07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El príncipe Guillermo, con 40 años, es el sucesor natural al trono y los hijos del duque de Sussex, Harry, se han convertido técnicamente en príncipes

Los Windsor: Análisis de los miembros de la Casa Real británica tras la coronación de Carlos III

El Cierre Digital en
/ El príncipe Guillermo, Camila de Cornualles y el recién coronado Rey Carlos III.
Tras la muerte de la reina Isabel II y la coronación de Carlos III como rey de Reino Unido, analizamos los nuevos títulos y posición de los miembros de la Casa Real británica. La familia real se reestablecerá en Windsor, donde pasó sus últimos años Isabel, con un núcleo más reducido. El príncipe Guillermo, a sus 40 años pasa a ser el heredero del trono británico, mientras los hijos de Harry se convertirán en príncipes a pesar de las desavenencias entre ambos hermanos.

Tras la proclamación de Carlos III como nuevo rey del Reino Unido, empiezan a sucederse los cambios dentro de la estructura de la familia real. La intención del nuevo monarca es instalarse en Windsor, donde la Reina Isabel II pasó sus últimos años, y reducir la familia real al núcleo más cercano.

Mientras se producen las despedidas oficiales a Isabel II, el nuevo monarca ha ido dando pinceladas de cómo va a estructurar su núcleo familiar, una situación bastante compleja que compromete a su hermano Andrés, Duque de York (apartado de los actos oficiales por su implicación con un caso de abusos sexuales a menores) y y a su propio hijo, el príncipe Harry, tras su “espantada” y fuga con su esposa a Estados Unidos.

De hecho, en el primero de los homenajes oficiales, llevado a cabo en Escocia en la tarde de este lunes, se ha podido ver acompañando al cortejo fúnebre al príncipe Andrés, el único que ha ido vestido de civil ya que se le retiraron sus títulos militares.

El rey Carlos III se enfrenta a unos desafíos complejos y dolorosos, pues al destierro de su hijo y hermano se une el listón impuesto por su madre en cuanto al enfoque general, el estilo y los modales de la familia real. A diferencia de la discreción absoluta de Isabel II, llevamos décadas sabiendo de la vida del antiguo príncipe de Gales, tanto a nivel institucional como a nivel personal –con todas las peripecias de sus matrimonios y revuelos con las mujeres–. 

La sucesión al trono británico sigue, tras una ley promulgada en el año 2013, la regla de la primogenitura absoluta, es decir, tiene preferencia el hijo nacido en primer lugar, con independencia de su sexo. Hasta ese momento se habían seguido las reglas de la primogenitura pero con preferencia del hombre sobre la mujer (es por ello que la princesa Ana no adelantó a sus dos hermanos varones).

Uno de los cambios más importantes que más van a dar que hablar sin duda alguna es que los hijos del príncipe Harry, Archie HarrisonLilibet Diana Mountbatten-Windsor, se han convertido técnicamente en príncipes. Así lo establece la orden de 1917 que impuso el rey Jorge V: "Los hijos de cualquier soberano y los hijos de los hijos del soberano tendrán en todo momento y disfrutarán del título de Alteza Real, con el título de Príncipe o Princesa antes de sus respectivos nombres de pila o sus títulos honoríficos".

De hecho, en estos días los padres de los nuevos príncipes, Harry y Meghan, duques de Sussex, protagonizaron la imagen de la reconciliación de los “cuatro fantásticos” a las puertas del Castillo de Windsor.

harry_y_meghan

Harry y Meghan Markle.

Una fuente del palacio de Kensington informó que fue el duque de Cambridge el que invitó a su hermano y cuñada a unirse a ellos, dejando atrás las diferencias que les separan. Fue inevitable fijarse en que las dos cuñadas caminaron en extremos separados, sin entablar conversación y con Meghan tocándose el cabello una y otra vez en un inequívoco gesto de comunicación no verbal que delataba su incomodidad.

Los duques de Sussex han confirmado que van a permanecer en Londres hasta finales de septiembre, y seguramente sus niños volarán a Reino Unido desde California, donde se han quedado al cargo de Doria Ragland, la madre de Meghan.

Camilla, reina consorte

Camilla se casó con Carlos III en el año 2005 y pasó a ser automáticamente la princesa de Gales, título que nunca utilizó para respetar el recuerdo de la malograda Diana de Gales. Quizá la sociedad británica no hubiera tolerado tampoco que se adjudicara un título que ahora ostenta Kate, futura heredera al trono.

11205_carlos_y_camilla

Carlos III y Camilla.

La reina Isabel II decidió el pasado mes de febrero que Camilla no sería princesa, sino reina consorte, como así ha sido proclamada: "Cuando, en la plenitud de los tiempos, mi hijo Carlos se convierta en rey, es mi sincero deseo que Camilla sea conocida como reina consorte mientras continúa con su leal servicio", afirmó la soberana.

Guillermo y Catalina

El ducado de Cornualles, perteneciente a Camilla, ha pasado a ser de los príncipes Guillermo y Catalina. En cuanto al nombramiento de príncipe de Gales, título que se otorga tradicionalmente al heredero, será el propio rey Carlos III el que lo haga oficial y le entregue el título.

El príncipe Guillermo ha pasado a ser el primero en la línea de sucesión del trono británico. Llamado a ser el rey en el futuro, su vida familiar le ha puesto bajo los focos, en especial a raíz de su distanciamiento de su hermano Harry, después de que este y su mujer, Meghan Markle, abandonaran la familia real.

En estos años, los duques de Cambridge se han ganado el corazón de los ingleses con su imagen de familia feliz y cercana al pueblo, muy alejados de la infancia del heredero, cuando sus padres Carlos y Diana discutían en público.

kate_y_william

El príncipe Guillermo y Kate junto a sus hijos.

La pareja deja entrever con regularidad su vida doméstica, como las tareas escolares de sus hijos durante el confinamiento, o sus actividades deportivas. De hecho, las fotografías que filtran de sus hijos han hecho que estos tres príncipes se sientan también como hijos de todo el Reino Unido. 

El ducado de Edimburgo pertenecía al príncipe Felipe, que falleció el pasado año, y ahora que Carlos es rey, tendría que pertenecer a otro miembro de la familia. Aunque se valora que el monarca podría pasarle el ducado a su hermano Eduardo, quien se ha hecho cargo de muchas organizaciones benéficas del príncipe Felipe, la realidad es que Carlos III ha dejado claro que valora simplificar los títulos de la casa, por lo que seguramente el príncipe Eduardo nunca llegue a heredarlo.

La compleja situación de Andrés

Aunque el duque de York se haya unido a la familia real en los actos de despedida de la reina, no se espera que retome sus funciones institucionales después.

andres_duque_york

Andrés, duque de York.

El príncipe Andrés fue alejado de la vida pública en 2019 por el escándalo provocado por sus conexiones con Jeffrey Epstein. El duque perdió también sus patrocinios reales y su dignidad de Alteza Real. Desde entonces la casa real puso distancia, y tan solo podemos exceptuar esa última aparición del brazo de su madre en el servicio de acción de gracias en memoria de su padre, un acto familiar pero oficial al mismo tiempo. Ni tan siquiera participó en las celebraciones del Jubileo de Platino de su madre.

El duque podrá llevar su uniforme militar en la vigilia que se hará en Westminster el próximo miércoles 14 de septiembre como señal de respeto a su madre. No así el príncipe Harry, el otro miembro desterrado de la familia real.

COMPARTIR: