13 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cómo elegir el ordenador portátil más adecuado a tus necesidades

Un 78% de los hogares españoles tienen ordenador, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, un porcentaje que se dispara hasta el 93% en los hogares que tienen hijos. Un dato que refleja la importancia del ordenador para múltiples usos que van desde el estudio al trabajo, pasando por el ocio. Pero también este crecimiento se debe al auge del ordenador portátil que se ha convertido en el equipo mayoritario en los hogares por encima de el de sobremesa.

Este crecimiento en el ordenador portátil no solo se debe a sus ventajas en movilidad, poder llevar el ordenador con nosotros, y que su precio se ha reducido enormemente en las últimas décadas, también se debe a su versatilidad. A la hora de comprar un portátil debemos analizar que es lo que necesitamos, cuál es nuestra prioridad: estudiar, trabajo técnico, ofimática, jugar o que cumpla varias de estas funciones. Hay portátiles para todos los gustos y necesidades y por ello es vital que elijas una marca de confianza como tu mayorista de Lenovo con la gama más completa con la que conseguir tus objetivos.

Uso profesional

El ordenador es una herramienta básica de trabajo, en muchos trabajos es fundamental, pero las necesidades pueden ser muy distintas. Por ejemplo, alguien que se desplace mucho y que fundamentalmente se dedique a escribir en Word o trabajar en Excel, lo más valorado debe ser la movilidad con equipos ligeros y compactos. Aspectos como la memoria del equipo no es tan importante, pero si duración de batería y un tamaño reducido que les haga más manejables.

Por el contrario, si te dedicas a trabajos más técnicos como el diseño, arquitectura, retoque de fotos, los requerimientos cambian. Tendrás que optar por tamaños de pantalla superiores, por ejemplo, de 17 pulgadas, y otros puntos como memoria y discos duros solidos, que permitan acceder más rápidamente a archivos de gran tamaño son aspectos muy valorados.

Ordenador para Gaming

Pero no todo es trabajar. A pesar del auge de las videoconsolas, el uso del ordenador para jugar no ha decaído. Además, este campo desde hace años no es exclusivo de los ordenadores de sobremesa. Las capacidades gráficas de muchos ordenadores portátiles nos permiten disfrutar de los juegos más exigentes en cualquier lugar.

De nuevo los requerimientos deben ser más exigentes: una pantalla grande, que nos permita disfrutar de los juegos, un procesador y memoria suficiente para que el juego pueda fluir sin problemas y, por supuesto, una tarjeta gráfica. También es importante otro aspecto, el teclado, ya que es la herramienta fundamental para manejar el juego, y que debe combinar que sea duradero y cómodo.

Ordenador para estudios

El portátil se ha convertido también fundamental para los estudios. El cambio ha sido importante, ya que llevar tu ordenador a la universidad, por ejemplo, conlleva una enorme mejora en la productividad. Ya no lo usas solo para hacer algún trabajo o pasar apuntes en casa, sino que puedes tomarlos directamente, a la vez que consultas online bibliografías, descargas documentos, realizas reservas en bibliotecas, etc.

Esta movilidad hace que los equipos fundamentalmente sean ligeros, pero también que tengan una buena batería, ya que mucha parte del trabajo se realiza sin conexión eléctrica. Igual que hay enorme diferencia entre los estudios, también la hay entre ordenadores. Si su uso masivo se centra en procesador de texto, hojas de cálculo y presentaciones sus requerimientos serán menores que si se necesitan programas de edición y diseño más complejos y su tamaño superior.

Una mención importante tiene los convertibles, aquellos que combinan las ventajas de ordenador y tableta y que, por ejemplo, permiten tomar notas y apuntes con mayor facilidad y que tienen la potencia y conectividad perfecta para acompañar al estudiante en el día a día.

Para todo

Aunque cada vez hay más hogares con más de un dispositivo hay muchos que apuestan con un equipo que supla bastantes de estas necesidades, ya sea las profesionales como las de ocio y estudio, especialmente en el ámbito del hogar.

En este caso, hay que prestar igual de atención a sus características y no comprar un portátil cualquiera que cubra alguna de las necesidades, como reproducir vídeo, navegar por Internet con fluidez o tareas ofimáticas básicas, pero quedarse corto en otras, tanto profesionales como de ocio.

Por todo ello, antes de comprar un ordenador no te dejes llevar por el primero que veas, sino analiza todos sus requerimientos para que cumpla lo que necesites.

COMPARTIR: