29 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cómo la telemedicina mejora la calidad de vida del paciente

La telemedicina, tras el fuerte impulso de la pandemia, se ha consolidado como una realidad llena de ventajas. A través de la cita médica online se consigue algo muy complicado, que gane tanto quien presta el servicio, el médico o profesional sanitario, y quien lo recibe el paciente.

Por ello, la telemedicina ha venido a quedarse, porqué sus ventajas son muy importantes, pero esto no quita que también tenga que hacer frente a diferentes retos para crecer y consolidarse.

Ventajas de la telemedicina

La telemedicina permite un rápido acceso entre médico y paciente, pero también un mejor seguimiento. Los distintos profesionales sanitarios tienen un acceso más sencillo a la información del paciente, mientras que este también tiene la misma oportunidad que contarle todo lo que desee al médico, y sin esperar tanto tiempo como ocurre cuando la consulta es presencial.

Con ello se consigue una comunicación directa entre médico y paciente de forma mucho más rápida, sin filtros o de otras terceras personas, como cuando un médico de cabecera le deriva a un especialista y con ello un diagnóstico rápido.

Y es que, la telemedicina está abierta a todas las especialidades médicas entre las que destaca especialmente la enfermería en su papel fundamental en enfermos crónicos de seguimiento de los pacientes, tanto para evitar problemas como para detectarlos, recabando información que rápidamente se reflejan en su historial y pudiendo así actuar de forma más eficiente.

Por ello, una de aplicaciones más claras de la telemedicina es que llega de forma más rápida a zonas remotas, aunque aquí tenemos uno de los hándicaps, que es la brecha digital con las personas mayores y la capacidad de conexión, aunque por ejemplo en España esto no será un problema en breve, por la implementación en toda la geografía de conexiones de alta velocidad a través de fibra.

Además, hay implicaciones muy positivas para el paciente. No solo ahorra tiempo, y dinero, en desplazamientos, sino que al no tener que acudir a un consultorio o un hospital minimiza la posibilidad de contraer otras enfermedades, especialmente para algunos pacientes crónicos, especialmente si por diversas razones tienen un sistema inmunológico débil, como ocurre con ciertas enfermedades inflamatorias mediadas con inmunodepresión.

El servicio médico también tiene ventajas importantes. Desde luego, una de estás es la reducción de costes, pero también una mejor asignación de recursos, lo que redunda de nuevo en el cuidado y bienestar del paciente.

Algunos retos de la telemedicina

Desde luego, la telemedicina tiene que afrontar algunos retos. Uno de los más evidentes está en la inversión inicial y su mantenimiento, esto dificulta, por ejemplo, su implementación en los centros de salud más pequeños.

Pero sobretodo es la preferencia que tienen la mayoría de los pacientes aún por la atención presencial, por ello es importante recalcar todas las ventajas de las citas médicas online, y plantearlas no como una alternativa única, sino como algo complementario que puede ahorrar tiempo y prevenir y tratar mejor una dolencia muchas veces, mientras que la cita presencial tendrá su utilidad en otros casos.

COMPARTIR: