22 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL CRECIMIENTO DE DISNEY+, AMAZON O APPLE ES UN DESAFÍO PARA LA PLATAFORMA, QUE OBTIENE, DESPUÉS DE MUCHO TIEMPO, PÉRDIDAS DE SUSCRIPTORES

Netflix, a la deriva: La empresa se sitúa en el peor momento de su historia frente al resto de servicios de pago

La empresa se sitúa en el peor momento de su historia frente al resto de competidores. Recorta sus precios en la India para luchar con Amazon y Disney+ en la denominada "guerra del streaming" del mercado audiovisual. A pesar del nuevo contenido de interés, que se reforzará en enero, los inversores se alejan del valor, que está viviendo su momento más bajo desde septiembre de 2019. Mientras, otras plataformas realzan su puesto ocupando las primeras posiciones del mercado.

La plataforma de streaming, Netflix, fue toda una revolución en 2015, cuando tomó su expansión a nivel internacional. A pesar de su creación en 1997, la compañía no obtuvo grandes beneficios hasta 2008, cuando contó con 8,4 millones de suscriptores, que a día de hoy ya son casi 140 millones de usuarios alrededor del mundo. Sin embargo, en 2007, Netflix se sintió vulnerable debido a su servicio de vídeo bajo demanda en Estados Unidos. Este año, la compañía vuelve a revivir la misma situación delicada.

Netflix ha expandido sus redes por todo el mundo, a excepción de China, atrayendo a más de 151 millones de suscriptores de pago a su plataforma. Sin embargo, la llegada de nuevos competidores, desde Disney y Apple a los tradicionales operadores de cable, y las dificultades cada vez mayores para sumar nuevos suscriptores amenazan a este gigante del entretenimiento.

Plataforma 'Netflix'

Después de alimentarse de su contenido durante años, Netflix no comenzó a producir contenido original hasta 2013 con House of Cards.  La empresa que dirige Reed Hastings está viendo cómo sus mayores proveedores de programación están a punto de entrar a competir con ellos en su propio terreno.

Lanzamiento de Disney +

Netflix llegó a un acuerdo con Disney en 2012, para ser la plataforma exclusiva de su contenido, un acuerdo que se reafirmó en 2016. Sin embargo, la compañía adelantó que parte de sus planes futuros estaban relacionados con la entrada en el mercado de la transmisión vía streaming a través de un servicio propio. Un movimiento obvio al tratarse de una empresa con una cantidad tremenda de contenido y franquicias sumamente exitosas.

Platafaforma 'Disney Plus'

La plataforma de streaming Disney+ lanzó  su primer servicio en los Estados Unidos y Canadá el 12 de noviembre de 2019.​ Una versión de prueba y de acceso gratuito se lanzó en Países Bajos el 12 de septiembre de 2019 y en España llegó el 24 de marzo de 2020. Su reciente creación refleja la pequeña trayectoria que tiene la compañía, aunque en poco tiempo ha alcanzado altas cifras de suscripciones. 

El objetivo de Disney, tras el lanzamiento del streaming de ESPN, era dejar de depender de las compañías de cable para negociar y vender el contenido directo al espectador.

Actualmente, la compañía se encuentra al mismo nivel que Netflix, incluso ambas plataformas compiten en 'la batalla del streaming' por ser el número uno. 

Netflix pierde abonados en EE.UU.

El modelo de pago de Netflix en los Estados Unidos es diferente al de sus rivales,  que pagan las series en el momento de la entrega. La compañía registra estos gastos de forma aplazada durante toda la vida útil del producto. Esto ha sido aceptado por la industria por las generosas primas, de hasta el 50%, que pagaba. Pero Netflix ya no está sola. Amazon o Apple se han vuelto más agresivos a la hora de pujar por nuevos contenidos, dando a los productores opciones más allá de Netflix. Además, pagan al contado, lo que podría obligar a la plataforma a cambiar su modelo de financiación.

A mitad de este año, la fórmula, tan éxitosa hasta entonces de Netflix, sufrió un considerable descenso de suscriptores, por primera vez en ocho años. La subida de sus tarifas en algunos mercados no fue bien recibida por los clientes. Los nuevos competidores a los que se enfrenta la plataforma son una deuda que crece con fuerza año a año y poco margen para aumentar sus inversiones. Netflix se encuentra probablemente ante el mayor desafío desde que decidió cambiar los DVD por Internet.

COMPARTIR: