‘nanny’ de los niños afirmó que había sido “increíble. Jude es un amante magistral que hizo vibrar todo mi cuerpo”. Aquellas palabras provocaron que Law emitiera un comunicado el 8 de julio de 2005 en el que reconocía la aventura que tuvo junto a la niñera de sus hijos y pedía disculpas a su prometida. La pareja continúo su relación hasta 2006 aunque no llegaron a pasar por el altar y fue Miller quien, hace un par de años, declaró que “estaba en shock por todo lo que estaba sucediendo”. La aventura que mantuvo junto a la niñera de sus hijos dañó tanto la imagen del intérprete que estuvo casi dos años sin trabajar.

“Intentar fingir que el matrimonio era algo que no era”

Si la ruptura entre Sienna Miller y Jude Law revolucionó la sociedad hollywoodiense, la de los actores Jennifer Aniston y Brad Pitt no se quedó atrás. La historia era digna de comedia romántica. Ambos intérpretes, un anuncio de compromiso matrimonial en mitad de un concierto de Sting y una boda idílica. Nada podía salir mal para aquella pareja que dominó las principales cabeceras de la prensa rosa de la década de los noventa. O sí. 

Jennifer Aniston, Brad Pitt y Angelina Jolie.

Tan solo cinco años después de uno de los enlaces más recordados, el actor estadounidense comenzaba un nuevo proyecto cinematográfico junto a la intérprete californiana Angelina Jolie. Se trataba de la película ‘Sr y Sra Smith’ en la que ambos interpretaban a un matrimonio de agentes secretos mal avenido. Fue en el set de rodaje donde el amor que se profesaron surgió de manera paulatina y donde Pitt engañó a Aniston. 

Aquel año Brad Pitt ponía fin a su matrimonio con Jennifer Aniston e inició un romance junto a la protagonista de Tomb Rider, algo que produjo gran conmoción entre sus seguidores y los dividió en torno a ambas mujeres. Fue en una entrevista que el actor ofreció a la revista Parade cuando se sinceró sobre su vida junto a la actriz de Friends. “Creo que mi matrimonio tuvo algo que ver con eso. Intentar fingir que el matrimonio era algo que no era”.

La relación entre los protagonistas de ‘Sr y Sra Smith’ perduró en el tiempo a lo largo de 12 años, seis hijos y una boda. En 2016 decidieron poner punto y final a su historia por “diferencias irreconciliables” y a día hoy muchos nostálgicos sueñan con el regreso de Brad y Jenn.

“No tengo miedo a quedarme soltera”

El pasado 21 de septiembre la socialité Tamara Falcó anunciaba en sus redes sociales que el próximo año contraería matrimonio con el empresario Iñigo Onieva. Tras dos años de romance y varias relaciones fallidas, la marquesa de Griñón pasaría por el altar. Un deseo que se truncó en apenas 24 horas. El jueves 22 de septiembre un vídeo comenzó a circular por las redes sociales y en él podía verse al ingeniero besando a una chica durante la celebración del festival Burning Man. En un principio se especuló sobre que ese vídeo se había grabado cuando Onieva se encontraba soltero. 

El revuelo mediático era mayúsculo y la pareja se convirtió en la más perseguida de la capital. Y al día siguiente se les vio juntos pues tenían una boda en Aravaca. Al salir del coche para acceder a la finca donde se celebraba el enlace, fue el empresario quien ofreció unas declaraciones a la prensa. “Quiero a Tamara con locura y nos vamos a casar pese a quien le pese” y aprovechó para asegurar que "siempre se están sacando cosas inventadas”.

Tamara Falcó ha roto con Íñigo Onieva

Tamara Falcó e Iñigo Onieva.

Pese a las palabras de Onieva y su asistencia a la boda como pareja, los rumores ante la posible deslealtad no cesaban. Finalmente, el ingeniero se vio obligado a admitir la infidelidad mediante un comunicado en el que sostenía que “en los vídeos aparecía en una actitud inaceptable” y que estaba “absolutamente arrepentido”. Tanto la aristócrata como el ingeniero se convirtieron en las dos personas más buscadas de Madrid. 

Fue Tamara Falcó quien reapareció ante los medios de comunicación en un evento en el Teatro Real y no dudó en hablar sobre cómo se encontraba. “Aún estoy en estado de shock. Para mí el matrimonio es una promesa de amor eterno, así que estoy contenta de que haya salido ahora”. Actualmente, ambos han tomado caminos separados aunque personas allegadas a Iñigo Onieva afirman que continúa enamorado de la hija de Isabel Presyler y que quiere reconquistarla. El pasado 20 de noviembre, la diseñadora de moda cumplió 41 años y confirmó que “no tenía miedo a quedarse soltera”. 

COMPARTIR: