12 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El informe de transparencia de la multinacional del año pasado determinó que una de cada tres solicitudes provienen del país americano

Google cobra ya a EEUU por el acceso a datos, mientras que en España existe una pregunta parlamentaria al Gobierno

Google ha comenzado a cobrar a las autoridades por la información.
Google ha comenzado a cobrar a las autoridades por la información.
Desde el pasado 13 de enero, la compañía estadounidense Google ha comenzado a cobrar a las autoridades gubernamentales por el acceso a los datos de usuarios. Tarifas que pueden alcanzar hasta los 245 dólares (223 euros). La medida todavía no ha sido exportada a Europa. El GPIC del Senado ya ha realizado una pregunta parlamentaria al gobierno español para determinar si Google también cobra a nuestras autoridades cuando piden esos datos para investigaciones policiales o judiciales.

La página web mas popular del mundo, Google, ha empezado a cobrar a las agencias gubernamentales de los Estados unidos por el acceso a los datos de los usuarios como parte de investigaciones policiales. Las tasas dependiendo del tipo de solicitud, irán desde los 45 y 245 dólares, al cambio, entre 40 y 223 euros.

En el pasado, estas peticiones se hacían de manera gratuita, sin embargo, debido a la alta demanda por parte de los estamentos gubernamentales estadounidenses que buscan esclarecer investigaciones tomando como una fuente importante el acceso a los datos de los usuarios, la compañía ha decidido tomar cartas en el asunto imponiendo una suma de dinero que tendrán que obligatoriamente pagar.

A raíz de la denuncia de la asociación Apedanica, Carles Mulet, senador designado por las Cortes Valencianas y perteneciente al Grupo Parlamentario Izquierda Confederal (GPIC) ha realizado una pregunta al gobierno: "¿Tiene el Gobierno conocimiento de cuánto se ha pagado a Google hasta ahora y qué está solicitando por cualquier de sus servicios a las instituciones públicas en España?" 

Google proporciona una hoja de tarifas 

Esta medida entró en vigor desde el pasado 13 de enero, según consta en un documento en el que Google detalla que se reserva el derecho a cobrar distintas tarifas atendiendo al caso.

La agencia estadounidense cobrará 45 dólares por petición cuando se trate de información básica de un usuario, mientras que por responder a una orden judicial se pedirán 150 dólares, está última proporciona un registro con información del usuario.

Las órdenes de registro requerirán más dinero, una suma de 245 dólares por la que las autoridades podrán contar con información del usuario y el historial de su actividad. Por otra parte, las escuchas policiales tendrán una tarifa de 60 dólares.

 La medida entró en vigor el pasado 13 de enero.

La agencia española Europa Press ha emitido una nota en la que Google ha confirmado que el cobro de tasas en EE.UU. es "un reembolso por sus gastos derivados del cumplimiento de órdenes de detención y citaciones". Según la empresa, estas practicas están amparadas por la ley de Privacidad de Comunicaciones Electrónicas.

A pesar de las nuevas tasas, la empresa a través de su portavoz ha manifestado que renunciara a estos reembolsos cuando se trate de “casos de seguridad infantil y emergencias que pongan en peligro la vida”.

El último informe de transparencia de datos de Google, durante la primera mitad del año pasado la compañía recibió más de 75.000 solicitudes gubernamentales para acceder a los datos de 165.000 cuentas en todo el mundo, donde una de cada tres (25.000) procedía de Estados Unidos.

COMPARTIR: