24 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según el sindicato SUP, está prohibido que los agentes los usen en interior de domicilios salvo consentimiento del titular de los derechos afectados

La Policía Nacional estrena los dispositivos de grabación unipersonal, pero con límites

Policía Nacional.
Policía Nacional.
Los agentes de la Policía Nacional ya tiene en sus manos los dispositivos de grabación unipersonal (DGU), pero habrá unas reglas a seguir para que no puedan 'abusar de este método a su antojo'. En elcierredigital.com hemos accedido al informe en el que se explica al detalle el funcionamiento de esta nueva herramienta. El Sindicato Unificado de Policía (SUP) expresa, además, cuáles son las especificaciones de uso de estos dispositivos de grabación.
La Policía Nacional ya tiene en sus manos los dispositivos de grabación unipersonal (DGU), pero habrá unas reglas a seguir para que los agentes no puedan abusar de este método a su antojo, según ha expresado el Sindicato Unificado de Policía (SUP) a elcierredigital.com. Además, hemos accedido al informe en el que se explica al detalle el funcionamiento de esta nueva herramienta.
 
Según el sindicato, una de las limitaciones que presenta esta novedad en el Cuerpo de la Policía, es la prohibición de que los agentes los usen en interior de domicilios salvo consentimiento del titular de los derechos afectados.
 

Sindicato Unificado de Policía (SUP). 

Según lo expresado en este informe: “De acuerdo con el Protocolo sobre la utilización de los DGU, la asignación de los mismos se realizará de forma colectiva a las diversas unidades y servicios, principalmente uniformados y estará restringida al personal de la Policía Nacional destinado en áreas de seguridad ciudadana. Asimismo tendrán la consideración de elemento de dotación policial, de carácter colectivo y de empleo unipersonal”.

Informe del funcionamiento 

El sindicato SUP explica: “La activación de los DGU se realizará de forma manual por el personal de seguridad ciudadana que requiera su empleo o de forma automática cuando estos dispositivos estén vinculados con otros dispositivos de dotación policial”.

De tal forma que “en aras a dar mayor difusión a la ciudadanía, se dará oportuna publicidad a través de los canales institucionales existentes, sobre la implantación de los DGU como nueva herramienta de uso policial, destinada a las funciones orientadas a garantizar la seguridad ciudadana.

Por último, destacan que “la publicación tiene, además de dar a conocer a la ciudadanía el uso de los DGU así como de la autoridad responsable de su implantación, el objetivo de que los interesados puedan ejercer su derecho de acceso, rectificación, supresión y limitación del tratamiento”.

Polémicas con la Ley de Seguridad Ciudadana

El 21 de noviembre de 2021 ya publicamos en elcierredigital.com el acuerdo alcanzado entre Unidas Podemos y PSOE para derogar la Ley de Seguridad Ciudadana, también conocida como 'Ley mordaza', que provocó el malestar de diversos sectores de la Policía Nacional, que calificaron el pacto de " despropósito inadmisible". En concreto, la supresión de la prohibición de grabar y difundir sin autorización previa imágenes de agentes disgusta a sindicatos como el SUP, que creía que supondría un "peligro evidente" para la integridad física de los policías y sus familias.

Policía Nacional. 

Esta Ley de Seguridad de Ciudadana fue aprobada por el Partido Popular de Mariano Rajoy. El Gobierno de coalición anunció el cierre de un acuerdo para la reforma de la también conocida como 'Ley Mordaza', aprobada en 2015 con las críticas de la oposición, que tildó la medida de "antidemocrática".

Desde entonces, su derogación fue un mantra habitual para las filas del PSOE. "Se criminaliza la disidencia ideológica bajo la idea de que esa disidencia altera el orden público y la seguridad ciudadana, como en otras épocas se hizo con leyes como la Ley de Peligrosidad y rehabilitación social" o "su objetivo es sancionar al disidente, al que protesta, al considerar que quien protesta altera, no la seguridad, sino la tranquilidad pública", señalaban los socialistas, aunque durante la etapa más dura del confinamiento echaron mano de esta ley para proponer 1.089.917 multas.

Pese a todo, según informaron desde Unidas Podemos, finalmente terminaron de cerrar los puntos pendientes para su modificación. A falta de conocer las propuestas del PNV, el partido ponente de la reforma de la 'Ley Mordaza', afirmó que en la nueva legislación "no se podrá sancionar la toma y difusión de imágenes" de policías cuando éstas "no afecten al derecho a la intimidad o la seguridad de los agentes o sus familias". 

COMPARTIR: